EL SÁBADO

Se realizó un curso sobre control y admisión

El mismo estuvo destinado a trabajadores de locales nocturnos de nuestra ciudad con el fin de que conozcan cuáles son las formas de proceder en determinadas situaciones pero además se les informó sobre sus derechos laborales. El mismo estuvo a cargo del inspector Néstor Villalba y fue organizada por el Sindicato y la Municipalidad de Azul.

Se llevó a cabo una capacitación de Controladores de Admisión en el Salón Cultural a cargo de Néstor Villalba.
NACHO CORREA

El pasado sábado se llevó a cabo en el Salón Cultural un curso de Controladores de Admisión organizado en conjunto por la Municipalidad de Azul en conjunto con el Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina, delegación Tandil.

En esta jornada gratuita para los trabajadores se explicaron distintos procedimientos que hacen a la profesión de seguridad de distintos aspectos del trabajo cotidiano. La misma está a cargo de instructor Néstor Villalba del Centro de Formación Profesional N° 420.

En este curso, que tuvo una duración de cuatro horas, se trataron distintos temas que tienen que ver con el concepto de seguridad, las nociones legales, técnicas del procedimiento dentro de un local, las distintas formas para no discriminar, el tratamiento a los jóvenes, la nocturnidad, la violencia, trabajo en equipo, legítima defensa y primeros auxilios.

La actividad contó con la presencia de autoridades de SUTCAPRA Tandil que conduce Gastón Montenegro y de la Dirección Municipal de Seguridad, Control Urbano, Monitoreo y Defensa Civil que encabeza Hugo Herrera.

Por este motivo, este medio dialogó con Barrionuevo quien explicó que esta capacitación se da a partir de la ley provincial 26.370 que “obliga a capacitar a los trabajadores que trabajan en seguridad y admisión”. La capacitación que se dio en Azul “fue una primera aproximación y una introducción a lo que es el curso en general que tiene una duración más larga”. En relación a esto informó que están evaluando hacer el curso más largo en nuestra ciudad.

En este sentido, lo primero que se les dice es que “todo lo que no se puede hacer, cómo se debe  tratar a las personas que están dentro de un lugar y estar preparados ante un momento de emergencia”.

Es importante “ver la cantidad de personas que se sumaron a este curso porque se les enseña a cómo tratar a la gente y eso nos parece muy importante. Porque cuando las cosas se hacen sin un control y sin capacitaciones se cometen excesos y eso es lo que nosotros, desde el sindicato, tratamos de evitar”. Por eso celebran “que el municipio de Azul tenga en cuenta este tema y organice un encuentro y nos apoya para poder trabajar”.

Personal precarizado

Uno de los grandes problemas que tienen los trabajadores encargados de la seguridad de los locales en nuestra ciudad “es que se encuentran en negro. Casi ninguno de ellos, o ninguno, se encuentran regularizados pero esto no pasa solo en Azul sino que es a nivel nacional el trabajo es precarizado”.

En este sentido, “ningún dueño de establecimiento se hacen cargo de nada porque no los toman en cuenta. Por eso también en la capacitación se les habla de los derechos que tienen al momento de entrar a trabajar, no sólo de sus obligaciones como profesionales de la seguridad”.

Esta generación “tiene que estar capacitada. Antes los trabajadores actuaban de una manera más intuitiva pero eso no lo podemos permitir más, dentro de un establecimiento tenemos mucha responsabilidad”.

“Lo que nosotros tenemos que velar es por la seguridad de las personas que están adentro. Muchos establecimientos tienen sus propias normas de seguridad y admisión y nosotros tenemos que estar en conocimiento, saber si están bien y actuar en consecuencia”, explica el delegado de SUTCAPRA.

En la actualidad sucede “que si un día no te llaman para trabajar no te pagan. Cuando el trabajo está registrado hay un pago mensual. Además también están los feriados y el Día del Controlador que se deben pagar al 100 por ciento, y eso no se cumple”.

De ahí hay muchas áreas en los que los trabajadores “deben estar capacitados. Si hay un siniestro saber cómo actuar, tener presente que es necesario preservar la integridad física de las personas y evitar que las cosas lleguen a ser extremas”.

El criterio de admisión y permanencia “lo pone el dueño del local, pero eso debe estar controlado. Muchas veces se tiende a la discriminación en los locales, pero hay ciertos modos y formas que se deben respetar para poder ingresar. Eso debe estar expreso en la entrada y al alcance de todos”.

Bolsa de trabajo

También en esta capacitación, se va a generar una bolsa de trabajo que se oficializó el pasado sábado. “Todas las personas que vinieron a hacer el curso queden en inscriptos en un lugar con el objetivo de saber quiénes son los azuleños que están capacitados”, explicó.

A modo de ejemplo dijo que “cuando el Municipio necesite trabajadores para un encuentro de grandes magnitudes pueda contratar gente capacitada, en blanco y habilitada”. Por eso “empezamos a trabajar con el Municipio que se ha comprometido a regularizar esta situación en los diferentes locales”.

La intención de este curso “es generar puestos de trabajo legítimo, registrado. En Azul suele haber eventos masivos y se tiene que traer personal de otro lado. Qué mejor que sean de la misma ciudad y genera un circuito económico mayor”.

En Azul el Ministerio de Seguridad hizo un relevamiento “en donde se vio que se estaban haciendo las cosas mal, por eso nos llamaron a trabajar conjuntamente”.

A raíz de los cursos “muchas cosas se están mejorando y los trabajadores se sienten más seguros. Lo que cuesta es hacer entender a los dueños de los locales la necesidad de regularizar a sus trabajadores. Estamos en contacto y vamos empezar con algunas reuniones para ir de a poco para regularizar esta situación”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *