AYER POR LA MAÑANA  

Sentida ceremonia de inauguración y homenaje en la Escuela Especial 504

 

 

La cooperadora entregó la llave a la directora del establecimiento del salón de usos múltiples que llevará el nombre de “Tela” Lavayén. “Es un orgullo para nuestra comunidad educativa que este lugar lleve el nombre de una persona con tantos valores, que hacía honor a su palabra con hechos”, expresó Ana Massanelli.

Rita y Emilio, hijos de “Tela” Lavayén junto con Massanelli y Alcorta descubrieron la placa con el nombre del SUM. JOSÉ BERGER 

 “Es un orgullo para nuestra comunidad educativa que este lugar lleve el nombre de una persona con tantos valores”, expresó Ana Massanelli, directora de la Escuela 504. JOSÉ BERGER
<
>
“Es un orgullo para nuestra comunidad educativa que este lugar lleve el nombre de una persona con tantos valores”, expresó Ana Massanelli, directora de la Escuela 504. JOSÉ BERGER

Ayer se inauguró oficialmente el nuevo salón de usos múltiples de la Escuela Especial N° 504. Se trata de un proyecto que se concretó gracias al trabajo de la Asociación Cooperadora y el apoyo de toda la comunidad.

En una sencilla y emotiva ceremonia que se realizó en las nuevas instalaciones, que aunque todavía no están terminadas pueden ser utilizadas por la comunidad educativa, la comisión de la cooperadora entregó a la directora de la escuela, Ana Massanelli, las llaves del SUM.

Hay que destacar que en la oportunidad se descubrió una placa con el nombre que llevará el salón: “Graciela Mónica Lavayén”,  una docente e integrante de la cooperadora que ya no está entre nosotros, pero que tenía este sueño y trabajó para que hoy sea una realidad.

Estaban presentes docentes y alumnos de la institución sita en la Avenida Piazza, la inspectoras Cristina Seoane y Estela Brooks, el presidente del Consejo Escolar Martín Laborda, la consejera escolar Paola Ficca, integrantes de la cooperadora y familiares de “Tela” Lavayén.

Luego del ingreso de los abanderados y escoltas, y una nota que se leyó de parte de la consejera Patricia Quattrocchio en adhesión a esta inauguración, se dirigió a los presentes Ana Massanelli.

Un sueño hecho realidad    

“Me alegra que hoy estén muchos de los que hicieron posible que este sueño sea una realidad, no quiero nombrar a todos  por miedo de olvidarme de alguno, pero sí  recalco la colaboración incesante de los integrantes de la Asociación Cooperadora, miembros del Consejo Escolar, docentes, familiares, alumnos y comunidad”, expresó en principio la directora de la Escuela Especial 504.

Hizo hincapié a continuación en que “hoy se encuentran los hijos de una persona que fue fundamental para que hoy estemos aquí reunidos inaugurando este lugar”.

Por eso quiero saludar a Rita y Emilio “como siempre tan orgullosa los nombraba ‘Tela’ a sus soles”.

Homenaje a “Tela”   

“Hoy nos encontramos aquí reunidos para homenajear a nuestra querida Tela Lavayén quien fue un pilar fundamental para la creación del salón de usos múltiples de nuestra  preciada escuela”, manifestó.

Contó que “a Tela la conocí como docente en el aula, con su compromiso afectivo, su pasión por la docencia, con sus principios éticos y morales que siempre estuvieron tan marcados en ella”.

“Siempre le comentaba que amaba escuchar sus clases de historia, esa claridad, su entusiasmo, su entrega, transmitía a los niños y adultos, quedamos atrapados por su saber. Luego llegó el momento de su jubilación como docente, pero con su espíritu bondadoso y preocupado por los niños continúo como integrante de la asociación cooperadora”, relató.

En tanto,  Massanelli recordó que “ella, junto a todo un grupo de personas preocupadas por el bien de nuestros niños, comenzó a gestar el proyecto del SUM”.

“Su entrega fue total”   

“Sus dolencias físicas no fueron excusas para no asistir a reuniones, siempre  priorizando el bien común sobre el propio. Otra vez, su entrega fue total”, destacó.

Contó también que “en nuestras reuniones de cooperadora siempre estuvo presente nuestra querida Tela, con cada avance del SUM surgían emotivos comentarios” y por este motivo entendió que ahora con el proyecto prácticamente terminado “estaría feliz”.

Recordó entonces que “por cosas que uno no puede explicar el 7 de diciembre de 2013 nuestra querida Tela nos dejó”.

Y por todos estas razones que enumeró, remarcó que “consideramos que es más que merecido que nuestro flamante SUM lleve su nombre”.

“Una deuda de honor”    

“Es un orgullo para nuestra comunidad educativa que este lugar lleve el nombre de una persona con tantos valores, que hacía honor a su palabra con hechos”.

A su vez, señaló que “como una deuda de honor, la comisión planteó que este lugar tan esperado por todos lleve su nombre y en forma unánime se asiente que es un mérito más que merecido”.

De esta manera, Massanelli enfatizó que “a partir de este momento este lugar que fue esperado con tanto anhelo lleva su nombre”.

Para finalizar sus palabras para la ocasión, la directora del establecimiento educativo leyó una poesía de la Madre Teresa de Calcuta que habla de los sueños y de la vida.

“Por siempre te recordamos y te queremos Tela”, manifestó para terminar.

“ES UN DÍA MUY ESPECIAL PARA LA COMUNIDAD DE LA ESCUELA”

También habló en la oportunidad Irma Alcorta de Girbent, presidenta de la Asociación Cooperadora de la Escuela nro. 504.

Valoró en principio lo ocurrido ayer y expresó que “hoy es un día muy especial para la comunidad educativa de esta escuela”.

Informó que si bien entregaron la llave del SUM y los alumnos de la escuela lo pueden utilizar, aún faltan algunos detalles de terminación.

“Mi primer agradecimiento es a este grupo de trabajo que formamos con un objetivo común: el bienestar de nuestros chicos”, puntualizó.

Agregó que “en la construcción de la propuesta hubo consensos y disensos que nos llevaron a transitar por los caminos de nuestro propósito”.

Al mismo tiempo, contó que “muchas cosas hemos podido hacer en la escuela, pero este SUM, queremos recordar y contar, fue iniciativa de una gran maestra y miembro de la cooperadora, nuestra querida Graciela Mónica Lavayén”.

Al igual que la directora, la recordó con halagos y la homenajeó.

“Siempre nos insistía en la necesidad de un salón de usos múltiples, hasta que un día, corría el año 2011, pudimos comenzar con su iniciativa”.

“Fue ahí que nos pusimos a trabajar y tuvimos la suerte de contar con el apoyo incondicional del arquitecto Selvaggio, del Consejo Escolar, de los docentes y de toda la sociedad que ante un requerimiento, contábamos con su apoyo”, resaltó.

“En homenaje a esa inolvidable maestra que tanto quería a esta escuela y a sus niños, que siempre pensaba en ellos, este salón llevará el nombre de Graciela Mónica Lavayén”, dijo.

Para finalizar indicó que “Tela, a partir de hoy los niños, tus alumnos, podrán disfrutar del SUM”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *