ROBO Y ALLANAMIENTO

El domicilio allanado ayer por policías del CPR.
CPR AZUL/PBA


Un allanamiento realizado ayer por personal policial en una casa de Villa Piazza Norte permitió recuperar elementos que un día antes habían sido denunciados como robados en un establecimiento rural.
En la vivienda allanada, ubicada en Comercio entre Lamadrid y Sarmiento, se incautaron también dos plantas de marihuana de más de dos metros de alto cada una, por lo que el hombre que está sospechado de ser el autor del robo que diera lugar a ese procedimiento fue notificado de la formación de otra causa penal por una infracción a la Ley de Estupefacientes.
El allanamiento lo llevaron a cabo policías del Comando de Prevención Rural de Azul, contando con apoyo de efectivos de otras dependencias de seguridad.
Hasta el domicilio convertido en el objetivo de ese procedimiento se había llegado contando con diferentes datos surgidos tras la denuncia que el pasado martes un hombre llamado Rubén Garciarena presentara en el CPR.
En esa denuncia indicaba que de un establecimiento rural llamado “La María Teresa”, que le pertenece y está ubicado en el Cuartel II del Partido de Azul, sobre el camino viejo a Tandil y a aproximadamente unos 1.500 metros de la Ruta Nacional número 3, habían sido sustraídos diferentes elementos.
Previo forzar la puerta de la vivienda del establecimiento rural, al menos un sujeto robó herramientas de albañilería, dos garrafas y también, entre otras cosas, una hidrolavadora y dos hormigoneras.
Con la orden conseguida ayer, los policías se dirigieron a ese ya mencionado domicilio situado en la calle Comercio de Villa Piazza Norte.
Una garrafa de diez kilos y varias herramientas de albañilería sustraídas en el establecimiento rural fueron incautadas, según se informó.
Además, “en el patio de la vivienda se procedió al secuestro de dos plantas de marihuana de 2,50 metros de alto”, dijeron voceros policiales ligados a la realización del procedimiento.
Eso derivó en que al hombre sospechado de cometer el robo también lo acusaran de una infracción a la Ley de Estupefacientes.
De 31 años, voceros policiales del CPR Azul lo identificaron como Juan Manuel Corbalán.
En la denuncia radicada por el robo en el establecimiento rural, el damnificado mencionó que halló manchas de sangre en su propiedad, después de que uno de los autores del hecho se había lastimado, al cortarse con un vidrio.
El mismo día de sucedido el ilícito, los policías tuvieron conocimiento de que Corbalán había sido hallado lastimado en la ruta, con un corte en el talón de Aquiles, lesión por la que después tuvo que ser atendido en el Hospital Pintos, dijeron también ayer los voceros de seguridad.
Ahora se aguarda por cotejos de ADN que sirvan para determinar si las manchas hemáticas halladas en la casa del establecimiento rural donde el robo se produjo el martes son coincidentes con la del grupo sanguíneo del hombre sospechado de cometer ese ilícito, a quien ayer le allanaron en Villa Piazza Norte la vivienda donde reside.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *