TEXTUAL DE RAMIRO ORTIZ

  “Si el Intendente nos pide que lo ayudemos lo vamos a ayudar, pero no nos pide ayuda”

 

 

“Es un encuentro más, como ha tenido con otros funcionarios a nivel provincial”, expresó el concejal de Cambiemos en uso de licencia cuando este diario lo consultó acerca del encuentro que el jefe comunal mantuvo con el titular de la Cámara Baja, Emilio Monzó. También se refirió a sus primeros meses al frente del Pami local. 

El concejal de Cambiemos en uso de licencia –está a cargo de la UGL de Pami con cabecera en Azul y área de influencia en una amplia región- afirmó que está muy a gusto en su nueva función. Algún operador cercano al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación se encargó de viralizar la foto y la información que daba cuenta del encuentro entre Emilio Monzó y Hernán Bertellys.
<
>
Algún operador cercano al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación se encargó de viralizar la foto y la información que daba cuenta del encuentro entre Emilio Monzó y Hernán Bertellys.

El encuentro que días pasados el Intendente Municipal de Azul mantuvo con un encumbrado dirigente del PRO no cayó bien en las filas del espacio que forma parte de Cambiemos a nivel local. No tanto por la reunión en sí, que algún allegado al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación se encargó de “viralizar” sino porque, según Ramiro Ortiz, principal figura del macrismo en la ciudad, cuando se le ha ofrecido ayuda a Hernán Bertellys, éste ha optado por rechazarla. “Es un encuentro más, como ha tenido con otros funcionarios a nivel provincial”, afirmó Ortiz cuando este diario lo consultó sobre el particular.

“Por ahí a lo que no estaban acostumbrados muchos de quienes integraban el Frente para la Victoria, que es lo diferencial del PRO o de Cambiemos, que es que por más que sean de signo político diferente son recibidos, son escuchados, se le giran al municipio los fondos que le corresponden. Son relaciones institucionales, maduras, como tienen que ser en un país normal y serio”, agregó.

Ortiz afirmó que “a Bertellys lo van a tratar como a cualquiera de los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires. Nosotros lo celebramos porque va a tener muchas otras reuniones como esa. Desde Cambiemos local estamos para ayudar en todo lo que nos pidan”.

Una reunión previa

En la nota con este matutino, Ortiz dio cuenta de una reunión previa a la que Bertellys tuvo la semana pasada con Emilio Monzó, como desencadenante de un vínculo que no pasa por su mejor momento con el titular del Ejecutivo local. “Si nos convocan vamos a ayudar en lo que necesiten y esté a nuestro alcance. La realidad es que no nos han convocado. Cuando para una reunión en el Ministerio del Interior me llamó Lucas Delfino, que es el secretario de Asuntos Municipales, hace dos meses y medio para que lo convoque a Bertellys, le pregunté al intendente si quería ir y me contestó que no. Después yo fui a esa reunión y apareció Bertellys con el secretario (de Gobierno, Alejandro) Vieyra y un periodista que les había hecho el contacto”, explicó el dirigente.

“Me quisieron ‘puentear’ si se quiere. Nosotros estamos a disposición. Si ellos no quieren, es problema de ellos. Yo le ofrecí los mejores oficios para esta reunión, me dijo que no pero igual apareció acompañado por otra persona. Si no quiere que lo ayudemos, no lo vamos a ayudar. Somos muy respetuosos de la figura del intendente municipal y si nos pide que lo ayudemos lo vamos a ayudar, pero no nos pide ayuda. No vamos a hacer una intendencia paralela; vamos a respetar la institucionalidad de la misma manera que lo hacen María Eugenia Vidal como gobernadora y Mauricio Macri como presidente. Cuando el intendente nos convoque por alguna cuestión determinada vamos a estar, pero la realidad es que no nos convoca”, amplió.

Cuestión “de fondo”

Ortiz también remarcó la necesidad de que haya total transparencia en la comuna respecto de los fondos que envía la administración provincial. “En diciembre la provincia le giró 7 millones de pesos no reintegrables justamente a un intendente que no era afín en lo político. (María Eugenia Vidal) lo hizo de entrada. Ahora hay que ver cómo Azul gasta sus recursos. Ya le giró más de 103 millones de pesos por coparticipación en lo que va del año; también le giró fondos para seguridad que esperamos que se apliquen en el sector donde corresponde”, indicó.

Si bien admitió que el hecho de estar con licencia del legislativo local le permite tomar distancia de algunos problemas, “no viviéndolos tan en carne viva”, igualmente “sigo ligado y comprometido con la ciudad y cuando algunos concejales me piden una opinión, estamos para ayudar”.

“A Azul lo veo complicado, como también creo que es así la situación provincial y nacional, aunque este distrito viene de un proceso más difícil y eso se nota. Me ha tocado recorrer por mi función (como jefe de la UGL de Pami) municipalidades aledañas y veo que están mucho mejor preparados que nosotros. Se nota que estos últimos años han hecho mejor las cosas y en Azul es más difícil, pero es el sacrificio que tiene que empezar por las autoridades políticas municipales. Hay que dar el ejemplo y ser racional en el gasto de los fondos públicos de la municipalidad. Esperemos que la actual administración sea racional para poder ir saliendo de a poco. No hay soluciones mágicas, no hay líderes mesiánicos, pero sí hay que hacer un esfuerzo durante mucho tiempo. Veremos con el correr de los próximos meses si se está haciendo el esfuerzo adecuado y si se están tomando las decisiones que corresponden”, definió.

Cuestiones de forma

Se consultó a Ortiz respecto de las recientes medidas que ha tomado el Gobierno nacional que encabeza Mauricio Macri, marcando como un error de procedimiento el no haber adelantado el cierre de las paritarias o bien  demorar la aplicación del aumento de las tarifas de servicios esenciales.

“No es una situación fácil. Tenemos una provincia de Buenos Aires fundida, un Estado nacional empobrecido y con mucho desorden administrativo y financiero. Con esto no es que uno justifique todo pero es un contexto muy adverso en muchas situaciones. También es cierto que se está empezando a mover el motor del país que es el campo. Las inversiones creo que en el corto tiempo van a venir. Apuntamos a que la Argentina sea un país confiable y haya inversiones propias y del extranjero, que son los generadores de mano de obra genuina que tanta falta hace. Vamos a empezar a avizorar mejores horizontes en el segundo semestre”, señaló.

En tanto subrayó que existe un trabajo en crecimiento con los dirigentes de la UCR local, partido que junto con la Coalición Cívica asistieron aliados a la última compulsa electoral en Azul. “Es muy buena la comunicación que tenemos, trabajamos muy bien en campaña y esperemos que no solo siga así sino que afiancemos esa confianza que supimos construir con muchos radicales de Azul porque queremos que el distrito salga de una buena vez del pozo. En los próximos días seguramente vamos a tener otra reunión de trabajo conjunta, lo cual demuestra que no ha sido una mera alianza electoral sino que es mucho más profundo que eso”, destacó.

En el mismo marco mencionó que tiene una “excelente relación” con el jefe comunal de Olavarría, que integra el mismo espacio de Cambiemos. “Con Ezequiel Galli queremos lo mejor; él para Olavarría y yo para Azul, pero tenemos una visión más amplia e integradora a punto que yo creo que si a Olavarría le va bien a Azul también le puede ir bien, y viceversa”, amplió.

Ante la pregunta de EL TIEMPO negó Ortiz que tenga una decisión tomada en el sentido de su posible precandidatura a Intendente para las elecciones de 2019. “No lo tengo resuelto, veremos qué nos depara el destino. Somos muchos, por suerte, y le puede tocar a cualquiera ser candidato. No tengo ese peso sobre los hombros y en cambio estoy tranquilo porque hay un equipo”, afirmó.

LA LABOR AL FRENTE DEL PAMI

En otro orden, Ramiro Ortiz dijo sentirse “muy contento” por el hecho de estar al frente de la UGL del Pami en Azul. “Es una de las dos UGL que en un encuentro fueron destacadas como las más ordenadas y mejores del país. El propio Carlos Regazzoni (director del organismo a nivel nacional) lo destacó en un programa de televisión en cuanto a lo financiero y esto se debe fundamentalmente a los agentes que trabajan desde hace décadas en la UGL de Azul. La verdad que es un orgullo esto, más cuando se dice que en Azul está todo mal porque nadie se pone la camiseta. Los trabajadores de la UGL local tienen puesta la camiseta y de Azul dependen Olavarría, Laprida, Daireaux, Bolívar, Lamadrid, Tapalqué, Alvear, Saladillo, Roque Pérez y Las Flores”, indicó.

“Es muy grande la zona, son más de 62.000 afiliados; es mucha la responsabilidad y en un sector tan vulnerable como el de nuestros adultos mayores. Carlos Regazzoni y su equipo están haciendo un muy buen trabajo a nivel nacional para poder ordenar el organismo y que se vaya mejorando; han hecho denuncias por recetas truchas y por más de 400.000 afiliados que habían fallecido y que en los padrones figuraban como vivos. Esto ha hecho que el propio Regazzoni hiciera más de 30 denuncias penales. Recordemos que a muchos prestadores los habían dejado sin pagos desde septiembre/octubre del año pasado”, acotó.

El concejal en uso de licencia aseguró que “uno, cuando entra al Pami, hasta sin querer se pone la camiseta porque se da cuenta del compromiso de los trabajadores. Emociona poder trabajar en pos de nuestros adultos mayores y tengo esperanza que se puede mejorar. Cuando se ordene financieramente el Pami a nivel nacional, las prestaciones van a funcionar mucho mejor”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *