LOS INDAGARON AYER EN TRIBUNALES

Se negaron a declarar los hermanos acusados de robar en un maxikiosco

 

Después de cumplida con esa medida en sede judicial, una jueza de Garantías convirtió en detenciones a las aprehensiones de los dos. Uno de los imputados tiene 25 años. El otro, 18. Hasta anoche seguían privados de la libertad en la sede de la Seccional Primera local, procesados por un robo a mano armada que anteayer fue cometido en un comercio que está en Avenida 25 de Mayo y Calle 4. En ese negocio, tras apuntarle con un revólver a una joven que estaba atendiendo, dos sujetos habían sustraído más de mil pesos y golosinas. Ambos hermanos fueron arrestados en un departamento del Barrio Pedro Burgos instantes más tarde a ocurrido el robo.

 

Un móvil del Comando de Patrullas, estacionado el pasado jueves en el frente del maxikiosco donde este robo se produjo. En la otra imagen, los autores del hecho, captados por las cámaras de seguridad del comercio en momentos que llevaban a cabo el ilícito.
NACHO CORREA
IMAGEN DE TV/SOMOS NOTICIAS
<
>
Un móvil del Comando de Patrullas, estacionado el pasado jueves en el frente del maxikiosco donde este robo se produjo. En la otra imagen, los autores del hecho, captados por las cámaras de seguridad del comercio en momentos que llevaban a cabo el ilícito. NACHO CORREA IMAGEN DE TV/SOMOS NOTICIAS

Los hermanos acusados de cometer el jueves último un robo a mano armada en un maxikiosco de esta ciudad se negaron a declarar cuando ayer por la mañana fueron indagados en Tribunales, informaron fuentes judiciales.

Hasta anoche, ambos permanecían privados de la libertad en la sede de la Seccional Primera local perteneciente a la Policía de la Provincia, después de que las aprehensiones de los dos, a pedido de la fiscal que instruye la causa penal que por el caso se inició, fueron convertidas en detenciones por una jueza de Garantías.

Ese expediente judicial está caratulado como robo agravado por el uso de arma cuya aptitud para el disparo no ha podido ser acreditada y se sustancia desde la UFI 1 que está a cargo de la Dra. Neli Rosas.

Hacia esa fiscalía que está en el edificio de Tribunales de esta ciudad, ambos acusados habían sido trasladados ayer por la mañana para ser indagados, audiencia durante la cual se negaron a declarar, según indicaron a EL TIEMPO voceros allegados al sumario penal que por el caso se está instruyendo.

Dos hermanos

Los imputados que tiene este robo agravado que el jueves último, poco antes de la hora 14, se registró en un comercio ubicado en Avenida 25 de Mayo y Calle 4 de esta ciudad habían sido identificados por fuentes policiales y judiciales como Maximiliano Leonel Pérez, de 25 años; y Lucas Pérez, de 18.

Anteayer, instantes después de sucedido el robo y una vez alertada la Policía de lo que había pasado, los dos hermanos fueron aprehendidos en el interior de un departamento ubicado en el Barrio Pedro Burgos, a pocas cuadras del negocio donde una joven que estaba atendiendo se convirtió en la víctima del asalto.

Las cámaras de seguridad instaladas en el maxikiosco escenario de este ilícito se convirtieron en un elemento de suma importancia para identificar a los autores de este robo a mano armada.

A través de esas imágenes se observa la manera en que dos sujetos, que tenían sus rostros parcialmente tapados con chalinas, gorras y –en el caso de uno de ellos- la capucha de un buzo, ingresan al local en momentos que estaba atendiendo una joven, a quien uno de ellos le esgrime un arma de fuego que portaba para, de esa manera, apoderarse de dinero en efectivo.

Cuando los hermanos que ahora están acusados de cometer este robo fueron aprehendidos en un departamento de uno de los monoblocks del Barrio Pedro Burgos, la Policía halló e incautó más de mil pesos en efectivo.

Ese dinero, según presumen los investigadores, era la totalidad de la plata sustraída instantes antes en el comercio ubicado al lado de la Escuela de Educación Técnica número 1 “Coronel Pedro Burgos”.

Junto con el dinero, los efectivos de seguridad que ingresaron al departamento donde fueron hallados los hermanos, contando para eso con la anuencia de una mujer que en ese lugar vive, hallaron e incautaron un revólver calibre 22, el arma de fuego que se sospecha fue empleada en el robo.

También, dos chocolates. Al respecto, el video del robo muestra el instante en que uno de los ladrones, tras apoderarse del dinero, al huir sustrae una de esas golosinas, mientras que su cómplice hace lo propio con otra.

El procedimiento policial en el departamento donde los hermanos fueron arrestados incluyó, además, que una motocicleta Zanella propiedad de uno de los acusados del robo fuera incautada, ya que tenía adulterado su número de identificación del cuadro.

 El dato

De acuerdo con lo que voceros judiciales señalaron ayer, las primeras pericias practicadas al revólver calibre 22 incautado en el departamento donde los hermanos fueron arrestados demuestran que el arma no estaba en condiciones de efectuar disparos. A esa cuestión obedece la calificación penal que tiene el expediente que se está instruyendo.

OTRO ROBO QUE SIGUE INVESTIGÁNDOSE

También sigue siendo materia de investigación otro robo a mano armada que el pasado jueves en horas del mediodía se produjo en una despensa que está en Cáneva y Amado Diab.

Los investigadores creen que no sería ajeno a ese ilícito, cometido también a mano armada, el mayor de los hermanos que ahora está detenido por el asalto que ese mismo día ocurrió en el maxikiosco de Avenida 25 de Mayo y Calle 4.

Al respecto, fuentes judiciales señalaron ayer que para los próximos días ha sido prevista la realización de una rueda de identificación de personas, con la finalidad de poder determinar si la mujer que había resultado víctima del robo en ese comercio ubicado en cercanías a la Plaza “Manuel Belgrano” identifica al mayor de los hermanos Pérez como el sujeto que ingresó armado a su local y la asaltó.

El ilícito en la despensa de Cáneva y la ex calle Santa Fe se produjo alrededor de la hora 12.30 del pasado jueves, cuando un sujeto ingresó portando un revólver con el que le apuntó a la propietaria del comercio, una mujer de nacionalidad paraguaya que tiene 30 años y se llama Marisa Bogado.

Según había contado la víctima en diálogo con este diario, el asaltante, tras apuntarle con ese arma de fuego que portaba, logró apoderarse anteayer en horas del mediodía de unos 1.200 pesos en efectivo.

Con ese dinero se dio a la fuga, caminando en contramano por Cáneva hasta doblar en dirección a las vías.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *