VALLE VIEJO

“Si la cerámica hoy está funcionando es por el compromiso de los trabajadores”

Así lo manifestó el dirigente gremial Hugo De Franchi durante una entrevista realizada por este medio. La situación de la planta de ladrillos cerámicos, que cuenta en la actualidad con más de sesenta operarios, es compleja. Los empresarios se han reunido con funcionarios municipales y días pasados enviaron una carta al gobierno provincial en búsqueda de algún tipo de acompañamiento o gestión, que permita sobrellevar este momento.

Cerámica Valle Viejo se encuentra atravesando una difícil situación ante la deuda de servicios básicos para su funcionamiento. ARCHIVO


Desde las páginas de EL TIEMPO se ha dado cuenta en ediciones anteriores, de la situación por la que se encuentra atravesando Cerámica “Valle Viejo”. Días pasados desde la empresa, se envió una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal planteando el complejo contexto que vive la industria local, solicitando algún tipo acompañamiento que permita sobrellevar y tratar de revertir el difícil escenario.
A principio de la semana pasada, la empresa Camuzzi Gas Pampeana, intimó a los propietarios debido a una importante deuda que los mismos mantienen por el no pago del servicio. Esto generó que un grupo de empleados, ante las circunstancias surgidas, evitaran el corte de este suministro vital para mantener activa la fábrica. A su vez se tomó el compromiso por parte de los propietarios,  de buscar las herramientas necesarias para regularizar la situación en las semanas venideras, motivo por el cual se realizaron gestiones ante el municipio con el acompañamiento del gremio ceramista.
En diálogo con este medio Hugo  De Franchi, secretario adjunto de la FOCRA (Federación Obrera Ceramista de la República Argentina) expresó que desde el gremio se está acompañando a los empleados llevando adelante distintas acciones. Resaltó que “si la cerámica hoy está funcionando es por el compromiso de los trabajadores que están realizando un gran esfuerzo para mantener sus fuentes laborales”.   Cabe señalar que actualmente trabajan en el lugar más de 60 azuleños. Por otra parte el referente gremial, sostuvo que desde el sindicato han realizado diferentes gestiones, entre ellas cumplimentar la documentación necesaria para la obtención de  un nuevo REPRO (Programa de Recuperación Productiva). Por otra parte, se sigue brindado los beneficios sociales y de la mutual a los obreros pese a que la empresa mantiene una deuda importante de aportes. “Tratamos de priorizar ante todo las fuentes de trabajo” señaló De Franchi.
A su vez los delegados han tomado contacto con el área de producción del municipio para plantear la situación y buscar algún acompañamiento por parte de los funcionarios comunales.
Entre las dificultades que presenta la fábrica, se señaló que hoy la capacidad operativa y de producción ronda entre un ocho y diez porciento. Y si bien “es un producto necesario”,  la competencia del mercado es grande con mayores producciones, mejores precios y calidad. A su vez, no se han realizado inversiones significativas en la planta y todo eso, más las deudas que se arrastran en aportes previsionales y el atraso en los pagos de los servicios “generan una situación difícil. Es una realidad compleja la que se atraviesa” señaló el dirigente gremial.
Solicitud a la gobernadora Vidal
Mediante una nota fechada a principio de mes, el gerente de cerámica Valle Viejo, Augusto Colombo, envió una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal.
En la misma, el empresario describe la actualidad que la fábrica se encuentra atravesando, inmersa en una profunda crisis con dificultades financieras y económicas que generan problemas en su producción abocada a la confección de ladrillos cerámicos.
Se señala que los incrementos sustanciales en los costos del gas y la energía eléctrica, que son imposibles de ser trasladados a precios del producto, han generado la disminución en los márgenes de venta al punto de producir por debajo del punto de equilibrio.
Además, destaca que Valle Viejo siempre optó por continuar produciendo aun en condiciones desfavorables para cubrir la masa salarial de sus empleados lo que lo llevó a adquirir deudas imposibles de afrontar y al deterioro de los bienes necesarios para producir.
En el texto enviado a la gobernadora, el empresario detalla que las principales deudas contraídas  son respecto al servicio de gas, además de electricidad y AFIP.
El problema principal se centra en el suministro de gas, ya que cuenta con pocos días para regularizar la deuda.
Pese a este complejo momento, desde la firma se muestra un optimismo acerca de la recuperación de la empresa por el panorama de demanda sostenida y con tendencia al alza de la producción de Valle Viejo que requiere el mercado.
En uno de los últimos párrafos de la carta, el empresario dice que para que no caigan las fuentes laborales, necesitaría dos meses de plazo para afrontar la deuda con Camuzzi y la posibilidad de concretar un plan de inversiones en la planta mediante el otorgamiento de algún crédito.
Por otra parte se señala que se ha tomado contacto con funcionarios municipales, quienes  manifestaron su preocupación por la situación de la cerámica y la continuidad de las fuentes laborales en Azul, por lo que se comprometieron a hacer gestiones para tratar de lograr un plazo mayor al obtenido y evitar el corte de gas que se ha suspendido momentáneamente.

“Es una realidad compleja la que se atraviesa” señaló De Franchi al referirse a la situación de Valle Viejo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *