ENTREVISTA  

“Si el Estado no está presente el mercado se autorregula pero para su conveniencia”

Este fue uno de los conceptos esgrimidos durante la charla mantenida ayer por este diario con Marcos Harguinteguy, subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda, quien llegó a esta ciudad con el objetivo de trabajar en el marco de la red comunitaria de consumo que se está impulsando desde Unidad Ciudadana. Del diálogo también participó Nelson Sombra, referente de UC en Azul.  


El referente de Unidad Ciudadana en Azul, Nelson Sombra, y el subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda Marcos Harguinteguy, dialogaron con EL TIEMPO. JOSÉ BERGER
<
>
El referente de Unidad Ciudadana en Azul, Nelson Sombra, y el subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda Marcos Harguinteguy, dialogaron con EL TIEMPO. JOSÉ BERGER

Estuvo ayer en Azul el subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda Marcos Harguinteguy, quien llegó a esta ciudad con el objetivo de trabajar en el marco de la red comunitaria de consumo que se está impulsando desde Unidad Ciudadana en el ámbito local. En ese escenario es que el mencionado funcionario ayer -acompañado por el referente de UC en Azul, Nelson Sombra– mantuvo una charla con este medio.

“Involucrarse, participar y tratar de organizarse”

Según señaló Nelson Sombra, esta actividad está en marcada en la iniciativa de compras comunitarias que se viene impulsando desde el espacio del cual forma parte, que tuvo su génesis en diferentes barrios de la ciudad y que dio un “salto cualitativo” con el acuerdo logrado con un grupo de almaceneros que se sumaron a la propuesta.

“Esto nos pareció muy acertado en relación con la escasez de trabajo que tenemos en Azul. Y fundamentalmente para poder sostener no sólo esas fuentes laborales sino también para generarle accesibilidad a los vecinos y que no tengan que pedalear hasta los supermercados para ir a buscar un poco de buenos precios”, señaló el referente de Unidad Ciudadana.

Y además “los supermercados grandes te hacen una oferta al 50 por ciento una vez al mes, lo que representa un certificado de defunción para el almacén de barrio, ya que los vecinos van a gastar el dinero ahí y cuando vuelven al barrio es para pedirle fiado al almacenero”.

Asimismo, Sombra destacó  y agradeció “la buena voluntad de los almaceneros para involucrarse, participar y tratar de organizarse. Sin eso la idea quedaría pedaleando en el aire”.

“Un golazo”

De acuerdo a lo informado por Sombra, la compra comunitaria de leche “fue un golazo”“A los cuatro días los almaceneros ya estaban llamando para decirnos que se habían quedado sin leche, que querían más y preguntaban cómo podían hacer para conseguir más”, dijo en idéntico contexto, y añadió que actualmente “hicieron un nuevo recorrido de llamados que fue sumamente positivo entre los almaceneros, quienes aseguraron que van a participar otra vez. La idea es sumar algunos productos más de la canasta básica. Y en eso estamos”.

Además, el referente de Unidad Ciudadana contó que cuentan con la colaboración de la Municipalidad de Avellaneda, “de la mano de Jorge Ferraresi, quien es una muestra de que no hace falta cambiarse de partido para que las ideas prosperen y que la acción política se concrete en beneficio de la sociedad. Y tuvo la buena voluntad de prestarnos un funcionario; de darnos una mano con Marcos Harguinteguy, subsecretario de Comercio de ese distrito, que es quien está a cargo de la red comunitaria de consumo que genera este tipo de políticas, las cuales son totalmente necesarias para paliar una crisis como la que estamos viviendo”.

“Un Estado presente”

A su turno Marcos Harguinteguy expresó que “en Avellaneda, cuando nosotros presentamos el proyecto de la Subsecretaría, nuestro objetivo era lograr que el Estado tenga un espacio de articulación con los pequeños y medianos actores de la economía”.

“Desde ese lugar es que fuimos generando algunas herramientas -con comerciantes, productores, cooperativas- que plantean un Estado presente que continúe con determinadas políticas que se venían llevando adelante y que fueron suprimidas por la actual gestión nacional, lo que era acuerdos de precios con pequeños actores, con feriantes, con productores -el cual se suprimió directamente-; de hecho hasta casi desapareció Precios Cuidados en los grandes supermercados”, explicó el funcionario de Avellaneda.

A su vez, Harguinteguy señaló que “teníamos como lógica que si el Estado está presente, si articula, si junta, si direcciona recursos, se puede nivelar la situación del pequeño en cuanto a competir con los grandes; lo cual es muy dificultoso en razón de la concentración, el crédito, el acceso a la publicidad que tienen, la cual  siempre es mucho menor. Por eso el Estado, en este caso Municipal, vine a tratar de suplir algunas de esas cuestiones, otras se pueden soluciona solamente teniendo un Gobierno Nacional o Provincial”.

“Pensando en apuntalar el comercio local”

Por otro lado, el subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda comentó que con los objetivos planteados anteriormente “se armaron algunas herramientas, incluso  muchas de las cuales pueden llegar a repensarse en otras ciudades, relacionadas con todos los comerciantes en general”.

“Les armamos una tarjeta que los nuclea, una red que les da la posibilidad de publicitarse, de mostrarse, se les entrega a todos los vecinos y los comerciantes les dan beneficios. Son cosas que generalmente hacen los privados pensando en el rédito propio. En este caso es al revés, el Estado armó el programa pensando en apuntalar el comercio local, dándole la posibilidad -que no tendría uno solo- de centralizar la herramienta de promoción”, aseguró Harguinteguy.

“Tienen esa visión liberal de que el mercado se autorregula, y no es así”

En otro tramo de la entrevista con este diario, el funcionario de Avellaneda mencionó que también se ha trabajado “con programas que abandonó Nación, con productores que traían precios populares a los barrios a través de la venta directa. Eso fue dejado de lado; ahora retomaron alguna cuestión pero con un precio terrible”.

“Dejaron esas iniciativas porque tienen esa visión liberal de que el mercado se autorregula, y no es así. Si el Estado no está presente el mercado se autorregula pero para su conveniencia Entonces, tomamos estas propuestas desde el municipio, nos juntamos, los llamamos y los acompañamos… pero también le planteamos la posibilidad de que tienen que organizarse. Nosotros participamos en la red comunitaria de consumo pero la participación de ellos es fundamental”, señaló Harguinteguy, quien paso seguido añadió que “hoy en esa red se nuclean desde productores que van con la venta directa con precios al 20 ó al 30 por ciento por debajo de cualquier gran supermercado hasta otros más pequeños a los que una de las dificultades que se les presenta es la comercialización, llegar, mostrarse”.

“Aportar nuestra experiencia para que a Azul le vaya mejor”

Sobre el final del diálogo con este matutino, el subsecretario de Comercio de la Municipalidad de Avellaneda refirió que “nosotros venimos a prestar la herramienta, los chicos de Azul van a tener que caminar la ciudad, lo que es una cuestión muy laboriosa”.

Por último Nelson Sombra tomó la palabra nuevamente para afirmar que “nosotros no estamos en contra de nadie. Venimos a aportar nuestra experiencia para que a Azul le vaya mejor”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *