AFERRADO AL ESTUDIO EN POS DE SU FUTURO

Sebastián y su educación en contexto de encierro

“Cuando recupere la libertad quiero encarar un emprendimiento informático y con eso ganarme el sustento para mí y mi familia”, dijo Sebastián. FOTOS PRENSA DEL SPB

Sebastián tiene 30 años y es oriundo de la localidad de Navarro. Desde el año pasado, está alojado en la Unidad N° 5 Mercedes, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense. Desde que ingresó al establecimiento carcelario, se propuso aprovechar el tiempo y durante el 2017 culminó la secundaria y ahora cursa el nivel terciario.

En la Unidad 5 son más de 900 los internos que participan en los niveles de educación formal, en el Centro de Formación Profesional o en cursos no formales de capacitación. Es que desde el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires se impulsan estas actividades, consideradas como claves para una reinserción social efectiva.

Con el objetivo de salir con conocimientos como para no volver a la cárcel, Sebastián transita el primer año de la Tecnicatura en Administración de Pymes y en el Centro de Formación Profesional N° 401, el curso de Operador de PC.

“Cuando recupere la libertad quiero encarar un emprendimiento informático y con eso ganarme el sustento para mí y mi familia”, dijo Sebastián, quien se muestra agradecido por las ofertas educativas que encontró en la Unidad 5.

El interno cursa el primero de los tres años de la tecnicatura en administración de Pymes de lunes a viernes entre las 13 y 17. “Son diez materias, pero voy a dar dos libres. Es que no me dan los tiempos para ir al Centro de Formación Profesional”, contó.

En la Unidad 5 cursan el nivel terciario 65 internos. La matrícula en el nivel primario es de 349 y, en el secundario, de 240 alumnos.

El director de la cárcel, Ricardo Méndez, detalló que respecto al ciclo lectivo del año pasado la matrícula se incrementó en casi un 25 por ciento.

El Centro de Formación Profesional N° 401 son 130 los privados de libertad que transitan los cursos de reparación de ciclomotor, panadería, soldador básico, informática, y maestro pizzero y rotisero.

Además, desde el Centro de Educación Agraria se ofrece el curso de manipulación de alimentos y huerta orgánica, los que son aprovechados por 44 internos. Y la Escuela de Capacitación de empleadas domésticas tiene una matrícula de 36 alumnos en el curso de mantenimiento básico del hogar.

En tanto se capacitan en cursos no formales unos 40 internos en joyería y platería criolla, manualidades sobre madera, mimbrería, durlock, talabartería y textil. (Fuente: Prensa del Servicio Penitenciario Bonaerense)

DONAN SILLAS, MESAS, PINTORES Y MOCHILAS A UN JARDÍN DE INFANTES

Internos alojados en la Unidad 32 Florencio Varela, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, donarán en los próximos días sillas, mesas, mochilas y pintores, entre otros objetos, al Jardín de Infantes 923 de la localidad de La Capilla, elementos producidos en uno de los sectores de capacitación del penal.

Todo fue elaborado por privados de libertad que participaron en los cursos de carpintería, talabartería y textil. Así fue que tras reciclar pallets fabricaron sillas y mesas, y restauraron juegos de madera de la entidad escolar. Además confeccionaron guardapolvos pintores y mochilas para nenas y nenes.

Desde la jefatura de la Unidad 32 coordinaron con las autoridades del Jardín de Infantes ubicado en calle Buenos Aires y Ruta 53, y acordaron la entrega.

Pablo, uno de los internos que participó del proyecto solidario, explicó que “tenemos el slogan ‘saber es poder’ y por eso estamos felices, porque aprendimos a realizar varias cosas y ahora son realidad y los chicos van a beneficiarse”.

En el sector de capacitación de diversidad de género hay tres máquinas de coser que fueron conseguidas por la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

“Acá nos capacitamos unos a otros. Yo sé de talabartería y eso le enseñé a mis compañeros. Y entre todos obtenemos saberes que nos van a servir una vez que estemos en libertad. Y con la donación queremos visibilizar que nosotros podemos incluirnos en la sociedad”, agregó Pablo.

Cabe destacar que al Jardín de Infantes 923 asisten tres niños menores de 4 años, hijos de mujeres privadas de libertad, alojadas en la Unidad 54 Florencio Varela.

Acompañaron la iniciativa el director de la Unidad 32, Oscar Saravia y el coordinador de las actividades en cuestiones de género, Juan Gaias. Este tipo de iniciativas se impulsan desde el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense.

PRESENTARON EL LIBRO “PELOTA DE PAPEL 2”

En el marco de las actividades culturales que se desarrollan en el ámbito de las cárceles bonaerenses se presentó el libro “Pelota de Papel 2”, escrito por jugadores de fútbol, en la Unidad 40 Lomas de Zamora y ante unos 700 privados de libertad.

El evento se realizó por la tarde en el campo de deportes del penal, donde se instaló un escenario y un equipo de sonido, para que los escritores que se acercaron a la Unidad pudieran comunicarse mejor.

Estuvieron Adrián Bianchi, exjugador de Primera y entrenador en las divisiones inferiores del club Ferro Carril Oeste; Mónica Santino, entrenadora de la selección de mujeres de la Villa 31; y el periodista Juanky Jurado, algunos de los escritores del libro.

Los escritores narraron cuentos de Lionel Messi y Fernando Gago, y contaron varias anécdotas. La experiencia forma parte del taller literario “A PIE” (Aprender para igualar y educar), que coordina el juez Roberto Alfredo Conti en la cárcel de Lomas de Zamora.

Del taller también participan Irene Silveti, Claudia López, Florencia Verrina, Agustina Morbiducci, Aimé Silva, Paola Auducio, Magali Alescio, Elías Galigniana, Emiliano de Armas, Patricio Morales y Santiago Vadillo, entre otros.

Acompañó todo el proceso de la presentación el director de la Unidad 40, Roberto Parodi y los subdirectores del penal. “El objetivo fue estimular a los internos para que escriban un libro con cuentos cortos”, explicó el titular de la cárcel.

Desde hace un mes comenzó a dictarse talleres literarios en el pabellón 3 y en el 7. En el primero participan 21 mujeres y en el otro, 47 varones. Se reúnen todos los miércoles a partir de las 14 y por dos o tres horas los participantes leen, analizan y escriben.

En el libro Pelota de Papel 2 se encuentran 41 cuentos de los jugadores y entrenadores de fútbol Fernando Gago, Javier Saviola, Nahuel Guzmán, Lautaro Martínez, Emmanuel Gigliotti, Fabricio Coloccini, Diego Lugano, Agustín Lucas, Jorge Cazulo, Mariano Soso, Mikel San José, Ignacio Bogino, Maximiliano Velázquez, Gonzalo Bettini, Emiliano Alfaro, Mónica Santino, Gustavo Lombardi, Kurt Lutman, Roberto Bonano, Juan Pablo Sorín, Fernando Pandolfi, Aldo Pedro Poy, Sol Domínguez, Sebastián Beccacece, Héctor Bracamonte, Santiago Ladino, Ángel Cappa, José Chatruc, Claudio Morresi, Adrián Bianchi, Matías Carnival, Santiago Amorín, Evelina Cabrera, Coco Conde, Pablo Ricchetti, Santiago “Bigote” López, César Carignano y Daniel Albornós.

A esta lista se suman los poemas de dos cracks ya fallecidos: el mítico arquero de Boca Américo Tesoriere y Juan Carlos Touriño, figura de Quilmes, de Gimnasia y del Real Madrid.

Pablo Aimar, Leonardo Di Lorenzo, Norberto Verea, Juan Manuel Herbella y Daniel Baldi participaron escribiendo prólogos, algo que también hicieron el cantante Juan Manuel Moretti y el psicólogo Marcelo Roffé.

El entrenador de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, escribió el epílogo del libro y Jorge Valdano el texto de contratapa.

Desde la salida del primer libro, Pelota de Papel recorre escuelas, clubes, pensiones, cárceles y ferias.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *