Sarampión: “En la Región IX no hay casos ni sospechas”

Lo confirmó a este diario la directora asociada de la dependencia sanitaria, Licenciada Mabel Piccini, ante la consulta realizada por medio luego de la aparición de un caso en la ciudad autónoma de Buenos Aires. En tanto, la Dra. María Elena Corrales, responsable regional de Epidemiología informó sobre la principal medida de prevención que es la vacunación. 

La Dra. María Elena Corrales, responsable del área de Epidemiología e Inmunizaciones de la Región Sanitaria IX, aseguró que en Azul y la Región no se han presentado casos.


La aparición de un caso, después de 18 años, en la ciudad de Buenos Aires encendió el alerta del sarampión. Hasta el momento es el único del que se tenga conocimiento y que este confirmado, pero no obstante las autoridades sanitarias instaron a la población a cumplir el calendario de vacunación. En el caso de la Argentina todas las vacunas que integran el calendario del Ministerio de Salud son obligatorias, gratuitas y se aplican en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos. El mayor número de dosis y vacunas se administra durante la niñez, aunque el calendario incluye la administración de vacunas durante todas las etapas de la vida, además de contemplar situaciones epidemiológicas particulares y grupos de riesgos.
Autoridades locales confirmaron a este diario que en Azul, la región e incluso en el territorio bonaerense no se ha registrado ningún caso de la enfermedad.
Al hablar con EL TIEMPO destacaron que la población no debe preocuparse, sino ocuparse y la mejor manera es que población respete el calendario de vacunación vigente.
Sin casos en Azul
La Dra. María Elena Corrales, responsable regional del área de Epidemiología e Inmunizaciones, aseguró que en Azul y la Región no se han presentado casos y explicó que el caso de la beba en Buenos Aires “no está confirmado aún que sea autóctono”.
Por su parte, la  directora asociada de la Región Sanitaria con sede en Azul, Licenciada Mabel Piccini, informó a este diario que “después de 18 años hubo un caso en la ciudad autónoma de Buenos Aires reportado y confirmado, que en realidad aún está en estudio si es autóctono o es importado”.
A partir de ahí “se iniciaron todas las acciones y la herramienta fundamental para esto es la vacunación”, resaltó Piccini.
Destacó que “en la Región IX no tiene casos ni sospechas”, lo que “no significa que no estemos en vigilancia permanente y atentos”.
Quienes deben vacunarse 
En relación a la vacunación, la encargada regional del área, indicó que “la vacuna para el sarampión en nuestro calendario comienza al año de vida y después en el ingreso escolar. Son dos dosis de triple viral”.
Asimismo, señaló que “cuando a los 11 años, la persona no tiene las dos dosis, se la agregan”.
Aclaró que “a las mujeres embarazadas no se les administra, pero sí a las puérperas la doble o triple viral. Esto se debe a que el bebé hasta los 9 meses no tiene la inmunidad formada y entonces la mamá le envía las inmunizaciones para prevenir el sarampión”.
Especificó también que “deben tener cuidado las mujeres en edad fértil”, mientras que puntualizó que “los adultos corren menos riesgo porque en su mayoría están inmunizados”.

La licenciada Mabel Piccini dijo que no obstante se mantiene la vigilancia


Calendario y campañas 
La profesional remarcó que “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que tiene un calendario muy amplio que se cumple de acuerdo a las edades de la gente, a diferencia por de otros países limítrofes que hacen grandes campañas. Por ejemplo, Brasil hace la semana de la vacunación, son 200 millones de habitantes, y vacunan 30 millones de personas, pero tal vez, no vacunan a quienes deberían vacunarse”.
En cambio en este país, “durante todo el año, se vacuna de acuerdo a las edades”.
La responsable de Vacunación en la región explicó además a este diario que “lo que sí se hace es Argentina cada 4 años es una campaña que se llama de seguimiento para que captemos a quienes no están inmunizados”.
La vacuna del sarampión tiene una falla de 10 por ciento para la primera dosis y del 5 para la segunda por lo que existe un porcentaje de la población vacunada que puede no tener inmunidad.
Al respecto, Hidalgo Corrales agregó que “del cien por ciento de los vacunados, hay un cinco por ciento que está pinchado y no vacunado, o sea, que no desarrolló la inmunidad”.
“Las personas susceptibles de contraer la enfermedad se acumulan y se forma como una nueva cohorte y eso puede producir una epidemia si viene alguien de otro territorio, como es Europa que en este momento tiene sarampión”, subrayó la especialista.
Un escenario preocupante 
Es que el escenario actual es preocupante no solo por la situación en Europa, sino que en la región se han confirmado casos en una decena de países, según el último informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Toda la región está en alerta por brotes de sarampión y por eso las autoridades advierten sobre el riesgo de reintroducción en el país.
La OPS instó a los países a que redoblen los esfuerzos para vacunar a sus poblaciones y fortalecer la vigilancia para detectar posibles casos.
“Hay que tener cuidado a los países a donde se va y por eso los chicos, en especial, tienen que tener las vacunas al día”, recomendó Hidalgo Corrales al referirse a este punto.
“Hay mucha migración de países latinoamericanos que tienen la enfermedad y la gente viaja a Brasil, a Colombia, a Ecuador, o Venezuela que tiene un brote muy importante”, comentó.
Justamente ambas profesionales que hablaron con este diario entendieron que este fenómeno de la aparición de enfermedades que estaban erradicadas se relaciona con el traslado de las personas de país en país.
“Hay que vacunarse” 
Si bien la mayoría de los casos de sarampión suelen resolverse sin complicaciones, esta enfermedad puede ser muy grave, con consecuencias neurológicas y hasta mortal.
La medida de prevención por excelencia es la vacuna. En el país la aplicación de la vacuna triple viral -que también protege de la rubéola y paperas- es obligatoria por Calendario Nacional de Vacunación y se debe dar una a los doce meses y un refuerzo a los seis años como se explicitó más arriba.
El consejo es entonces es que todas las personas, y en especial las que viajan al exterior, estén correctamente vacunadas.
Piccini e Hidalgo Corrales apuntaron finalmente que “hay que vacunarse y quien tiene dudas debe consultar”.

EL DATO
Desde la Región IX advirtieron además sobre la presencia de la difteria en países como Portugal, Venezuela, y otros países de Europa ya que es una enfermedad mortal. Para su prevención esta la vacuna doble adultos que está disponible en todos los puestos de vacunación.

UNA GUÍA RÁPIDA
Transmisión: El sarampión se trasmite de persona a persona por las gotitas de saliva que el enfermo expulsa al hablar, toser o estornudar. El virus puede vivir hasta dos horas sobre las superficies. Se contagia por vía aérea.
Síntomas: son habitualmente catarro, conjuntivitis, congestión de las vías aéreas superiores, mocos y después la clásica erupción. Los iniciales suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección.
Prevención: La vacuna triple viral previene el sarampión, la rubéola y las paperas. Es obligatoria y debe ser aplicada al cumplir el año de vida con un refuerzo al ingreso escolar.
VACUNACIÓN CONTRA LA FIEBRE AMARILLA
Durante el verano se llevó adelante en Azul, ante el brote de fiebre amarilla producido en Brasil y la gran demanda que existía para vacunarse previamente a viajar al vecino país, un operativo especial a partir del cual se acercaron a la sede de la Región no sólo personas de esta ciudad y la región, sino de otros lugares de la provincia.  Las autoridades informaron que continúa el operativo y la gente sigue acercándose para vacunarse, con la diferencia que bajó la demanda y se están otorgando turnos únicamente los días miércoles. De tener unas 70 personas por día, pasaron a atender ahora esa misma cifra pero por semana. Sigue viniendo pobladores de ciudades alejadas.
La fiebre amarilla se previene a través de la vacuna como así también por medio de la aplicación de repelentes. Además de la vacunación previa, luego del viaje se recomienda consultar rápidamente al médico ante la aparición de síntomas como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular, náuseas o vómitos.
La vacuna está contraindicada para los menores de un año; los mayores de 60 años; embarazadas; las mujeres que están en período de lactancia y aquellas personas que tengan una enfermedad de base como oncológicos o inmunodeprimidos.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *