Ruta Provincial 51

Representantes de Bolívar, General Alvear, Las Flores, Lobos, Roque Pérez, Saladillo, Tapalqué, 25 de Mayo se reunieron para trabajar en conjunto por la integración entre municipios que buscan soluciones comunes sobre problemas comunes.

El Intendente de Roque Pérez definió este encuentro como una reunión importantísima, tiene mucho valor para nuestros municipios este tipo de intercambio y encuentro. Es necesario motorizarnos e ir marcando las obras regionales que van a servirle a todos. Me pone muy contento que nos juntemos por el amor a nuestros pueblos que trascienden los colores políticos.

Según el Intendente de Tapalqué es muy importante que nos reunamos municipios con realidades similares. El intercambio de experiencias es clave para una mejor planificación que coordine políticas con la provincia.

Para el Intendente de Saladillo se intercambió información y se puso énfasis en el plan hídrico del Rio Salado y en planificar una reunión con el Ministerio de Producción y Vialidad para plantear el arreglo de la Ruta Provincial 51.

El tema de la reparación integral de la Ruta provincial 51, también afecta a otras ciudades como Azul, Arrecifes, etcétera. Porque en la actualidad adolece de muchas deficiencias, ya que es una ruta importante que se construyó hace años donde los vehículos no tenían la velocidad que desarrollan en la actualidad y los camiones y colectivos eran de otro tamaño.

Aparte de ser muy angosta esta mal señalizada y no tiene banquinas. Quiere decir que si un vehículo se sale de la cinta asfáltica es muy probable que sufra un accidente.

En la Ruta Nacional número 3 existen banquinas que están asfaltadas y permite utilizarla por los vehículos que la transitan. Con ello se evitan muchos accidentes que se pueden producir por el sobrepaso de vehículos.

La ruta provincial 51 si se quiere hacer una cosa bien, que no es solamente tapar los pozos existentes o colocar una capa de asfalto, es necesario que sea más ancha, y que las banquinas sean asfaltadas para evitar accidentes. Si la provincia no quiere hacer autovía con peaje. El tránsito, si esto último sucede, se va aumentar considerablemente porque va a ser una ruta segura. La gente del norte y del litoral si quiere viajar a la costa atlántica  va a tomar ese camino y no pasar por Capital Federal. Igualmente para los camiones, ya que ahorran tiempo de viaje.

Desde Azul, Olavarria, Tres Arroyos hasta que no se construya la autovía en la Ruta Nacional número 3, es muy probable que tomen la ruta provincial 51 para viajar a Capital Federal, o al litoral.

La ruta provincial número 51 es una necesidad urgente, por lo menos en el tramo Ramallo-Rotonda con la Ruta 226. Con el pedido que han formulado los intendentes de la zona, debería ser una prioridad su construcción.

La ejecución del plan hídrico del Río Salado también es una preocupación que afecta a la zona rural en una gran extensión que abarca una parte importante y productiva de la provincia de Buenos Aires.

Es esencial que los intendentes de localidades con realidades similares, sin tener en cuenta el color político, se reúnan por el amor a sus pueblos y busquen soluciones a la problemática existente que puede afectarlos a todos, como lo son la Ruta provincial número 51 y la ejecución de un plan hídrico del Río Salado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *