SEGUÍAN INVESTIGANDO UN ROBO OCURRIDO EL SÁBADO

La Policía continúa investigando un robo que en horas de la tarde del pasado sábado se produjo en un domicilio de esta ciudad, lugar donde también funciona un pensionado para mujeres estudiantes terciarias y universitarias.

Escenario del episodio delictivo, tal lo que ya había sido informado desde este diario en su edición del domingo último, había sido una propiedad situada en la calle Olavarría entre Maipú y Alvear.

La denunciante y una de las damnificadas por este hecho es Adriana Edith Fossat, la mamá de Felicitas Lazarte, una nena trasplantada de corazón que tenía nueve años y en junio del año pasado falleció junto a su papá en un accidente de tránsito, cuando el auto en el que circulaban por la Avenida Chaves de esta ciudad -vehículo en el que también iba la mujer- chocó contra un caballo que estaba suelto.

Por lo ocurrido el sábado último en la casa donde vive Adriana Fossat se inició un sumario penal caratulado como robo, tras la denuncia que la mujer radicara por el hecho en la sede de la comisaría primera local.

En la casa donde se domicilia Fossat, de 44 años, funciona un pensionado que en la actualidad aloja a cuatro estudiantes mujeres, quienes también resultaron damnificadas por este ilícito.

Según consta en la denuncia radicada en sede policial, unos seis mil pesos, una computadora portátil del tipo “netbook” y otra del tipo “notebook”, y el monitor y el teclado de una computadora de escritorio fueron, en principio, los elementos de los cuales los autores de este hecho se apoderaron.

Aprovechando que no había nadie, los delincuentes ingresaron a la vivienda en horas de la tarde del sábado último, tras forzar una puerta a la que le sacaron el vidrio.

De acuerdo con versiones de testigos, los autores del hecho habrían sido dos sujetos que ingresaron aprovechando que tanto Fossat como las jóvenes que tiene como inquilinas en la propiedad en ese entonces no estaban.

La dueña de la vivienda se había ido de viaje días antes a Las Flores. Y una vez que le avisaron de lo que había pasado en su casa, ese mismo sábado regresó para luego formalizar la denuncia en la comisaría primera por lo ocurrido en su propiedad.

A modo de evidencia de lo que fue este robo que aún se continúa investigando para dar con los autores del ilícito, en la vivienda los delincuentes provocaron un gran desorden en busca de dinero y de otros elementos de valor de los cuales finalmente se apoderaron.

Había sido previsto que Fossat, como así también las estudiantes que tiene como inquilinas, concurrieran nuevamente a sede policial para ampliar la denuncia, teniendo en cuenta que ese mismo sábado sólo se había determinado el faltante del dinero y de los otros elementos señalados, aunque al parecer no serían los únicos de los que los autores de este ilícito se apoderaron.

La causa penal que por este caso se está sustanciando se instruye desde la UFI 1 que está a cargo de la fiscal Neli Rosas.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *