AYER

Se celebró el Día de San Cayetano  

 

Se llevó a cabo en la capilla de este santo a cabo la Santa Misa a cargo del Obispo Salaberry. En horas de la tarde, se llevó a cabo la procesión con una gran asistencia de público que pidió por pan y trabajo.

Se llevó a cabo la procesión en honor a San Cayetano por las calles de nuestra ciudad en horas de la tarde.
NACHO CORREA
A las 20 horas se realizó la misa central con la presencia del Obispo Hugo Manuel Salaberry.
NICOLAS MURCIA
Un gran número de personas concurrió a esta festividad más importante de nuestro país.
NACHO CORREA
<
>
Se llevó a cabo la procesión en honor a San Cayetano por las calles de nuestra ciudad en horas de la tarde. NACHO CORREA

 

El día amaneció nublado, con frío y, de vez en cuando, caían algunas gotas de agua. Con este panorama un grupo de personas, ya pasado el mediodía, comenzaron a reunirse en la esquina de Rivas y Maipú para comenzar a rendirle homenaje a uno de los santos que cuenta con más adeptos en nuestra ciudad y el mundo.

San Cayetano representa las cosas más deseadas por todos los creyentes: el pan y el trabajo. Y nada menos que eso es lo que a muchas personas les falta y aferrarse a la fe le sirve a mucha gente para poder seguir adelante.

De a poco la gente se fue agrupando vestida con grandes camperas, bufandas, guantes y botas para hacerle frente al frío y no fallarle al santo. Cerca de las 15 horas el Padre Rafael dio la orden de comenzar la procesión que sería en las calles aledañas a la capilla para no sufrir tanto el frío.

Con millones de devotos a lo largo del mundo, San Cayetano ha realizado una gran cantidad de milagros que hizo que lo canonicen en 1671 y sea el protector del trabajo, cosa que ha hecho que puedan mantener u obtener una actividad que le permita llevar el pan a sus casas.

Con la procesión ya iniciada, alumnos de la primera del colegio que lleva el nombre del santo la encabezaron seguidos de una ser de personas que se extendían a lo largo de una cuadra haciendo las oraciones.

Una vez terminada, entraron a la capilla para ser parte de una misa brindada por el cura párroco de la Catedral y a acompañar a quienes no podían acompañar la procesión pero si querían ser parte de esta actividad.

En la misa el Padre Rafael habló de la importancia que tiene San Cayetano en nuestras vidas. Luego tomó el ejemplo de un trozo de pan, que se repartió al finalizar la misa, y explicó que el pan representa tres cosas: el hambre del otro, nuestra fragilidad y a Jesús.

Una vez que termina la misa, las personas comenzaron a charlar sobre la necesidad de trabajo que hay en nuestra ciudad y que serían objeto de sus oraciones. En San Cayetano depositan la esperanza de conseguir el tan anhelado puesto que le permitirá llevar la comida a sus hogares.

En horas de la noche, el Obispo Hugo Manuel Salaberry brindó la misa central de esta celebración ya con una copiosa lluvia rodeado de espigas de trigo que se entregaban en la entrada del templo y que fueron bendecidos durante el oficio religioso.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *