DESPIDIERON A 140 TRABAJADORES DE SEDE CENTRAL

Según Vanina Zurita “la situación en Fabricaciones Militares es muy compleja”

 

 

Comenzó a desarrollarse  ayer un paro por 48 horas en todas las plantas que posee el organismo, entre ellas la de Azul. La titular de ATE en el ámbito local, destacó que “como organización debemos ponernos a la cabeza de esta pelea, pero los obreros y la comunidad deben entender que el escenario que se está atravesando es muy difícil, donde los medios de comunicación nacionales tapan lo que está sucediendo realmente en el país”. “No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que este gobierno representa a la derecha más ortodoxa que pueda existir. Sabíamos que iban a venir por la clase obrera. Lo peligroso de esto es que los trabajadores no tengan conciencia de esta cuestión”, expresó.

 

En la sede local de ATE se realizó ayer una asamblea para determinar los pasos a seguir en el marco del plan de lucha iniciado por el despido de 140 trabajadores en la sede central de Fabricaciones Militares. NACHO CORREA “No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que este gobierno representa a la derecha más ortodoxa que pueda existir. Sabíamos que iban a venir por la clase obrera. Lo peligroso de esto es que los trabajadores no tengan conciencia de esta cuestión”, expresó  Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de ATE. NACHO CORREA
<
>
“No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que este gobierno representa a la derecha más ortodoxa que pueda existir. Sabíamos que iban a venir por la clase obrera. Lo peligroso de esto es que los trabajadores no tengan conciencia de esta cuestión”, expresó Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de ATE. NACHO CORREA

Cerca de 140 empleados de Fabricaciones Militares (FM) fueron despedidos ayer de sus cargos. De acuerdo a lo manifestado por un representante de los obreros, de un “total de 350 trabajadores, hay una lista de 140 despedidos, sólo en la ciudad de Buenos Aires”. Los cesanteados ocupaban cargos en la sede central de FM, ubicada en Capital Federal.

A  partir de lo ocurrido, se comenzó a desarrollar un plan de lucha en todas las plantas que posee el organismo, entre ellas la de Azul. Las otras fábricas se encuentran en Santa Fe, San Juan y dos en Córdoba. En esas plantas se fabrican explosivos, municiones y se realizan diversas tareas relacionadas a la industria para la defensa y la seguridad.

En este contexto, EL TIEMPO dialogó ayer con Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

“Esto tiene que ver con la defensa de cada puesto de trabajo”

En principio, la dirigente gremial local apuntó que “la situación en Fabricaciones Militares es muy compleja. En esta ciudad no se produjeron despidos de la magnitud que sí existió en Capital Federal, donde se dejaron cesantes a 140 empleados. En Fanazul hubo dos en la parte de administración”.

“Nosotros ya habíamos decidido en asamblea que íbamos a defender al sector con uñas y dientes. Dejamos en claro que si tocaban a un compañero nos iban a tocar a todos. Es así que en este momento las cinco fábricas están de paro”, comentó Zurita.

Asimismo, la titular de ATE manifestó que “esto tiene que ver con la defensa de cada puesto de trabajo. El achique se está dando en todo el sector nacional y en el de la provincia de Buenos Aires también”.

Según Zurita: “El argumento de ellos se basa en la revisión de contratos de gente que teóricamente sobra. Nosotros vamos a defender cada puesto de trabajo del compañero que marque en su lugar de tareas y que cumpla con el horario. Por eso desestimamos que vayamos a estar defendiendo a personas que no cumplen con su labor. Ese es el argumento del gobierno para justificar el ajuste y el achique del Estado”.

“Debemos ponernos a la cabeza de esa lucha”

Por otro lado, Zurita hizo hincapié en que “como organización debemos ponernos a la cabeza de esta lucha, pero los trabajadores y la comunidad deben entender que la situación por la que se está atravesando es muy difícil, donde los medios de comunicación nacionales tapan lo que está sucediendo realmente en el país”.

“Es una situación gravísima en el marco de la cual hay despidos en el sector privado y en el público. Además no hay políticas para paliar esa cuestión. Entonces, si -como trabajadores- nos enganchamos en el discurso del poder político de que se está echando a gente que no cumple, somos partícipes de un argumento engañoso”, remarcó la gremialista azuleña, quien añadió que “esta cuestión se relaciona claramente con que esta administración necesita mostrarle a la banca exterior que es un gobierno ‘fuerte’ y también para condicionar las paritarias, no sólo en el sector público sino también en el privado, ya que se termina discutiendo puestos de trabajo y no condiciones laborales y aumento de salario”.

“Este gobierno representa a la derecha más ortodoxa”

En otra parte de la charla, Zurita informó que el plan de lucha enmarcado en la preocupante situación generada por estos 140 despidos se está realizando un paro por 48 horas, el cual culmina en la jornada de hoy. “La continuidad de las medidas de fuerza las vamos a analizar en asamblea”, añadió en idéntico aspecto la titular de ATE Azul.

“Para ATE es muy preocupante. Además fuimos la primera organización que -el 28 de diciembre- le hizo un paro a este gobierno sabiendo qué tipos de políticas se iban a implementar. No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que este gobierno representa a la derecha más ortodoxa que pueda existir”, consideró.

La dirigente gremial aseguró que “sabíamos que iban a venir por la clase obrera. Lo peligroso de esto es que los trabajadores no tengan conciencia de esto”.

“Estas medidas las están tomando durante el primer semestre, que es cuando todavía tienen un alto consenso por parte de la sociedad porque recién han sido electos. Además en algunos sectores no ha se sentido el latigazo por estos despidos”, mencionó.

Finalmente la secretaria General de ATE en el ámbito local subrayó que “alcanza con ver el escenario de nuestra comunidad. Tenemos un molino que cerró con 30 familias afuera; cerca de 120 trabajadores de San Lorenzo con sus puestos laborales en peligro; en el municipio está pasando casi lo mismo; el frigorífico en pésimas condiciones; hay despidos en el sector nacional. Entonces, en una comunidad como la nuestra se va a sentir el latigazo. Por todo lo planteado, la cuestión es preocupante no sólo para los trabajadores sino también para toda la comunidad”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *