IMPREVISTA PARTIDA

Sergio se quedó sin Homero

<
>

Por Javier Ciappina – De la Redacción del diario EL TIEMPO

Homero era el perro de Sergio Vargas.

El que lo acompañaba casi todos los días repartiendo diarios por distintos puntos de la ciudad.

Homero era también la mascota del diario El Tiempo.

La que se acercaba presurosa y feliz cuando distinguía que a lo lejos venía algún integrante del diario que le podía abrir la puerta, para luego “garronear” con esmerada habilidad un bizcocho o una masita y tirarse, finalmente, a dormir la siesta en un rincón fresco o cálido, dependiendo de la época del año.

No molestaba absolutamente a nadie.

Un ladrido frente a la puerta era el llamado para que alguien le abriera para poder salir a realizar sus necesidades.

En las últimas horas supe que a Homero, aparentemente, lo envenenaron.

Triste noticia.

Duele mucho saber que hay almas tan corroídas por el odio y la insensatez que, además, ponen en riesgo la salud de las personas que eventualmente puedan tomar contacto con la letal sustancia.

Almas con un veneno más mortal que el que finalmente terminó con la vida de nuestro querido Homero. Chau, capo!!

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *