SE CONTROLARON MÁS DE 200 FOCOS DE LANGOSTAS EN EL NORTE DEL PAÍS

 

<
>

BUENOS AIRES. Un total de 279 focos de la plaga de langostas que afecta a las provincias de Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca, ya fueron controlado por las autoridades sanitarias del SENASA y continúa los operativos de control de los focos detectados, dijeron en el organismo nacional.

Durante la última semana de enero, el SENASA controló 158 nuevos focos de langostas en Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán y Córdoba, dentro del trabajo conjunto con los gobiernos provinciales, municipales y productores para disminuir la población de la plaga.

Se detectaron y controlaron, de esta manera, 100 focos en Santiago del Estero, 43 en Córdoba, 14 en Catamarca y 1 en la provincia de Tucumán.

El Organismo continúa con los trabajos en Córdoba, en el área situada a unos 50 kilómetros de la localidad de Villa Dolores y en la zona limítrofe de Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, entre las localidades de Lamadrid y San Antonio, teniendo como eje principal la ruta nacional N° 157.

El SENASA atiende las denuncias realizadas por los productores o la comunidad, constatando y realizando los controles pertinentes, por lo que les pide que denuncien la presencia de langostas ante la oficina del organismo o en la sede comunal más cercana, llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o enviando un correo electrónico a acridios@SENASA.gov.ar.

Oferta de aviones para combatir la plaga  

En el mismo contexto, un total de 25 aviones destinados a la pulverización de los campos (aviones agrícolas) fueron puestos a disposición de las autoridades sanitarias nacionales por la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA), para lucha contra la plaga de langostas que afecta a varias provincias del norte argentino, informó la entidad el viernes pasado.

“Nuestros equipos son profesionalizados y se encuentran encuadrados en las legislaciones que los regulan”, aseguró Orlando Martínez, Presidente de FeArCA y sostuvo que “éstos permiten una capacidad de trabajo de 100 mil hectáreas por día, lo cual se puede realizar un eficiente control en el avance de tan negativa plaga”.

Además, FeArCA cuenta con profesionales para ejecutar la logística que estas contingencias necesitan y utilizar los recursos de infraestructura que la Aviación Agrícola posee en las provincias.

Martínez, destacó que “nuestra federación es consciente de la gravedad del ataque de este vector en el centro- noroeste de nuestro país, reconociendo los daños cuando llegan a organizarse en las famosas mangas, poniendo en riesgo a cultivos y grandes superficies de pasturas naturales dispuestas para el desarrollo ganadero en las zonas marginales afectadas, como así también a las áreas pobladas de pueblos diseminados en el derrotero que estos insectos tomen en su vuelo para alimentarse”.

Casualmente, el 12 de septiembre de 1927 en Rafaela, Santa Fe, se inició la aviación agrícola en Argentina desafiando a esta plaga; diez años antes de que un gobierno nacional propusiera a los aviones militares Junkers para erradicar a este depredador.

Debido a los resultados obtenidos, a través de los años contra esta plaga, FeArCA pone a disposición de las autoridades de las zonas afectadas sus equipos para permitir una rápida acción y definitiva eliminación de este negativo vector, en función de la capacidad de cobertura que los aviones agrícolas tienen por rapidez y efectividad.

Por último el titula de la entidad, afirmó que “los aviones agrícolas son los únicos equipos disponibles de forma inmediata para realizar esta tarea de control y eliminación transitoria de esta plaga” y agregó que se debe a la capacidad de acceder a lugares que, por vía terrestre, es imposible por la configuración de las áreas en donde la langosta adquiere relevancia para su prolífica multiplicación”. (Noticias AgroPecuarias)

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *