Según el abogado de familiares de Sofía Santillán, hay dos personas que “saben más de lo que dicen”


Ariel Fusco, representante letrado de la familia de Sofía Santillán, piensa que hay dos personas que retienen información que podría ser importante para el esclarecimiento del crimen de Sofía Santillán. EL NUEVO CRONISTA

El doctor Ariel Fusco, letrado que patrocina a familiares de la joven trans asesinada en Mercedes a fines de diciembre de 2016, en carácter de particular damnificado en la causa penal sospecha de quienes estuvieron junto a la víctima, en su última noche, de quienes consideró que incurrieron en contradicciones. Aseguró, además, que “la investigación está estancada”.

El caso del homicidio de Sofía Santillán, la joven trans que fue encontrada sin vida en un predio ferroviario hace ya un año continúa sin mayores avances en lo que hace a su resolución. Como se recordará, en el marco del aniversario del trágico hecho -el pasado 26 de   diciembre-, desde la UFI N° 3 a cargo del doctor Pedro Illanes que instruye la causa se están esperando una serie de pericias psicológicas a testigos y se renovó la descripción del autor del hecho para tratar de arribar al asesino.

Pocos avances    

Sin embargo, para el doctor Ariel Fusco, quien representa a los familiares de Sofía en carácter de particular damnificado en la causa penal “la investigación está estancada y  sin líneas concretas que se estén siguiendo para establecer quién fue el autor del hecho”.

“Al principio hubo avances en base a una investigación aportada al expediente que terminó con la detención de una persona y su imputación. Pero posteriormente se debieron archivar las actuaciones respecto de esta persona porque no había más elementos para seguir en su contra”, indicó y agregó que “la realidad es que se trató de un hecho del cual quedó poca evidencia. Tenemos que recordar que en su momento, la muerte se produjo un día determinado y el hallazgo del cuerpo dos o tres días después, en un descampado donde había llovido y se dieron también altas temperaturas. Todo lo que ocurrió atentó contra la escena del crimen e impidió que  surgiera algún elemento que pudiera ser relevante para generar algún indicio en alguna línea investigativa. Desde ese punto de vista, la investigación está estancada”.

Buscando en Uruguay  

Por otro lado, Fusco señaló que “existe una pequeña línea que el fiscal va a profundizar que tiene que ver con una persona acusada de otro hecho que se produjo días antes y que en este momento está detenido en Uruguay. Existe un proceso para poder traerlo al país y poder profundizar sobre ello, pero también es cierto que los elementos son pocos. Dependerá seguramente de algún reconocimiento que se pueda efectuar sobre esta persona, pero que también está pendiente de la extradición que se encuentra desde hace algunos meses demorada”. Los elementos -en principio- serían “unos rasgos fisonómicos de esta persona con los del identikit aportado al expediente”, agregó el profesional

Otra óptica    

Más allá de todo esto, para el doctor Fusco hay que tomar otra línea. “Considero que existen elementos respecto de las otras dos chicas que estuvieron la noche de la desaparición de Sofía, trabajando en el lugar, y que pudieron observar a la persona que fue la última que estuvo con la víctima, que sería el responsable del hecho”, señaló el abogado y apuntó que “no tengo ninguna duda que a esta altura en el expediente hay elementos suficientes para imputarlas, al menos, del delito de encubrimiento. Las dos o tres declaraciones que se han producido, y sus declaraciones extraoficiales a terceras personas que luego se volcaron a la causa, que son contradictorias, hacen presumir que tienen información que no están aportando a la investigación, que puede ser o por temor a ser útiles a esclarecer el hecho respecto de esa persona responsable del homicidio o en el peor de los casos por complicidad”, expresó.

En ese sentido, para el particular damnificado “lo concreto es que esas dos personas, esa noche estaban y tienen información que, desde mi punto de vista, no la están aportando y sería determinante para esclarecer el hecho. No tengo dudas de que ese es el camino”.

Por otro lado, Fusco añadió que “en este caso en particular no vamos a encontrar más testigos, rastros, indicios o móviles a tener en cuenta para encaminar la investigación hacia otra persona”. Por eso, “creo que el punto está en quiénes vieron a la persona que estuvo con Sofía esa noche, que fue la última que la vio con vida. Considero que si no hablan resulta suficiente para poder imputarlas de encubrimiento”.

Fuente: El Nuevo Cronista – Mercedes

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *