¿Se puede dejar de fumar?

Casi seis millones de personas mueren anualmente a causa del tabaco, según la Organización Mundial de la Salud. Y cuarenta mil de esas muertes corresponden a argentinos, según informa el ministerio de Salud de la Nación.

El Día Mundial sin Tabaco tiene como objetivo concientizar sobre los riesgos de fumar y así reducir el consumo. Las cifras sobre lo que el tabaquismo y sus consecuencias generan son alarmantes y, aunque aumenta el costo de los cigarrillos, no desciende el número de fumadores.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud en el mundo hay mil trescientos millones de fumadores y a diario cien mil adolescentes comienzan a fumar.

Además casi mil millones de hombres fuman en el mundo y aproximadamente doscientos cincuenta millones de mujeres lo hacen a diario. El 35% de los hombres fumadores corresponden a países de altos recursos y el 50% a países en desarrollo, mientras que en el caso de las mujeres, el 22% viven en países desarrollados y el 9% en países de medianos y bajos recursos.

Las fumadoras argentinas aparecen en el número 18 del ranking de mayores fumadoras, en tanto que los lugares con mayor cantidad de adictas al tabaco son China, Estados Unidos e India.

Algunos estudios calculan que de no reducirse el índice de consumo, en el año 2030 el tabaco lograría matar a más de ocho millones de personas por año. Especialistas aseguran que el tabaquismo es la principal causa de muerte evitable.

Por este motivo se llevó a cabo en esta ciudad, organizada por LALCEC Filial Azul y GAPPO para prevenir enfermedades causadas por el cigarrillo y con el objetivo que disminuya el consumo del tabaco en Azul. La misma, llamada “Actualidad de los tratamientos para dejar de fumar” fue coordinada por el doctor Fernando Inza, especialista en neumonología, quien habló sobre los tratamientos que existen en la actualidad para dejar de fumar.

Además, en dicha jornada, los interesados tuvieron la posibilidad en forma gratuita de realizarse mediciones de carga tabáquica (determinación de monóxido espirado) y espirometrías donde también participaron residentes de obstetricia del Hospital de Niños, colaborando en dichas mediciones.

Para los asistentes, entre ellos fumadores y no fumadores, fue muy importante escuchar las  nuevas herramientas terapéuticas y conductuales para dejar este vicio que es el tabaco. Son  muy positivas las disposiciones legales que establecen que no se puede fumar en los vehículos de transporte público, ni en las reparticiones públicas, porque el daño no solamente se causa al fumador sino también a la persona que está con él. Porque ésta también inhala monóxido.

Con respecto al consumo de tabaco y otras sustancias adictivas es importante la prevención, en especial en los niños y adolescentes, con el fin de que tomen conciencia de que es perjudicial para la salud y que una vez que se adquiera el hábito es muy difícil dejarlo. Por eso es imperioso y necesario realizar campañas en los establecimientos educativos al respecto.

Pueden existir nuevos tratamientos para dejar de fumar, pero si la persona humana no toma conciencia es muy probable que pasado un tiempo se convierta en reincidente nuevamente. Y eso hay que tratar de evitarlo.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *