CONFLICTO EN CERÁMICA SAN LORENZO

“Se van dando pasos para tratar de lograr un acuerdo definitivo”

 

Así lo dijo Hugo De Franchi, secretario General del Sindicato de Obreros Ceramistas de Azul. El dirigente marcó que reingresaron los 63 trabajadores que estaban en condiciones de hacerlo pero, ante desencuentros con la empresa, realizaron la semana pasada retención de tareas. Frente a esa situación, el Ministerio de Trabajo de La Plata dictó la conciliación obligatoria por aproximadamente 20 días. Por lo pronto, están trabajando las plantas de lapado y porcellanato.

 

La planta local de Cerámica San Lorenzo no logra encontrar la vuelta a la normalidad desde hace meses. “Estamos en un proceso de conciliación obligatoria que nos puso el Ministerio de Trabajo por 20 días aproximadamente”, indicó ayer Hugo De Franchi.
<
>
“Estamos en un proceso de conciliación obligatoria que nos puso el Ministerio de Trabajo por 20 días aproximadamente”, indicó ayer Hugo De Franchi.

El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria en el conflicto entre Cerámica San Lorenzo y sus trabajadores representados por el Sindicato de Obreros Ceramistas, luego de que éstos realizaran la semana pasada retención de tareas por el no cumplimiento del acuerdo que se había firmado.

Esto se dio después de que lograran el reingreso de 63 empleados que habían sido despedidos y que fueran reubicados en puestos que no les correspondería. Así se desprende de las declaraciones que el secretario General del gremio, Hugo De Franchi, dio ayer a este diario.

Si bien el conflicto no está superado totalmente, el dirigente fue cauto y advirtió que “sin ninguna duda se van encontrando caminos de solución”.

Lo concreto es que hoy están trabajando las plantas de lapado y porcellanato; no así las de corte y rectificado, y de revestimiento cerámico, que se encuentran paralizadas.

Conciliación obligatoria

“Hoy podemos decir que la totalidad de los trabajadores que estaban afuera, despedidos, han vuelto a su puesto de trabajo”, dijo en un principio De Franchi, quien luego especificó que son “estimativamente 63” los empleados que volvieron a la fábrica.

A esta situación se llegó luego de varias idas y vueltas. En ese sentido, comentó que los trabajadores “reingresaron, pero después tuvimos que hacer retención de tareas por unos desencuentros que se dieron con la puesta en práctica del acuerdo que habíamos hecho con la empresa”.

Esos desencuentros, que se profundizaron la semana pasada, tuvieron que ver sobre todo con la reubicación de los operarios.

El dirigente advirtió que la medida que tomaron fue informada a la delegación local del Ministerio de Trabajo y que unos días después las partes fueron citadas a una audiencia pero, esta vez, en el Ministerio de Trabajo de La Plata.

Allí, “nos dictaron la conciliación obligatoria y nos instaron a las partes a que nos juntemos”.

En ese marco, la semana pasada se reunieron el sindicato y la empresa “y pudimos ir avanzando para acordar distintos temas”.

Según consignó, “esto ha producido que la planta de lapado y la fábrica de porcellanato estén trabajando y que la totalidad de los trabajadores que estaban en condiciones de poder realizar las tareas, lo estén haciendo” en esas plantas y realizando trabajos “alternativos”.

Las que no están en funcionamiento son las plantas de corte y rectificado, y de revestimiento cerámico que hoy por hoy “están paralizadas”.

“Están todos trabajando”

En cuanto a los trabajadores, que en un principio se dijo que era 130 los que perdían sus fuentes laborales, explicó que “hubo un sector de trabajadores que acordó el retiro voluntario. Esas son decisiones personales en las que el gremio no participó en absolutamente nada. Lo que sí dijimos es que íbamos a seguir trabajando para lograr que todos aquellos trabajadores que estaban despedidos y que querían reingresar, tuvieran esa posibilidad. Hoy podemos decir que están todos trabajando” y que son esas 63 personas que mencionó.

Si bien no quiso ahondar en las otras situaciones que están discutiendo con la empresa, apuntó que “ahora estamos en un proceso de conciliación obligatoria que nos puso el Ministerio de Trabajo por 20 días aproximadamente. Lo importante es que están todos trabajando y que avanzamos en pulir situaciones que nos permitan llegar a un acuerdo con la reubicación de la gente y demás. Es un tema que ya está bastante encaminado”.

De los salarios dijo que “en eso no hay ningún problema”, ya que la empresa cumple con el Convenio Colectivo de Trabajo.

En este contexto, remarcó que “se van dando pasos para tratar de lograr un acuerdo definitivo” y advirtió por último que “dentro de un conflicto de la gravedad de este que viene desde hace mucho tiempo, que hemos tenido 28 días de medidas de fuerza y todo lo que ya se conoce, sin ninguna duda se van encontrando caminos de solución”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *