RUGBY: VETERANA ES LA BORRAJA Y SIGUE GANANDO 

Los veteranos de Azul Rugby que enfrentaron, y vencieron, a Hurlingham en el sur de la ciudad.
ARC
<
>
Los veteranos de Azul Rugby que enfrentaron, y vencieron, a Hurlingham en el sur de la ciudad. ARC

Azul Rugby volvió a vestir de color borraja el terreno de juego del Molteni.

En un sábado distinto, repleto de experiencia, canas y pancitas cerveceras, los veteranos azulgranas tuvieron su tarde deportiva contra el equipo porteño de Hurlingham.

El rejunte veterano de ARC se puso firme desde el comienzo, meta tackle, alejado cualquier temor ante la presencia corporal, organización física y experiencia de los rivales porteños.

Hurlingham iba a por todo, manejado por su primer centro que le daba vida a cada guinda que tocaba. Los gordos grandotes encaraban y eran frenados por los azuleños. Diego Córdoba, “Chino” Esteban Sayavedra, “Cabezón” Vena y el deslumbrante “Canario” Bageneta no cesaban en el tackleo ante cuanta camiseta blanca encarara la línea defensiva.

En una jugada bien armada, la recuperaron de un ruck y la ovalada fue a dar al control de “Canario” que, ofreciendo pruebas fácticas de su físico privilegiado, emprendió una carrera increíble desde mitad de cancha que terminó en el primer try de la tarde.

La visita se enojó y fue por todo, bien armado el ataque, gordos con gordos empujándose para el empate. Otra vez el juego se centró en el ombligo de la cancha. Azul Rugby no dejaba de frenar avances y darle juego a su línea; fue así que lograron encontrar bien parado al inagotable Sayavedra, quien en una corrida en zig zag logró convertir el 10 a 5 con el que terminaría el primer tiempo –se jugaron cuatro de 15 minutos–.

El segundo tiempo tendría las mismas cartas sobre la mesa. Hurlingham queriéndose calzar la pilcha de protagonista. Pero seguía el orden en el conjunto azuleño. RampoldiGarrido, SantamariaOrueta y Castillo manejaban los tackles y ponían frenos a las embestidas visitantes, que cada vez redoblaban su brío.

La ventaja de los cambios permitió el aire, que a esta altura escaseaba, dándole la posibilidad a los “Vetes” de Bs. As. de lograr el empate, otra vez con empuje de gordos. Justo sobre el final del juego.

El tercer tiempo tuvo una carrera única e interminable para Molinari que casi llega al try. Esta jugada le dio ganas al anfitrión, que ya venía confiado en que se podía ganar el juego. Buen juego de manos y Albertelli que de “palomita” voló al try para cifrar el 15 a 10.

El cuarto tiempo le sobró a ambos equipos. Hurlingham no encontraba ideas para penetrar una defensa cerrada por todos lados. Y azul se hacia mas ancho y mas fuerte en cada control de ataque.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *