PONIENDO ÉNFASIS EN DIFERENTES VISIONES DE LA TEMÁTICA

Se realizó ayer en AECA la charla “El tránsito en Azul”

La actividad se enmarcó en el ciclo denominado “Nosotros, los azuleños”, que organiza la Asociación Empleados de Comercio del Azul. Fueron disertantes en la oportunidad Dante Galván, de la cátedra Vías de Comunicación y Logística de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN; y Hugo Herrera, director de Seguridad, Control Urbano, Monitoreo y Defensa Civil de la Comuna. También participó el equipo docente de la Escuela Nº 2 que lleva adelante un proyecto de educación vial.

“La situación de la mayoría de las ciudades latinoamericanas, y principalmente de Argentina, tienen como parámetros de diseño al vehículo privado. O sea, se piensa y se diseña la ciudad pensando solamente en aquel que viaja en auto”, expresó Dante Galván a EL TIEMPO. NICOLÁS MURCIA

Tuvo lugar ayer, en la Casa Cultural Empleados de Comercio, la charla “El tránsito en Azul”, enmarcada en el ciclo denominado “Nosotros, los azuleños”, que organiza la AECA.

Tal como se informara en ediciones anteriores de este matutino, en la oportunidad se puso énfasis en la educación, la seguridad y la movilidad vial sostenible. En ese contexto, se presentaron como oradores invitados Dante Galván, de la cátedra Vías de Comunicación y Logística de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN; y Hugo Herrera, director de Seguridad, Control Urbano, Monitoreo y Defensa Civil. También participó el equipo docente de la Escuela Nº 2 que lleva adelante un proyecto de educación vial. Ambos disertantes dialogaron con este medio sobre la temática en cuestión. En esta edición publicaremos la charla mantenida con Dante Galván, doctor en Ingeniería Civil por la Universitat Politècnica de Catalunya y docente en asignaturas de grado y doctorado de transporte y logística.

“La ciudad de la furia”

En el inicio del diálogo con EL TIEMPO, el disertante explicó que el objetivo perseguido en la charla fue el de “ampliar un poco la mirada desde el punto de vista de  hablar de movilidad y no de tránsito, tratando de incorporar a todas las formas de desplazamiento, de viajar”.

En ese sentido, el profesional especificó que se trató de “una mirada crítica respecto a de dónde venimos en términos de movilidad, dónde estamos, hacia adónde vamos y si queremos ir hacia allí o si pretendemos cambiar el rumbo”.

Al ser consultado respecto a cuál es el escenario que se atraviesa en el país en torno al sistema de movilidad, Galván respondió que “la situación de la mayoría de las ciudades latinoamericanas, y principalmente de Argentina, tienen como parámetros de diseño al vehículo privado. O sea, se piensa y se diseña la ciudad pensando solamente en aquel que viaja en auto. Se ha dejado de lado todo lo que tiene que ver con los desplazamientos peatonales y de ciclistas. Entonces, empieza a ser la denominada ‘ciudad de la furia’ -incluso así se llama mi disertación-, la que nos estresa y nos resulta hostil a todos. Y es especialmente en aquellas ciudades que empiezan a crecer donde esta problemática comienza a acentuarse”.

“La educación es uno de los baluartes”

Por otro lado, Galván hizo hincapié en que “esto es una conjunción. Siempre digo que en la movilidad no hay un Mesías, no hay un salvador. Tiene que ser una política de Estado y tiene que haber una coherencia en el diseño del sistema, pero después -ya hablando inclusive en términos de seguridad vial- depende mucho de cada uno de nosotros. Al final es uno el que tiene que transformar el espacio en el que está, para después sí pedirle al otro. Tiene que ser un pacto de convivencia entre todos, en el cual yo me comprometo primero a hacer algo y después recién a exigir”.

Asimismo, el doctor  en Ingeniería Civil expresó que -para comenzar a cambiar esta situación- “la educación es uno de los baluartes. Lógicamente que es a largo plazo, pero hasta lograr modificar esta cuestión tenemos que gestionar el panorama que tenemos. Y ahí está el control. Y también está el Estado, que debe proponer una visión diferente en la ciudad para que el entorno que preparemos sea distinto. Pero de cualquier manera, es una mirada integral de todos, donde todos los actores tienen algo para hacer”.

“Una estrategia de finales de los ’60”

En otro tramo de la charla con este matutino, Galván contó que “en las ciudades europeas ya tienen esta mirada desde hace muchos años. Es una estrategia que viene de finales de los ’60. O sea, hablamos de cosas que no las estamos descubriendo ahora. Solamente traemos a la memoria, cuestiones que se han desarrollado y probado en ciudades que han tenido la problemática del espacio, las que primeros se llenaron de coches”.

“Lo que también está probado es que, como están las ciudades y como las venimos diseñando, por ejemplo, Azul cuando tenga 100.000 habitantes va a ser como cualquier ciudad de Argentina de este momento de 100.000 habitantes, y la que tiene 100.000 va a terminar como Bahía Blanca cuando tenga 300. En definitiva, sino cambiamos la estrategia, la forma de planificar y de pensar, no vamos por el buen camino”, añadió.

“Debemos preocuparnos por qué hijos les vamos a dejar al mundo”

Sobre el final de la charla con este medio, Galván apuntó que son los niños “los primeros que nos enseñan en este contexto”.

“Es lo que dice Francesco Tonucci en su libro ‘La ciudad de los niños’. Hay una forma de ver las cosas muy clara: siempre nos hemos preocupado por el mundo que le vamos a dejar a nuestros hijos, y hay un pensador español que dice que en realidad tenemos que preocuparnos por qué hijos les vamos a dejar al mundo, ya que son ellos los que lo van a construir”, subrayó el profesional.

Finalmente Galván  refirió que “si dejamos niños respetuosos, seguramente su sistema de movilidad va a ser muy diferente al nuestro”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *