DESDE EL ÁREA DE BROMATOLOGÍA DE LA COMUNA

Se brindaron recomendaciones y recaudos para el consumo de miel

Desde el área de Bromatología -dependiente de la Subsecretaría de Protección Ciudadana y Habilitaciones- se informó a la comunidad acerca de los recaudos a tener en cuenta al momento de consumir miel.

Asimismo, desde la mencionada dependencia municipal se destacó que se están realizando tareas de inspección a los fines de verificar que “la miel provenga de salas habilitadas y el envase cuente con rótulo reglamentario completo, realizando  el retiro de envases que no cumplen con dichos requisitos”.

De igual forma se apuntó que “ante cualquier consulta, acercarse a la cabina sanitaria ubicada en Avenida Piazza N° 1315 o comunicarse al 425267 de lunes a viernes de 6 a 20 horas y sábados de 6 a 12”.

Especificaciones sobre la miel

Por otro lado, desde Bromatología se expresó que “llegada esta época del año aumenta notablemente el consumo de miel. Esto se debe principalmente a sus múltiples propiedades tanto nutricionales como terapéuticas. Entre ellas: expectorante, energizante, laxante, antiséptica, edulcorante, cicatrizante y antihemorrágica, antioxidante, entre muchas otras características”.

A su vez se consideró como “muy importante” recordar que “el Código Alimentario Argentino denomina miel al producto natural elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores. De todas maneras, es muy común encontrar en el mercado mieles con distintos estados físicos, diferentes aromas y sabores y una amplia gama de colores y tonalidades dependiendo de su origen floral. Así encontramos miel  pura, líquida, cristalizada, cremosa, con jarabe de glucosa, etc.; de todas maneras, cabe resaltar que el mismo código -en su Artículo 783- prohíbe expresamente la incorporación de cualquier tipo de aditivo a la misma”.

Por último se apuntó que “en general, la decisión de compra de los consumidores se basa en el precio, la costumbre o la publicidad. Actualmente el mercado ofrece sustitutos que tienen un precio muy inferior al de las mieles y que, cuando no están rotulados como tales, son un fraude al consumidor ya que aparentan ser miel de abeja, cuando en realidad presentan en su composición un agregado de cantidades variadas de jarabes de maíz u otros edulcorantes dando lugar a una falsificación del producto”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *