SEDUCIR A INVERSORES

Todo indica que va creciendo el interés de los inversores internacionales en la Argentina, a la luz de un mundo dominado por incertidumbres e instabilidades, a lo que hay que sumar una región marcada por las crisis de Brasil y de Venezuela. En este contexto, nuestro país asoma, a pesar de sus dificultades y limitaciones, como un lugar que se esfuerza en ordenar su economía e instituciones con el objetivo de inserción en los mercados mundiales, único camino posible y real para retomar una senda de crecimiento económico sostenido intentando dar previsibilidad en sus acciones imprescindible para cualquier inversor. No es casualidad, entonces, que el World Economic Forum (WEF) de América Latina, el evento económico de la región más importante del año se realice la semana que viene en Buenos Aires.

Reúne a líderes mundiales, inversores, empresarios, y representantes de gobiernos para debatir y construir la agenda de las tendencias de la región. Un espacio de intercambio que, sin dudas, representa una gran oportunidad para tratar los temas de fondo de Latinoamérica, y de la Argentina, de desafíos que impone el nuevo orden mundial.

La intervención de KPMG en el foro pondrá especial foco en la temática de infraestructura que sigue siendo uno de los desafíos más importantes y estratégicos de la región. La globalización impone, entre otras cosas, la integración física y de servicios de los países que conforman bloques económicos y comerciales para poder competir en un mercado internacional cada vez más exigente. Energía, rutas, trenes, telecomunicaciones, puertos y aeropuertos, constituyen los grandes sectores transformadores de la integración para que productos y servicios puedan llegar en igualdad de condiciones con el resto del mundo. Y hacia adentro de la Argentina, infraestructura es también desarrollo social como lo son el tendido de agua corrientes y sistema cloacal, acceso a la electricidad, aumento del número de escuelas, hospitales, terminales de ómnibus, y la urbanización de barrios carenciados, son algunos ejemplos de cómo se puede transformar una sociedad si hay una clara definición estratégica en la materia.

En otras palabras, los planes o proyectos de infraestructura deben contemplar las necesidades y prioridades de la sociedad para su crecimiento y la mejora de su calidad de vida.

Es de esperar que la Argentina se vuelva más estable en su macroeconomía y empiece a crecer para posibilitar un proceso de inversiones globales que se dirijan a obras de infraestructura que permitan al país bajar sus costos internos y poder competir internacionalmente.

Entonces, y a poco de andar, empezaremos por dejar de ser una economía de frontera para insertarnos en el mercado de los países en desarrollo con el beneficio de la reducción de las tasas de interés que cualquier inversionista requiere cuando viene de escenarios de mayor riesgo.

En este sentido, la realización del WEF Latam en el país es una oportunidad especial para intercambiar diagnósticos, experiencias, opiniones y propuestas de todo lo que tienen nuestros países para atraer inversiones, nuevos negocios, y proyectos de crecimiento. Poder tener contacto con una visión amplia de todos estos problemas y aprender de las prácticas exitosas que hicieron otras naciones.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *