POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA CATEDRAL

  Se está realizando la Adoración Eucarística Perpetua

Si bien esta práctica se desarrolla en la mayoría de los templos del mundo, no en todos se puede experimentar. En febrero se realiza durante todo el mes, aunque a pedido de la feligresía se está llevando a cabo 24 horas los días miércoles hasta el jueves antes de la santa misa. ¿Qué es la adoración eucarística?  Un conmovedor testimonio.

Isabel González Benegas quien es una fiel seguidora de la Adoración Eucarística, ofreció su conmovedor testimonio a EL TIEMPO.

NACHO CORREA
<
>
Isabel González Benegas quien es una fiel seguidora de la Adoración Eucarística, ofreció su conmovedor testimonio a EL TIEMPO. NACHO CORREA

 

Se está desarrollando en la Iglesia Catedral, por primera vez, la Adoración Eucarística Perpetua. Se trata de la exposición ante el santísimo las 24 horas de los días miércoles desde las 19.45, toda la noche hasta el jueves al comienzo de la misa de las 19 horas. Así que todo el día jueves, semanalmente todo el año. En febrero estuvo todos los días a pedido del Santo Padre que solicitó una oración durante todo el mes.

Después de ello la feligresía pidió que se haga la adoración perpetua en Catedral. El mínimo de tiempo para orar es de una hora, aunque uno puede estar está el tiempo que puede, menos o más.

En la mayoría de los templos del mundo de la Iglesia Católica se realiza este tipo de servicio al Santísimo.

En este mismo marco, Isabel González Benegas quien es una fiel seguidora de la Adoración Eucarística, ofreció su conmovedor testimonio a este diario.

Un testimonio que da que hablar…

En primer lugar contó que “actualmente estoy viviendo en Mar del Plata. Aunque lo que me identifica tal vez es la espiritualidad de Medjugorje. Fui dos veces y me encantó. Tuve una experiencia muy fuerte e importante en mi espiritualidad”.

Agregó que “fue la comprensión de los misterios. Es como vivir una experiencia de cielo. Es otra forma de encarar la vida. Hay gente que va dando pautas muy claras y cotidianas a la vez. No es demasiado místico y elevado, es solamente cómo vivir nuestras vidas con la presencia de Dios y dejarnos guiar por Él”.

Añadió que “uno comprende el significado de la oración, de la Adoración Eucarística, cosas que por tradición uno las conoce pero resulta difícil vivirlas interiormente y llevarlas a la práctica en lo cotidiano”.

Consultada sobre qué significa la Adoración Eucarística, describió “es estar con Jesús, es dedicarle un tiempo importante de nuestras vidas a estar con Él y adorándolo como a Dios en lo que nosotros somos criaturas y nos dejamos guiar por Él”.

Continuó “si hacemos adoración con frecuencia Él va a ir demostrándonos por dónde tenemos que caminar. Hay muchas otras formas como la lectura de la Biblia a través de la oración, pero la Adoración Eucarística, tiene mucha fuerza, porque son tiempo, para todos, bastantes difícil y necesitamos su presencia en cuerpo, sangre y alma que la encontramos en la eucaristía. Estando frente a Él estamos como con un amigo. Por eso digo que es tiempo que le dedicamos a El porque necesitamos su apoyo, vamos a adorar por Él. Pero por sobre todas las cosas por amor. Pero es algo que se va profundizando cada vez más. Aunque para hacerlo debemos armarnos de paciencia pero ese tiempo que nosotros nos tomamos ante la custodia es para oír”.

Sobre cuánto tiempo que está en la adoración eucarística recordó que “desde 2001, estuve primero en Buenos Aires, en Azul y actualmente en Mar del Plata”.

Acerca de cómo es el proceso hasta que se llega al fin esperado opinó que “primero tenemos que comprender que es importante darle un tiempo importante, valga la redundancia, a la oración, que no es algo que hacemos esporádicamente. Cuánto más adoramos más queremos adorar porque sentimos la presencia de Jesús en nuestras vidas que nos da paz. Nos ilumina nuestra vida cotidiana, lo concreto que tenemos que hacer está iluminado por Él, lo hacemos con mas confianza, con más serenidad y los resultados son óptimos si nos dejamos guiar”.

Además “la meta es hacer la voluntad de Dios, si nosotros estamos adorando estamos preguntando a Dios ¿qué queres de mi?, ¿Qué tengo que hacer con esta situación que está de acuerdo a tu voluntad?. Eso es un poquito lo que vamos profundizando cuando estamos ante la Eucaristía y decimos: ´bueno, acá estoy Jesús con esta situación concreta`. Yo pasé por etapas difíciles, cuando los chicos se van y queda ´el nido vacío` justo coincidió con un problema que tuve en mi casa, que me quedé un tiempo sin tenerla. Ahí es cuanto más tiempo adoraba. En situaciones más difíciles, situaciones que ya no podes manejar es cuando decís ´Jesús acá te entrego esta situación` y Él impresionantemente me fue guiando aunque en el momento en que uno está adorando no pase nada”.

Posteriormente, González Benegas puntualizó que “después uno obra de acuerdo a lo que Él fui inspirando porque recibe gracias especiales cuando está frente a la eucaristía”. Insistió “cuando estás orando ante el Santísimo estás recibiendo gracias especiales que después se van dando en cosas concretas. Justamente en la situación que yo estaba viviendo me ayudó a sobrellevarla con paz y serenidad y que las cosas terminaran bien. Cuando yo estaba viuda le pedí un compañero sobre todo una persona que nos acompañáramos en lo espiritual y fue una de las cosas que fui trabajando con Él y me puso una persona en el camino”.

Por último fue consultada sobre si sentió que todo lo que experimentó, hasta el momento, fue un milagro, “creo que parecían imposibles porque mi vida ya estaba hecha y encontrar una persona que tenga afinidad espiritual a esta altura de la vida… pero igual yo se lo pedía. Sí, es un pequeño milagro”.

Mensaje reflexivo 

En otro tramo de la charla sostuvo que “son tiempos eucarísticos y marianos, por ello que María nos dice ´en la medida que adoren se dará el triunfo del corazón de mi hijo y del mío` y ello significa que los corazones triunfen, que cambien al mundo en todas las cosas negativas que estamos viviendo, que nos dificultan, que son difíciles de sobre llevar, el triunfo de sus corazones va a traer paz, pero está en nosotros.            

El santísimo da gracias especiales cuando uno está ahí y hay que perdonar, eso es muy importante, así llegan las gracias. Hay muchos lugares del mundo donde se hace la adoración perpetua todos los días. En Mar del Plata aun no existe adoración perpetua, por eso hay que valorar que haya en Azul”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *