EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS

Se hicieron en Azul más de 2.000 castraciones pero sigue la proliferación de perros callejeros

<
>

Lo informó el médico veterinario de la Municipalidad, José Macaluso, quien advirtió que es un problema complejo que se resuelve con castraciones, pero también hay que educar a la población. El concejal del Frente Renovador, Ulises Urquiza, elaboró un proyecto para crear un Departamento de Zoonosis municipal que se ocupe de resolver la problemática para el bienestar de la población en general y de los animales en particular. Será abordado en la próxima sesión del martes.

EL DATO:

El programa de castraciones municipal se inició hace tres años y se castraron alrededor de 2.400 animales, machos y, fundamentalmente, hembras. Las operaciones se están haciendo en instalaciones del CEF de lunes a viernes, a razón de cuatro o cinco canes por día.

El concejal Ulises Urquiza del Frente Renovador presentará en la sesión del Concejo Deliberante que se concretará el próximo martes un proyecto de resolución a los efectos de solucionar la problemática de los perros callejeros en esta ciudad.

La resolución propone encomendar al Ejecutivo comunal la creación de un Departamento de Zoonosis municipal y solicitarle que al mismo tiempo se realice un plan de concientización ciudadana e implemente programas de educación y difusión de los temas inherentes a la temática.

Este departamento debería abarcar áreas del municipio como “tenencia responsable de mascotas”, el programa comunal de castraciones y Bromatología .

También se incorporó un pedido para que analice y ejecute un servicio de Atención Primaria de animales en situación de calle o abandono.

Es que el problema de los perros callejeros genera entre otros inconvenientes focos infecciosos, mordeduras, rotura de bolsas y otras molestias para los vecinos.

En Azul es un hecho la proliferación de perros en situación de calle o con dueños irresponsables o que han sido abandonados.

La intención del proyecto que se pondrá a consideración del Legislativo local es contemplar el bienestar sanitario de la comunidad en general y de los perros callejeros en particular.

Para lograr este objetivo la pretensión es que se trabaje en conjunto con instituciones tales como el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires, el Círculo de Veterinarios local y las asociaciones y personas proteccionistas como AAPA, ARCA, Mi refugio y Adoptame Ya.

Además, esta problemática que motivó el proyecto que elevó el concejal del Frente Renovador se abordó en la mesa de Zoonosis de Azul recientemente formada y donde participan el Ministerio de Agroindustria, SENASA, Facultad de Agronomía, INTA, Zoonosis Rurales, el Círculo de Veterinarios y el municipio.

En este espacio coincidieron en la necesidad de gestionar la creación del Departamento de Zoonosis Municipal.

Un problemática difícil de abordar   

A propósito de esta iniciativa EL TIEMPO habló con el médico veterinario José Macaluso que se desempeña en la Municipalidad de Azul.

El profesional consideró en principio que “la problemática de los perros en la calle es más complicada de lo que parece y es más importante de lo que parece”.

Explicó que “no se trata sólo de que hay perros en la calle, lo que de por sí es un problema, sino que se trata de una cuestión vinculada con la Salud Pública. Esos perros que viven en la calle, se mueren de frío, a veces no comen, generan muchas zoonosis y focos infecciosos”.

De esta manera, entendió que es una urgencia controlar el tema de la población de perros en la vía pública y en ese marco es que está apoyando el proyecto del concejal Urquiza.

Si bien evaluó que “en los últimos años se ha trabajado mucho”, eso no se nota aún y se observa una proliferación de los perros en situación de calle.

En la actualidad lo que se está haciendo son castraciones a través de un plan que se inició hace tres años.

Al principio se hacían las intervenciones a través de las unidades sanitarias y ahora se están haciendo en instalaciones del CEF.

Al costado de la pileta que se encuentra en el Balneario municipal funciona una enfermería durante los meses del verano y provisoriamente está siendo utilizada para el programa de castraciones.

“Nos han dado ese lugar de marzo a diciembre para operar, y después nos tendremos que ir”, apuntó Macaluso.

“No ha sido suficiente”   

El veterinario evaluó que pese a que se han concretado más de 2000 castraciones, “no  ha sido suficiente”.

“Hemos realizado castraciones de machos y fundamentalmente de hembras” y sobre esto, recalcó que “mucha gente no sabe que es mucho más importante castrar machos que hembras porque en una noche el perro que está en la calle puede preñar dos perras y el macho vive alzado los 365 días del año y la hembra dos veces al año. O sea que de un macho podemos tener al año 1.000 crías, en cambio de una hembra 20”.

Respecto al operativo de castraciones gratuitas que realiza la Municipalidad, Macaluso informó que los días lunes operan los perros que envía Juanuka de Mi Refugio, los martes los que llegan a través de Adoptame Ya, los miércoles los que están anotados en la comuna, los jueves para ARCA y los viernes para los perros de AAPA.

“Quiere decir que nosotros estamos trabajando con la ONGs que hacen lo que pueden y hasta donde pueden”, expresó el veterinario.

Las castraciones, son una pata del problema   

Macaluso consideró entonces que si bien se está trabajando, el programa se puede mejorar y de ahí la importancia de promover este Departamento de Zoonosis.

Durante la anterior gestión la Municipalidad recibió un quirófano compacto del Gobierno Nacional que vendría a ser una parte de uno móvil, ya que le falta cierta estructura para que se pueda trasladar.

Por eso también entendió que con este proyecto lo que se intenta “es ordenar un poco y poder optimizar lo que ya tenemos” y en ese contexto advirtió que no tendría un costo adicional para la comuna.

A su vez, puntualizó que una de las cosas que habría que hacer es castrar más, pero “con eso solo no hacemos nada porque la castración es una de las patas de esta problemática”.

Actualmente se operan cuatro o cinco canes por día con el trabajo de los veterinarios José Macaluso y Leandro Irigoyen, este último a cargo del programa de castraciones;  y se podría llegar a 10 y para eso el municipio cuenta con la colaboración del veterinario de Cacharí, Juan Cruz Andrade, que viene cada vez que lo necesitan. Con la incorporación de este profesional, se podría operar con dos camillas al mismo tiempo.

La educación, la clave    

“Con la castración es como cerrar la fábrica, pero si la gente sigue tirando perros a la  calle, no alcanza. Por eso otro de los ejes que estamos promoviendo es la educación y para eso tenemos que aprovechar las organizaciones que están trabajando muy bien. La concientización es clave y se puede empezar con los más chicos en las escuelas para que ellos mismos le digan a los adultos que no hay que tirar los perros a la calle, y fomentar así la tenencia responsable”, opinó.

Como dato y ejemplo de lo que hay que hacer dijo que “evitar que los perros no tengan cría cuesta 100 pesos por año, porque la gente le puede dar dos inyecciones anticonceptivas al año. No es una suma tan onerosa, y por eso, a veces,  lo que falta es educación”.

Insistió en la necesidad de la concientización de la población debido a que la realidad arroja como dato que “hay más de 2.000 perros castrados, y sin embargo cada vez hay más en las calles de la ciudad”.

Además, hay que decir que las asociaciones proteccionistas están saturadas y sin sitio para más perros.

En este sentido, comentó asimismo que si bien hay avances en personas que denuncian la crueldad hacia los animales, por ahí el abandono no es visto como maltrato y lo es.

Incluso consideró que “todos esos tarritos con agua y comida que se ven en la calle, está mal. Si alguien se hace cargo de un perro, lo tiene que entrar a su casa”.

Macaluso remarcó que “en definitiva lo que habría que hacer es castrar más y educar más”.

Además, subrayó finalmente que “lo que deberíamos hacer es salir a buscar a los perros” y a través de las asistentes sociales que trabajan en las unidades sanitarias llegar con las castraciones a las familias de menos recursos

 

“ES NECESARIO UN ORDENAMIENTO Y UN MAYOR COMPROMISO”, APUNTÓ URQUIZA

El concejal autor del proyecto también habló con este diario e indicó que la pretensión de esta iniciativa que pondrá a consideración del Concejo es “resolver la problemática de los perros sin hogar, que están en la calle, por todos los inconvenientes que se generan”.

También sostuvo que “es necesario un ordenamiento, un mayor compromiso y además que se traduzca es más recursos para el área”, como también que el tema sea manejado por profesionales y como parte de la Salud Pública local.

En la actualidad las castraciones y los planes vinculados a los animales se manejan a través de Gobierno.

Urquiza lo que dijo además es que “estamos buscando que haya alguien que articule entre las organizaciones, la Municipalidad y mejorar lo que ya está”.

Como para sintetizar, el edil manifestó que “lo que nosotros estamos planteando en este proyecto es que el estado municipal pueda crear un Departamento de Zoonosis municipal para que se traduzca en un mayor compromiso, que se articule con las organizaciones no gubernamentales, y el Ejecutivo lleve adelante un plan de concientización ciudadana”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *