AYER A LA MAÑANA

Robaron unos diez mil pesos en una inmobiliaria

 

La inmobiliaria “Prezioso”, ubicada en San Martín entre Necochea y Arenales, fue el lugar donde el ilícito se produjo. Víctima del mismo resultó el hijo menor del martillero que fuera asesinado en enero de 2007. Mientras que un sujeto aguardaba afuera del local en una moto, un cómplice suyo que aparentemente estaba armado ingresó a cometer el hecho. Horacio Prezioso se descompensó luego de sufrir el robo y tuvo que ser llevado al hospital, donde permaneció internado algunas horas.

JOSÉ BERGER
<
>
JOSÉ BERGER

Una inmobiliaria situada en la zona céntrica de esta ciudad se convirtió ayer a la mañana en escenario de un robo, cuando un sujeto -que al parecer estaba acompañado por otro que se quedó afuera esperándolo en una moto- ingresó para apoderarse de alrededor de diez mil pesos en efectivo, después de que amenazó a uno de los propietarios del comercio indicándole que portaba entre sus ropas un arma de fuego.

La víctima de lo que fue este robo sufrió un shock nervioso por el que instantes después, una vez que el delincuente se dio a la fuga, tuvo que ser trasladada al Hospital Pintos, centro asistencial donde hasta ayer por la tarde estuvo internada y fue sometida a diferentes estudios.

Un delincuente que dijo que estaba armado

El robo se produjo en la inmobiliaria “Prezioso”, cuyo local está situado en San Martín entre Arenales y Necochea.

Y fue Horacio Prezioso, el menor de los dos hijos del martillero que fuera asesinado en enero del año 2007, quien se convirtió en la víctima del ilícito.

El hombre, de 47 años, estaba solo ayer en la inmobiliaria cuando habían transcurrido unos minutos de la hora diez e ingresó al lugar un sujeto con fines de robo.

De acuerdo con una primera versión de lo sucedido que el propio Horacio Prezioso pudo brindarle a la Policía, ese sujeto que ingresó al local es un joven que actuó a cara descubierta, aunque tenía una gorra y un buzo con capucha que parcialmente ocultaba su rostro.

Ni bien ingresó, lo primero que hizo fue consultar a uno de los propietarios de la inmobiliaria sobre el precio de unos alquileres. Pero inmediatamente, lo empujó y comenzó a exigirle al menor de los hijos de Miguel Ángel Prezioso que le entregara la plata que había en el local.

La situación no se prolongó durante mucho tiempo. Fueron algo más de dos minutos los que el ladrón necesitó para apoderarse de manera ilegítima de dos sobres en los que, en total, había unos diez mil pesos.

Ese dinero, proveniente de pago de alquileres que instantes antes se habían recibido ayer en la inmobiliaria, se convirtió en el botín con el que el delincuente se dio a la fuga.

En todo momento el sujeto que cometió el robo le decía a Horacio Prezioso que estaba armado, aunque nunca le exhibió arma alguna a la víctima, sino que hacía diferentes gestos insinuando que la tenía oculta debajo de un buzo que llevaba puesto, señalaron fuentes policiales a este medio.

Trascendió también que el ladrón tuvo intenciones de obligar a uno de los  copropietarios de la inmobiliaria a que abriera una caja fuerte en busca de más dinero, aunque finalmente eso no sucedió y optó por huir llevándose esos ya mencionados diez mil pesos.

El dato

Diferentes versiones de testigos recogidas en el lugar, una vez que la Policía se hizo presente, indicaban que el autor del robo actuó en complicidad con otro sujeto que en inmediaciones de la inmobiliaria lo estaba esperando en una moto. Al respecto, anoche los investigadores cotejaban las grabaciones de cámaras de seguridad que están ubicadas en inmediaciones del comercio, con el fin de obtener registros que sirvan para identificar a ambos, quienes al parecer huyeron en la moto en contramano por San Martín.

JAVIER PREZIOSO: “FUE MÁS EL SUSTO QUE OTRA COSA”

“Fue más el susto que otra cosa”, dijo ayer a la tarde Javier Prezioso en diálogo con este diario, al referirse al estado de salud de su hermano Horacio, el mismo que todavía permanecía internado en el Hospital Pintos luego de que en horas de la mañana se convirtiera en la víctima de este robo en la inmobiliaria que está en San Martín entre Necochea y Arenales.

Tras ese contacto mantenido por el mayor de los Prezioso con EL TIEMPO, instantes después se supo que su hermano había sido dado de alta desde el centro asistencial municipal, luego de que fue sometido a diferentes chequeos de salud a causa de ese shock nervioso que sufriera durante el robo que lo tuvo como víctima.

“Él siempre tiene presión alta y se le subió la presión. Pero no fue un preinfarto lo que sufrió, fue más el shock nervioso por el susto. Estaba en un estado de shock y tenía la presión por las nubes. Los mismos policías que se entrevistaron con él después llamaron a una ambulancia para que lo llevaran al hospital”, señaló Javier Prezioso.

“Uno se quedó afuera y el otro entró. Por abajo del buzo mi hermano no sabe si ese que entró tenía un arma, pero le apuntó”, contó también con relación a lo sucedido en la inmobiliaria.

Si bien consideró que el hecho fue cometido “al boleo”, justo coincidió con que ayer a la mañana en la inmobiliaria había dinero: esos diez mil pesos que el sujeto sustrajo, provenientes del cobro por diferentes alquileres que Horacio Prezioso había hecho efectivo instantes antes en el local.

A pesar de la hora y el lugar en el que el robo se produjo, algo a lo que calificó como “atípico, pero que te desconcierta”, Javier Prezioso señaló que “nadie vio nada”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *