ENFOQUE

Se termina el uso del papel para los procesos judiciales

Por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, en muy corto tiempo quedará totalmente eliminado el papel, aunque momentáneamente, coexiste con el nuevo sistema. Los primeros plazos de aplicación de la nueva tecnología son inminentes, y se ha determinado su plena vigencia a partir del 1 de mayo de 2016.  

Por el Dr. Aníbal R. Bocchio.

 

Desde los últimos años, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires ha tomado la decisión de eliminar el papel en todos los procesos judiciales, y  cambiarlo por un proceso de tipo informático y electrónico, que eliminará el uso del papel en muy corto tiempo (ya está en vigencia el nuevo sistema y coexiste con el papel, pero los primeros plazos de aplicación obligatoria son inminentes, y se han determinado para el 1 de mayo de 2016).

Podrá cuestionarse o no la decisión del Supremo Tribunal provincial y hay quienes alegan que será muy difícil la transición del papel a la electrónica, pero hay realidades incontrastables que otorgan razón y fundamento a lo resuelto por la Corte, siguiendo la línea de los países más modernos del mundo (incluso en Brasil ya la totalidad de los juicios son por vía informática o electrónica y sin uso de papel alguno).

Las complicaciones del papel  

Es una realidad que tanto la fabricación como el uso del papel causa severos perjuicios, como lo son:

1) La producción y consumo de papel tienen un fuerte impacto ambiental y social sobre el planeta.

2) La industria papelera y de celulosa ocupa el quinto lugar del sector industrial en consumo mundial de energía.

3) La industria del papel utiliza más agua por cada tonelada producida que cualquier otra industria.

4) La industria pastero-papelera se encuentra entre los mayores generadores de contaminantes del aire y del agua, así como gases que causan el cambio climático.

Otros inconvenientes 

A ello debemos agregar que el uso del papel en la formación de los expedientes judiciales forma toneladas de hojas escritas, que descansan por años en los archivos de cada Departamento Judicial y la acumulación de papel además de ocupar un gran espacio físico y trabajo humano para su custodia y organización, generan:

1) Debilitamiento y pulverización de los soportes en papel.

2) Reblandecimiento de encolados.

3) Aparición de manchas en las hojas, deformación de los expedientes, fragilidad, decoloración, acumulación de suciedad y oxidación.

4) Aparición de microorganismos (hay 300 especies) que deterioran el papel, bacterias micro-celulares microscópicas, formación del vulgarmente llamado “moho” (que son hongos que se alimentan de las propias sustancias en que crecen, el papel), la aparición de termitas, u hormigas blancas o “comején”, los escarabajos de la madera (denominados Carcoma), las polillas o mariposas nocturnas, los roedores y  murciélagos, entre otros.

Todo ello exige un saneamiento ambiental de dichas  instalaciones en forma periódica, comprendiendo fumigaciones y desratización.

Decisión acertada   

 Sin duda, los motivos expuestos más arriba nos llevan a concluir que la decisión de la Corte de suspender el uso del papel y reemplazarlo por material electrónico es atinada. De acuerdo al mismo, los abogados redactarán los escritos en sus estudios y los enviarán vía mail (con su firma electrónica previamente habilitada por la Corte y por el Colegio de Abogados Departamental) a los jueces y tribunales, quienes acusarán recibo de los mismos por igual medio. Luego la resolución que en cada caso adopten los jueces la harán saber a los abogados también vía electrónica.

Manifiesto de la Corte 

El portal de Notificaciones y presentaciones Electrónicas de la Suprema Corte, se constituye como parte esencial de modelo de expediente electrónico que está siendo  implementado en los fueros Civil y Comercial, Contencioso Administrativo, de Familia, del trabajo y organismos de la Administración de Justicia y dependencias de la Suprema Corte, le brinda a los letrados, Auxiliares de la Justicia y organismos que participan del proceso, las herramientas para interactuar con el expediente electrónico desde la red Internet.
El aplicativo contempla la emisión de cedulas electrónicas de notificación a domicilio constituido, según las modificaciones introducidas al Código de Procedimiento Civil y Comercial, mediante la ley 14.142 y reglamentado su uso por la AC. SCBA 3540/11. Este sistema permite la recepción de cédulas de notificación electrónica, generadas de oficio o por impulso de las partes.
Desde el mismo portal, nuestro aplicativo, permite la confección y presentación de escritos y oficios como así también la confección de cedulas de notificación por impulso de parte, las presentaciones electrónicas fueron reglamentadas por la -Suprema Corte de Justicia mediante la Res. SCBA. 1827/12.

Algunas características del sistema

1) Espacio de almacenamiento de documentos digitales accesible solo por el certificado de firma digital.

2) Único para toda la Provincia de Buenos Aires.
3) Confeccionar escritos, oficios o cedulas. 4)Firmarlos Digitalmente.
5) Presentar escritos u oficios en el organismo.
6) Diligenciar digitalmente las cedulas a las partes.
7) Realizar un seguimiento del estado y tratamiento en el organismo.
8) Adjuntar documental firmada digitalmente en formato PDF.
9) Acceso de solo lectura sin certificado digital.
10) Firma electrónica o digital de presentaciones conjuntas.

Necesidad de capacitación   
La Suprema Corte de Justicia reglamentó el uso paulatino, mediante el AC. SCBA 3733, estableciendo un cronograma de aplicación obligatoria que comenzó a mediados del año 2015 y que desde el 1 de mayo de 2016 comienza su obligatoriedad para los notificaciones judiciales, que solo podrán ser realizadas en forma electrónica a cada abogado matriculado, que si no posee el sistema funcionando en su estudio y no ha habilitado su firma electrónica ante la Corte por medio del Colegio de Abogados donde se encuentra matriculado, no podrá recibirla y por ende, enfrentará un serio problema en la procuración de sus pleitos.

En razón de esta perentoriedad en la aplicación del nuevo sistema electrónico y ante la ignorancia de una gran parte de los casi mil abogados del departamento judicial de Azul, (por lo complejo del nuevo sistema y por sus propias inconsistencias, que se  irán puliendo seguramente con el uso del mismo en el tiempo, y que obligarán a numerosísimas modificaciones del mismo) el Instituto de derecho Laboral que  dirige quien suscribe esta nota ha propuesto al Colegio de Abogados Departamental la realización de cursos intensivos e inmediatos para abogados en las localidades de Azul, Olavarría y Tandil.

Esta propuesta ha contado con la excelente acogida por parte del presidente del Colegio, doctor Sergio Volante y el consejo directivo del mismo, que reanudaron las negociaciones que el suscripto había iniciado con el CIJUSO (Fundación Académica del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires), del cual el doctor Volante es integrante como vocal, para materializar estos cursos a la brevedad posible.

Atento a las conversaciones sostenidas por los doctores Volante y Bocchio, con el Director Académico del CIJUSO, doctor Adrián Cetrángolo, el mismo elevará el pedido a las autoridades de la entidad y adelantó que podría contarse con un especialista en el tema como es el ingeniero en informática Julián Lombardo. El presidente de nuestro Colegio le propuso completar el equipo de Cátedra con dos prestigiosas profesionales del Departamento que han sido pioneras en el nuevo sistema electrónico, se trata de las doctoras Fernanda Giménez y Magdalena Mauhourat (quienes ya han dictado charlas sobre el tema en forma muy eficiente, pero con una concurrencia de abogados no proporcional a la perentoriedad del uso del nuevo sistema en forma obligatoria). En los próximos días estaremos difundiendo las fechas, lugar y horarios de los cursos informativos para abogados a realizarse en las tres ciudades más importantes del departamento judicial, que abarca 11 localidades.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *