AGRO 

Seguros que responden ante el campo 

La producción agropecuaria es la actividad que está más expuesta al riesgo climático, es por eso que es importante tener el lote asegurado para no perder el dinero invertido. 

Los seguros agrícolas son una herramienta de gran utilidad en épocas como éstas, en que los productores se ven obligados a afinar la punta del lápiz y  realizar inversiones importantes para poder obtener rindes que permitan cubrir los gastos. Por eso, no se debe resignar una cobertura que adapte a las necesidades del campo, ya que los costos de producción son altos y no admiten errores.

La mayoría de los agropecuarios buscan una cobertura sobre el granizo, otros sobre incendios o inundaciones, que naturalmente, varían según la ubicación porque hay zonas geográficas más seguras que otras. En ese caso, hay compañías de seguros que tiene su propia propuestas sean individuales o combinadas, siendo esto último lo más esencial para los cultivos, lotes, maquinarías y animales, entre otras opciones, que ayuda a estar protegido ante las adversidades climáticas.

Asimismo, dentro de las variantes de seguros, y más allá del siniestro previsto, las empresas suelen manejar opciones de cobertura total, sin franquicia, o bien con franquicias de entre el diez y el veinte por ciento.

Año tras año, la experiencia acumulada en las sucesivas campañas van incorporando a los productos estándar, variantes y extras en función de las necesidades que van a apareciendo.

Los seguros agropecuarios pueden ser realizados sobre cualquier riesgo que afecte potencialmente, en determinada etapa o momento, a las explotaciones agrícolas, tales como sembrados o cosechas, como así también los que cubren la salud o la vida de los animales reproductores de raza. Respecto a esto último, la ganadería es, por naturaleza, mucho más estable que la producción agrícola, por lo cual no hay una gran especialización de productos en el mercado de seguros.

Pero el más importante, y que se suele comercializar mucho, es el de asegurar toros de  pedigrí cuya cotización es muy alta y suelen utilizarse para inseminación artificial.

Contratar un seguro no es algo caro, pero el productor agropecuario no se da cuenta de eso hasta que no le pasa algo, y recién ahí toma conciencia de lo poco que le hubiera costado mantenerse cubierto. Por eso, tener en el campo un buen respaldo es tan importante como elegir una buena semilla. En ese orden, no hay que dejar pasar el tiempo y asegurar de que no haya riesgos de pérdida.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *