Se cumplieron dos años del Vivero Cultural  

 
El pasado sábado se llevó a cabo en La Salita la celebración del segundo aniversario de la apertura del espacio teatral. El Equipo Delta puso en escena el éxito “Mateo Banks, recortes de una crónica feroz” a sala llena.
 

Cumplió dos años el espacio La Salita y festejaron con una obra teatral que es un éxito: “Mateo Banks, recortes de una crónica feroz”.


El último sábado el Equipo Delta festejó un doble acontecimiento. Por una parte los dos años desde la apertura del Vivero Cultural producida el 6 de febrero de 2016. El espacio lleva el nombre de “Otoño Azul” tal como se denominaba el recordado Encuentro de Teatro Internacional que por doce años consecutivos la agrupación organizó en nuestra ciudad. El Vivero se constituyó desde entonces como la sede propia del Equipo y desde su inicio paulatinamente ha ido generando diversos programas culturales que exceden el aspecto escénico. En dicho lugar se instaló “La Salita” que ya venía funcionando como ámbito teatral específico desde el año 2000 pero en Soles y Fogatas, área perteneciente a la municipalidad.
Por otro lado, en la misma noche se realizó la función número 20 de la obra “Mateo Banks, recortes de una crónica feroz”, la pieza de Edelmiro Menchaca Bernárdez que luego de un arduo trabajo de elaboración indaga en nuestra historia e identidad a través del suceso policial del año 1922 producido en Azul que trasciende al ámbito nacional e internacional. La obra se ha convertido en un éxito del teatro local y ha contado con el favor del público que una vez más desbordó la capacidad de la sala y muchos quedaron sin conseguir entradas.
Como parte de esta celebración, en el patio de la sede, se llevó a cabo la muestra fotográfica de Noelia Ramos “Un paseo por el Delta”. La misma se trató, precisamente, de un recorrido por  diferentes obras teatrales del Equipo en sus últimos años. La exposición tiene como marco el Programa Otoño Azul Imagen (Cine, Video, Fotografía…) que hace muy poco se inaugurara en memoria de Héctor Nebbia (Cacho Ferrarello).
El Vivero Cultural en su breve lapso de vida se sigue llenando de teatro, de acciones culturales diversas, siempre desde el trabajo autogestivo e independiente. Con gran esfuerzo se intenta generar una alternativa que se aleje del consumismo y lo comercial para fomentar un intenso vínculo entre los artistas y un público que no se conforma con los habituales canales expresivos y de comunicación. Nuestra ciudad que no puede sobreponerse a continuos ciclos de reveses y decepciones sociales, se aferra desde el trabajo independiente a generar espacios y lazos de fortalecimiento comunitario. Persistir contra toda desesperanza es el objetivo y viene siendo  cumplido.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *