AYER EN EL HIPÓDROMO DE AZUL

Se corrieron ocho carreras para homenajear a los ex combatientes de la guerra de Malvinas

Escribe: Augusto Meyer – De la redacción de EL TIEMPO

Integrantes del Centro de Veteranos se manifestaron agradecidos por la iniciativa de la comisión directiva del Jockey Club. La lluvia no desalentó a quienes tenían decidido ir al circo hípico local. Por el contrario, la concurrencia fue numerosa. La última de las competencias se disputó en el marco del 87° aniversario de la Asociación Empleados de Comercio del Azul. 

Momento de la premiación de la quinta competencia que se corrió en el hipódromo local, y que llevó por denominación “Veterano de Guerra Castillo Claudio Alberto”. Gustavo Martínez, Jorge Ríos, Juan Pedro Schroh y Gabriel Luna, por el Centro de Veteranos de Guerra de Azul, participando de la entrega del premio al ganador de la cuarta carrera que se disputó en el circo hípico local. “Señor de la Mata”, con el jockey Alejandro Sánchez, se impuso en la competencia denominada “Veterano de Guerra Almada Roberto Aníbal”. FOTOS GENTILEZA HÉCTOR GARCÍA Ex combatientes de Azul y de la región se dieron cita en el predio de la Avenida Mujica. Juan Pedro Schroh (izquierda) y Gabriel Luna, quienes conversaron con EL TIEMPO durante las competencias que tuvieron lugar, bajo una persistente llovizna, en el circo hípico local. La lluvia no impidió que mucha gente concurriera a presenciar las ocho carreras que se disputaron en la víspera.
<
>
Gustavo Martínez, Jorge Ríos, Juan Pedro Schroh y Gabriel Luna, por el Centro de Veteranos de Guerra de Azul, participando de la entrega del premio al ganador de la cuarta carrera que se disputó en el circo hípico local. “Señor de la Mata”, con el jockey Alejandro Sánchez, se impuso en la competencia denominada “Veterano de Guerra Almada Roberto Aníbal”. FOTOS GENTILEZA HÉCTOR GARCÍA

Una vez más quedó demostrado, con la desapacible jornada de ayer, que la lluvia no es impedimento para quienes gustan de concurrir al Hipódromo de Azul cada vez que hay turf.

En la víspera, y pese a que las atracciones aleatorias a las carreras (pensadas básicamente para entretener a los niños) tuvieron que ser suspendidas por las adversas condiciones climáticas, una multitud se volcó al circo hípico local, donde siete de las ocho competencias fueron en el marco de un merecido reconocimiento a los héroes que combatieron en Malvinas.

De hecho cuatro de las carreras llevaron por denominación los nombres de cuatro ex combatientes que murieron durante o a consecuencia del conflicto bélico. Y la octava, con las últimas horas de la tarde, fue el “Especial AECA 87° Aniversario”.

Integrantes del Centro de Veteranos de Guerra de Azul “Callvú Leovú”, al ser consultados en el lugar por EL TIEMPO, manifestaron su profundo agradecimiento por la iniciativa que tuvo la comisión directiva del Jockey Club de Azul de instituir los premios con los nombres de los ex combatientes fallecidos Gregorio Antonio Agüero, Roberto Aníbal Almada, Claudio Alberto Castillo y Juan Carlos Maguicha.

“Indudablemente la idea surge del Jockey Club. Nosotros, como Centro de Veteranos, estamos muy agradecidos porque toda entidad que se acuerde de la gesta, para nosotros es un honor. En el seno del Centro de Veteranos siempre hemos hablado de la desmalvinización refiriéndonos al factor político porque la ciudadanía y las instituciones privadas siempre se han acordado de nosotros y han resaltado el rol que tuvimos en la gesta. Estamos muy agradecidos como integrantes del Centro de Veteranos y a nivel personal”, expresó Gabriel Luna, uno de los referentes de la institución.

El ex combatiente rescató que “cuando vamos a las escuelas o las escuelas vienen al Centro, el cariño lo sentimos. Del 2 de abril al 14 de junio damos muchas charlas sobre Malvinas y, en cada una de esas charlas, sentimos el calor de la gente como así también en los desfiles, donde es muy marcado el nivel de aplauso que tienen los veteranos de guerra en comparación con otras instituciones. Han pasado 35 años y seguimos sintiendo el cariño de la ciudadanía”.

Un agradecimiento que se transforma

Más adelante el ex combatiente sostuvo que “ese agradecimiento se transforma en obras porque nosotros, hoy por hoy, no lo hemos terminado pero uno de los grandes sueños que tiene el Centro de Veteranos es hacer un museo con todo material de esa época para dejarle a la sociedad”.

“Los veteranos tenemos fecha de vencimiento y, a medida que pasa el tiempo, vamos a ir desapareciendo. Queremos dejarle a la ciudadanía algo lindo; algo escrito para que a futuro todos sepan nuestra historia”, agregó.

Luna subrayó que ninguna de las películas que se han hecho acerca de la gesta los identifica cabalmente.

“Todos los años damos una charla muy linda en el Arsenal Naval Azopardo con los voluntarios y decimos que la concientización que hubo con las películas de la guerra, a nosotros no nos identifica ninguna. Yo era jefe en la defensa de Puerto Argentino del Batallón N° 15. Soy clase 64 y tenía conscriptos clase 63 y uno clase 62 que eran muy jovencitos y pelearon como leones. Mal le podemos decir que fueron ‘chicos de la guerra’ a personas que dieron todo por la patria y a los que en ningún momento se les ocurrió dar un paso atrás”, advirtió.

El ex combatiente resaltó que para él fue un honor combatir al lado de los soldados que lo acompañaron en el campo de batalla.

“Después de 35 años digo que uno a hablado de muchas historias de Malvinas, pero se va quedando con las cosas más importantes de los relatos de la guerra. El relato más importante que sostengo es la valentía de mis soldados. Cada vez que hay un asado o una charla por chat o por Facebook, siempre les digo ‘gracias por haber combatido a mi lado’; ‘gracias por haber tenido tres meses de instrucción y no haber dado un paso atrás’; o ‘si tuviera que ir al combate, iría con ustedes’”, manifestó.

Luna se permitió disentir con actuales jefes de unidades militares que sostienen que, a los voluntarios (modalidad instaurada tras el cese del Servicio Militar Obligatorio), no les interesa más que el sueldo y que carecen de vocación.

“El soldado, cuando tiene que sacar el patriotismo afuera, lo saca. En el año 1982, cuando todo el mundo fue a Plaza de Mayo, si uno hacía una convocatoria para ver quién quería ir a la guerra, te puedo asegurar que tres cuartas partes de la Plaza de Mayo hubiera ido porque los argentinos son así; les aflora el patriotismo. Después, podemos decir que se perdió por falta de experiencia y otro montón de cosas, pero el patriotismo el argentino lo tiene a flor de piel. Le agradezco a Dios haber tenido a esos soldados a cargo”, indicó.

“Hemos logrado un acercamiento al Ejecutivo”

Juan Pedro Schroh, actual presidente del Centro de Veteranos de Guerra de Azul “Callvú Leovú”, confió que se ha logrado un mayor acercamiento con el Departamento Ejecutivo de la Municipalidad, luego de algún resquebrajamiento que surgió durante un año –el 2016- donde las partes no mantuvieron un vínculo estrecho.

“Con lo del museo no han surgido novedades concretas. Sí hemos logrado un acercamiento mayor con el Ejecutivo, algo que nos tenía un poco preocupados en todo el año que pasó. Entendemos que es una gestión nueva que empezó no sólo con pocos recursos sino con muchos problemas. Nos costó entender que la gestión estaba un poco ahogada y no pudieron cumplir con lo que habíamos hablado. Uno, a título personal, por ahí opina de una manera pero luego en grupo entendemos que siempre hay que dar otra oportunidad. Este mes hubo mucho acercamiento y, a medida que los resultados se empiecen a cumplir, vamos a ser los primeros en salir a agradecer”, expresó Schroh.

En tanto ponderó las relaciones que tienen con entidades intermedias a las que les interesa resaltar lo heroico del accionar de los argentinos que combatieron el fuego enemigo en Malvinas.

“El Foto Club Azul organizó una muestra fotográfica que va a permanecer hasta el 15 en Casa Ronco. Ese día viene Diego Arranz, que es el fotógrafo que va a exponer. Allí estaremos y nos gustaría que el pueblo de Azul esté acompañándonos. Por su parte la Facultad de Derecho, que todos los años organiza charlas, presentará este martes 11 a las 14 horas en el Centro de Investigación y Posgrado al profesor Lorenz, que es el director del Museo Nacional de Malvinas”, indicó.

Schroh fue agradecido con los responsables de administrar el circo hípico local por la iniciativa que tuvieron, de denominar a otras tres carreras del programa de ayer con un vínculo directo con el conflicto bélico del atlántico sur: “Malvinas Argentinas” (1ra); “Crucero General Belgrano” (2da); “Día del Veterano de Guerra y los Caídos en Malvinas” (7ma).

“Tenemos que agradecer mucho a Javier Fay, Santiago Zaffora y Luis Laquier; no sólo a la comisión del Jockey, sino a todos los que trabajaron para lograr este acercamiento y por mantener la causa Malvinas por darnos la posibilidad que nos dan para homenajear a nuestros caídos en combate o en la post guerra”, indicó.

De hecho, el presidente del Centro de Veteranos admitió que, para los ex combatientes, tiene una significación especial el escuchar de boca del locutor oficial apellidos como “Almada, Castillo, Maguicha o Agüero”.

“El hecho que hayan venido los familiares a entregar los premios es un gesto muy lindo del Jockey Club para mantener al que murió después de la guerra, en el recuerdo de todos”, mencionó.

“Siempre estuvimos juntos”

En otro orden Schroh remarcó que, año tras año desde aquel 1982, “se nota que es mayor el acompañamiento”.

“Hace unos años nosotros íbamos a las escuelas y últimamente ellos vienen. Los chicos van cambiando de año pero los profesores siguen siendo los mismos y eso hace que se mantenga el contacto y que sea más fácil coordinar los días y horarios de las visitas guiadas. En el Centro tenemos un casco, una balsa y nos acaban de donar un cuadro del Crucero General Belgrano y un par de borceguíes que pisaron Malvinas”, amplió para referirse al mayor anhelo que tienen por estos días.

“Hay cosas (objetos materiales para exhibir) que tenemos, pero nos falta el museo. Ahora, con el Ejecutivo, vamos a ver cómo podemos hacer para lograr tanto la repotenciación del monumento de la Plazoleta Alsina, que es algo que está hablado y para lo cual se comprometió (el responsable de la Obra Pública del Municipio, arquitecto Jorge) Palmisano para intervenir a partir del mes de mayo”, indicó.

Para finalizar, el presidente de la institución destacó la condición de unión que tienen los integrantes del Centro local.

“Siempre fuimos el personal de carrera, soldados y baja voluntaria; tenemos viudas de veteranos; suboficiales de carrera y soldados. Siempre estuvimos juntos, en las buenas y en las malas, sin hacer distinción entre ex combatientes”, concluyó.

EL DATO

En próximas ediciones publicaremos los nombres de los ganadores de las ocho competencias que se disputaron ayer en el hipódromo local.

“CASTILLO ERA COMO UN HIJO PARA MÍ”

El veterano de Malvinas e integrante del Centro de Veteranos de Guerra de Azul “Callvú Leovú”, Gabriel Luna, mantiene un afecto y un recuerdo especial por el ex combatiente –fallecido en la post guerra- Claudio Alberto Castillo.

Ayer, la quinta prueba que se corrió en el hipódromo llevó por nombre, precisamente, el del veterano ya muerto pero muy apreciado entre sus camaradas.

“Castillo era un afiliado, un veterano de guerra; era como un hijo para mí…Yo estoy a cargo de PAMI Veterano de Guerra y a él, con sus problemas de adicciones, lo quisimos sacar mil veces adelante. Fue imposible”, expresó un emocionado Luna.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *