SU FALLECIMIENTO

Rodolfo Piazza, compromiso y dedicación

Rodolfo Piazza falleció ayer en nuestra ciudad a la edad de 70 años.


Ayer, a los 70 años, falleció en Azul el reconocido y querido ingeniero Rodolfo Piazza. Nació en nuestra ciudad el 1 de agosto de 1947 y, a lo largo de su vida, se dedicó a muchos oficios, pero ya a temprana edad supo que necesitaba involucrarse en proyectos comunitarios e institucionales para mejorar distintos aspectos de Azul.
Cuando terminó la secundaria, como muchos otros, emigró a Buenos Aires para estudiar Ingeniería Industrial, profesión que llevó con mucha dedicación y trabajo arduo. Principalmente su carrera profesional la realizó en Cerámica San Lorenzo, circunstancia que lo hizo recorrer distintos puntos de nuestro país y vivir en ciudades donde cosechó  infinidad de amigos que hoy lloran su pérdida.
A lo largo de su vida ha integrado una gran cantidad de comisiones y participado activamente en instituciones con el objetivo de hacer algún aporte desde su lugar y en todas ha dejado un gran recuerdo. Su participación más activa, y tiene que ver con el negocio familiar relacionado con las actividades agropecuarias, fue la de ser presidente de la Sociedad Rural de Azul en el año 2008, labor que llevó adelante con mucha entereza en momentos en que la situación del país era más que complicada. En la actualidad, Piazza era vicepresidente segundo de la comisión, por lo que deja un gran vacío en esa institución.
Rodolfo Premoli, vicepresidente primero de la actual comisión, recordó los años de trabajo junto a Piazza, a quien definió como “una persona con una gran capacidad y muy activa en la institución, comprometida, solidaria, cálida y humana”.
En este sentido agregó que “vamos a extrañar mucho a Rodolfo no sólo por sus cualidades sino también por sus cualidades humanas; una persona de bien, sensible… un tipo bárbaro”. A título personal agregó que “yo voy a estar siempre muy agradecido porque me formó a su lado y eso lo valoro mucho”.
Además participó activamente en la Fundación CEDA, en la Fundación Teatro Español de Azul y en el Rotary Club.
Durante muchos años, Piazza también integró la Federación Bonaerense de Voley, donde coordinaba las actividades deportivas y también fue uno de los supervisores de los equipos de Voley de Santa Fe. Uno de sus compañeros de aquel momento, fue Miguel Marziotti, quien sostuvo: “Rodolfo era un tipo que se preparaba mucho y ponía mucho de sí. A nosotros nos aportó mucho con su inteligencia y muy capaz y dispuesto a trabajar”. En este sentido agregó que “fue una pieza fundamental para nosotros cuando arrancamos porque tenía mucha experiencia y conocimiento sobre el tema”.
Entre otras instituciones que formaba parte, una de ellas es la Asociación de Amigos del Museo López Claro, desde donde unía dos de sus pasiones: el campo y las artes plásticas. Durante diez años fue el principal impulsor, como representante de la Sociedad Rural, del certamen de dibujo y pintura que se realizaba en Azul y la zona, y del que han participado miles de niños.
Por este motivo Claudia Bogliano, quien hasta hace unos días fue directora del Museo de Bellas Artes, contó que el trabajo “fue siempre muy predispuesto e interesado por las artes plásticas. Era un pequeño coleccionista de obras porque tenía un gran interés estético y siempre estaba presente en el museo”. Para ella, Piazza “era una persona sumamente entusiasta y emprendedora. La verdad que lo vamos a extrañar en el Museo”.
Sus restos fueron velados de manera privada y serán cremados en el crematorio Pino de Paz de la vecina ciudad de Olavarría.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *