EN LAS PRIMERAS HORAS DEL PASADO MIÉRCOLES

Se registraron incidentes a la salida de un boliche bailable: un joven fue aprehendido

 

Un varón que tiene 20 años fue arrestado en inmediaciones de la disco que está en Yrigoyen casi Moreno, en medio de graves disturbios que sucedieron cuando cientos de jóvenes salían del local bailable. Policías tuvieron que concurrir al lugar, después de que se produjo una confrontación de la que formaron parte varias personas. Para controlar la situación, los efectivos de seguridad efectuaron disparos al aire con balas de goma, al tiempo que a los uniformados les arrojaban botellas de vidrio. El único aprehendido por lo sucedido fue liberado anteayer después del mediodía, luego de que en Tribunales se negara a declarar acusado del delito “resistencia a la autoridad”.

Graves incidentes se registraron en las primeras horas del miércoles pasado, cuando varios jóvenes se retiraban de un boliche bailable ubicado en la zona céntrica de esta ciudad, hechos que derivaron en que uno de ellos fuera aprehendido acusado del delito resistencia a la autoridad, informaron ayer voceros policiales de la Seccional Primera local.

De acuerdo con lo referido por fuentes de esa dependencia de seguridad, los hechos sucedieron alrededor de la hora seis, cuando personal policial concurrió a la puerta del boliche “Shittó” -situado en Yrigoyen casi Moreno- para controlar la salida del local bailable de cientos de adolescentes y jóvenes que anteayer celebraron en el lugar el Día del Amigo.

En cercanías a la disco los efectivos de seguridad constataron que en ese entonces se estaba produciendo “una confrontación entre varias personas”. Y para evitar que la situación se tornara más grave, fue solicitada la presencia de más policías que al lugar llegaron en varios móviles.

Un joven que fue arrestado

En momentos que los policías intentaban separar a los jóvenes que estaban discutiendo y agrediéndose, uno de ellos -que después resultaría aprehendido y en ese entonces presentaba un corte en su ojo derecho a causa de una gresca que había protagonizado instantes antes- comenzó a increpar a los efectivos de seguridad y golpeó, aunque sin llegar a dañarlo, uno de los móviles del Comando de Patrullas que se encontraba parado en esa zona.

Siempre de acuerdo con lo referido ayer por voceros de seguridad, ese joven “emanaba un fuerte aliento etílico”.

Fueron policías del Grupo de Apoyo Departamental y de la Seccional Primera quienes lo redujeron.

Pero no fue una tarea fácil hacerlo, ya que en todo momento se resistió al accionar de los uniformados, lo que se tradujo en que “resultara dificultoso colocarle las esposas de seguridad” y que tuviera que utilizarse “la fuerza mínima e indispensable” para arrestarlo, ya que intentó escaparse y forcejeó con los agentes, como un modo de evitar que fuera aprehendido.

La situación se tornó más caótica instantes después, ya que varios jóvenes que estaban en el lugar y superaban en número a los policías intentaron liberarlo.

Eso derivó en que los efectivos de seguridad, en medio de los muchos jóvenes que estaban presentes, efectuaran a modo disuasivo disparos al aire con postas de goma.

Además, a los policías les fueron arrojadas botellas de vidrio, aunque sin que ningún agente resultara lesionado.

Algunas de esas botellas -según se informó ayer desde la comisaría primera-  impactaron contra las vidrieras de locales comerciales ubicados en ese sector de la zona céntrica de esta ciudad donde está el boliche bailable.

Una vez que el joven que fue aprehendido pudo ser introducido en un móvil policial, en ese patrullero lo trasladaron a la sede de la Seccional Primera.

También se retiraron de la zona donde todos estos incidentes ocurrieron la totalidad de móviles y policías que habían concurrido para controlar la salida de los jóvenes del boliche.

Esa desconcentración, según lo informado, se llevó a cabo con total normalidad por parte de la gran cantidad de jóvenes y adolescentes que anteayer habían concurrido al local bailable.

El dato

Fuentes policiales y judiciales identificaron al joven que fue aprehendido anteayer en el marco de estos incidentes como Jeremías Richiusa. Ese mismo día fue trasladado a Tribunales para ser indagado, en el marco de esa causa penal que se inició desde la UFI 2 –fiscalía a cargo de la Dra. Laura Margaretic-, donde fue acusado de “resistencia a la autoridad”. El joven se negó a declarar y luego de llevada a cabo esa audiencia en sede judicial recuperó la libertad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *