SEGUÍA AYER LA BÚSQUEDA DE LOS DOS MENORES QUE EL PASADO LUNES SE FUGARON DEL LUGONES

 

Dos adolescentes se escaparon el lunes último del instituto ubicado en Leyría y Neuquén de esta ciudad. Hasta ayer no se tenían novedades sobre los paraderos de ambos menores.

NICOLÁS MURCIA
<
>
Dos adolescentes se escaparon el lunes último del instituto ubicado en Leyría y Neuquén de esta ciudad. Hasta ayer no se tenían novedades sobre los paraderos de ambos menores. NICOLÁS MURCIA

Hasta ayer continuaban desarrollándose tareas por parte de la Policía de esta ciudad y de otras de la zona para dar con los paraderos de dos menores que el pasado lunes en horas de la tarde se habían fugado del Centro Cerrado “Leopoldo Lugones”.

En el marco de lo sucedido, y una vez que ese día fuera comunicada la novedad desde el instituto ubicado en Leyría y Neuquén, al ser radicada una denuncia por las evasiones se inició un sumario penal desde la Fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil departamental.

Los adolescentes que se escaparon tiene ambos la misma edad, 17 años. Y según lo referido ayer por voceros del Lugones, en el instituto con sede en esta ciudad estaban cumpliendo sanciones por diferentes robos que habían cometido.

Uno de los menores que se fugó es oriundo de Bolívar, mientras que el otro figura con último domicilio en Trenque Lauquen.

En ambas ciudades se habían intensificados las búsquedas de los dos para tratar de localizarlos, ante la sospecha de que los adolescentes, tras la fuga,  podrían haber regresado a sus respectivos domicilios.

Con relación a las evasiones, se supo que ambos menores, cuando estaban en el patio del instituto, treparon desde ahí a los techos, desde donde luego salieron en dirección hacia la calle Chubut.

A modo de una evidencia de lo que fue la evasión, uno de los adolescentes perdió una zapatilla durante la huida.

Si bien en el instituto hay custodia, quienes estaban encargados de vigilar a los menores en ese entonces no tuvieron contacto visual con los evadidos, ya que uno de los guardias estaba en el interior de una garita y el otro en su vehículo particular, que se encontraba estacionado en España y Neuequén.

Ambos jóvenes que se fugaron estaban catalogados dentro del instituto como menores que tenían un “muy buen comportamiento”.

Mientras que uno de ellos se evadió por primera vez el lunes pasado, el otro es la segunda vez que lo hace, luego de que en una primera ocasión no había querido regresar al Lugones después de que le fuera otorgado un permiso para viajar a su ciudad y visitar a su familia.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *