TENIS

Si el “Yacaré” se duerme, Delbonis llegará a la final con cartera nueva 

El azuleño jugará hoy su chance, ante Leo Mayer, de acceder a la definición. A partir de las 7 horas (de Argentina), “Delbo” intentará instalarse en la fase decisiva del ATP 500 que se disputa en Hamburgo.

Con el puño en alto, deseando la final. Delbonis enfrenta hoy a Leo Mayer en las semifinales del ATP 500 de Hamburgo. 
CAROLIN THIERSCH
<
>
Con el puño en alto, deseando la final. Delbonis enfrenta hoy a Leo Mayer en las semifinales del ATP 500 de Hamburgo. CAROLIN THIERSCH

Ahí anda Delbonis, en suelo germano, muy convencido (cada vez más) de que emular sus propios logros mayúsculos puede ser posible, y si acaso esto sucediere, lo que también terminará por copiar es un gran festejo.

Este momento en el ATP 500 de Hamburgo es los puntos más altos  del tenista azuleño en lo que va del año, y emocionalmente, puede que desde el histórico beso a la Davis. Había vencido a David Ferrer (por primera vez), un rotundo “baquiano” en el polvo de ladrillo y ayer, temprano en la mañana argentina, volvió a imponerse, esta vez ante el tercer preclasificado del certamen alemán. Al cabo de 2 horas 17 minutos, Federico Delbonis le ganó al ruso Karen Khachanov y alcanzó las semifinales. Se metió entre los cuatro mejores del torneo al superar al moscovita (31 en el ranking mundial ATP) con parciales de 7-5, 3-6 y 6-4.

Su gran semana en Hamburgo le deparó un ascenso de al menos 19 escalones, desde el puesto 81º de esta semana al menos hasta el 62º. El zurdo continúa su evolución, luego de haber caído hasta el escalón 139º.

“Delbo” enfrentará hoy, a las 7 horas de Argentina, a Leo Mayer, otro de los compatriotas que viene ofreciendo una notoria mejora en su rendimiento, dando forma a lo mejor de sí en lo que va del año. En cuartos, el correntino (campeón de Hamburgo en 2014) venció a Vesely (55 en el ranking mundial ATP) al imponerse por 7-6 (4) y 6-3.

Ambos han dado forma a una campaña brillante en este ATP, más considerando el punto de partida en este polvo de ladrillo: mientras que Federico comenzó su devenir triunfante en la clasificación, el “Yacaré” ganó un cupo en el cuadro principal como lucky loser (perdedor afortunado) por la salida del eslovaco Martin Klizan. Es que Mayer había caído frente al juvenil alemán Rudolf Molleker, quien sólo había jugado en el circuito Futures y devino en el primer tenista nacido en el siglo XXI en superar la fase clasificatoria de un torneo ATP. Luego de ese cotejo, pensarlo a Leo como posible finalista costaba demasiado.

De acuerdo a la información que aportó La Nación, el correntino empezó la semana con 403 puntos, y con lo hecho hasta aquí sumó al menos 184 unidades, lo que le permite escalar por lo menos 48 posiciones, desde el puesto 138° al 90° (un año más tarde vuelve al Top 100 del tenis mundial). Dos resultados triunfantes en lo que queda de este torneo, le permitiría, lógicamente, continuar la ascensión en las posiciones: irá al escalón 67° si llega a la final y entrará en el Top 50 (puesto 48°, aproximadamente) si se consagra otra vez campeón en el club Am Rothenbaum.

Para el zurdo azuleño también se abren muy buenas puertas para recuperar terreno en la clasificación de la ATP, donde ha venido cayendo desde el albor del año. Delbonis ocupaba la posición 41 a principios de año, para luego comenzar a sufrir un descenso en el escalafón hasta hacer pie en el casillero número 139 del mismo. Y de la misma manera que su rival de esta mañana, la ciudad alemana donde compite le trae buenos recuerdos: en 2013 también ingresó desde la qualy, venció a Roger Federer en la semifinal, y cayó en la final frente a Fabio Fognini, después de tener match-points en su favor. Ganador de dos títulos (San Pablo 2014 y Marrakech 2016), Delbo busca su quinta final en el nivel ATP.

Esta semana se ubica en el escalón 81°, con 625 puntos, pero la llegada a las semifinales de Hamburgo le reportó un ingreso de 190 unidades, con lo cual se aseguró un ascenso de 22 puestos, al menos hasta el 59°. Por supuesto, Delbonis puede subir más: si hoy derrota a Mayer, trepará hasta la 46ª o 47ª posición, y si es campeón, se ubicará aproximadamente 36° en el ranking, muy cerca de su mejor registro histórico (33°).

Sin final argentina en Alemania    

El enfrentamiento entre Delbonis y Mayer aportará un argentino al partido decisorio, y existía la posibilidad de que la semifinal restante copiara la chance. Claro que para que ello sucediese, la misma debía contar con intervención de al menos un tenista argento. Pero esto no sucedió, pues ni Nicolás Kicker ni Diego Schwartzman (ni uno ni los dos) consiguieron superar cuartos.

Kicker (96) cayó ante el local Philipp Kohlschreiber (58) por 7-6 (4), 4-6 y 6-4, mientras que Schwartzman (38 y sexto cabeza de serie) no pudo ante Florian Mayer (101) y perdió 6-2, 2-6 y 6-3 ante el crédito local.

EL DATO

Al rastrear antecedentes de este mano a mano albiceleste, encontramos que entre el azuleño y el correntino hay tres cotejos previos en el ATP Tour. Mayer saca ventaja en ese pequeño historial por 2 a 1: festejó en la ronda inicial del ATP 2011 de Buenos Aires ( 7-6 y 7-5) y en la qualy de Sydney 2010 (7-6 y 6-3); en tanto que “Delbo”, en la misma fase, ganó en Montecarlo 2012 (7-6 y 6-4).

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *