TENIS

Si es Mayer, es bueno

Federico Delbonis cayó ante el correntino Leonardo Mayer por 3/6 y 5/7 y se despidió del ATP 500 de Hamburgo.
<
>
Federico Delbonis cayó ante el correntino Leonardo Mayer por 3/6 y 5/7 y se despidió del ATP 500 de Hamburgo.

El argentino Leonardo y el alemán Florian jugarán la final del ATP 500 de Hamburgo. El “yacaré” eliminó a Federico Delbonis por 6/3 y 7/5 y le impidió al azuleñó repetir su actuación de 2013 en este certamen que se juega en suelo germano y en polvo de ladrillo. Con esta semifinal, “Delbo” estará subiendo cerca de veinte lugares en el ranking de la ATP. La gira continuará, desde mañana, en el ATP de Kitzbühel, en Austria.

Federico Delbonis perdió ayer en la semifinal del ATP 500 de Hamburgo y quedó a un escalón de repetir su actuación en el 2013, año que arribó a la final y el azuleño se hizo conocido mundialmente por derrotar a Roger Federer, el mejor jugador de todos los tiempos.

El que le impidió conseguir el pasaje a la final fue el correntino Leonardo Mayer. El “Yacaré” lo superó a “Delbo” por 6/3 y 7/5 y en poco menos de noventa minutos de juego logró el triunfo y de esa manera llegó al encuentro decisivo del German Tennis Championships, certamen que se juega sobre polvo de ladrillo y reparte 1.500.000 euros en premios.

El cotejo, que abrió la anteúltima jornada en esa ciudad alemana, fue de trámite parejo y la pequeña diferencia que hubo entre ambos integrantes del equipo argentino de Copa Davis fue la seguridad del servicio, ya que el azuleño ganó el 63% (36 de 57) y el correntino se impuso 76% (44 de 56), esos nueve puntos bastaron para quedarse con el triunfo.

En el primer parcial, Leonardo Mayer consiguió quedarse con el saque de “Delbo” en el cuarto juego y se adelantó 3 a 1 en el tanteador. Luego supo mantener esa ventaja y logró sobreponerse al único punto de break que le cedió y de esa manera se lo adjudicó por 6/3.

En el segundo set el encuentro siguió marchando dentro de la paridad. Los dos se mostraban seguro con su servicio y eso le permitía ir sumando sin problemas. El que fuera más oportuno y efectivo aprovechando las ocasiones para desnivelar se iba a quedar con el parcial.

En el octavo game, Federico Delbonis consiguió quedarse con el saque del correntino y se adelantó por 5 a 3 en el marcador. En el siguiente juego, el azuleño tuvo su oportunidad para cerrar el “chico”, pero el correntino reaccionó y logró recuperar e igualar todo en cinco.

Cuando el encuentro se dirigía al tie break, Leonardo Mayer el que volvió a golpear y en el undécimo juego se quedó, nuevamente, con el saque de Delbonis y de esta manera lo cerró por 7/5 y consiguió el pasaje a la final del certamen que lo vio campeón en el 2014.

En la final, el correntino se medirá con el local Florian Mayer, que dejó ayer en el camino a su compatriota Philipp Kohlschreiber, que abandonó cuando perdía por 6-4, 2-3. El “yacaré” para ingresó al cuadro principal como lucky loser (perdedor afortunado) luego de caer en la última ronda de la clasificación y para arribar a este encuentro decisivo dejó en el camino al español Albert Ramos-Vinolas, primer preclasificado.

Para llegar a esta instancia, la anteúltima fase, Federico Delbonis tuvo que jugar cinco encuentros, de los cuales dos fueron en la clasificación (frente al dominicano José Hernández Fernández  y al francés Kenny De Shepper); luego en el cuadro principal derrotó al chascomusense Carlos Berlocq, el español David Ferrer y el ruso Karen Khachanov.

Al arribar a esta semifinal, el azuleño sumará 180 puntos en el ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), eso le permitirá avanzar cerca de 20 puestos y se ubicaría, a partir de mañana, en la posición 59.

Con esta actuación, “Delbo” está realizando una de las mejores actuaciones de la temporada. Esta semifinal podrá semejarse a la cuarta ronda del Masters 1000 de Miami, instancia que cayó ante el japonés Kei Nishikori.

Entre ese certamen en suelo estadounidense y este en el polvo de ladrillo germano, el azuleño jugó, dentro del nivel ATP, en Marruecos (donde se lesionó y estuvo más de 40 días sin jugar), Roland Garros y Bastad –en la semana pasada- en todos perdió en la primera ronda.

Con estos triunfos conseguidos en Hamburgo su record en la temporada, dentro de este nivel de torneos, es de saldo positivo. Suma 11 triunfos y 10 derrotas y siendo la primera vez, en el 2017, que llega a una semifinal, dejando atrás el cuarto de final en San Pablo.

Esta poca cantidad de partidos, 21 a esta altura del año, se debe a que luego del Abierto de Francia, el azuleño para tomar ritmo de competencia participó en torneos Challenger. En uno de ellos, en total jugó 4, se quedó con el título en Todi (Italia) y en dos fue finalista.

El circuito no da descanso, desde mañana comenzará a jugar en el ATP 250 de Kitzbühel, Austria, certamen que se juega sobre polvo de ladrillo y reparte 540.000 euros en premios.

En la primera ronda de este torneo se medirá contra Renzo Olivo. Entró directamente al cuadro principal al recibir una excepción especial, esto se debe a que cuando tenía que estar jugando la qualy estaba disputando la semifinal frente a Mayer, por tal motivo ingresó en el draw del certamen austriaco.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *