EL PAIS › EXCLUSIVO

“SI LAS CLASES NO EMPIEZAN ES POR CULPA DEL GOBIERNO”

<
>

Por Carlos Rodríguez
La respuesta de los gremios docentes a la insólita marcha atrás del Gobierno en su oferta a los maestros.

 

EL PAIS › LOS GREMIOS DOCENTES RESPONSABILIZAN A BULLRICH Y MACRI POR UNA DEMORA EN EL INICIO DEL CICLO LECTIVO

Clases en veremos por la decisión del Gobierno

<
>

La marcha atrás en la oferta del 40 por ciento que había realizado el ministro de Educación complicó la negociación con los sindicatos. “Lo que está ocurriendo es un bochorno y va a abrir un laberinto de conflictos en todo el país”, advirtió Hugo Yasky.

Por Carlos Rodríguez

Los dirigentes de los gremios docentes no salen de su asombro por la marcha atrás del Gobierno, que había ofrecido un 40 por ciento de aumento en los salarios básicos y luego, por orden del presidente Mauricio Macri, retiró la oferta verbal que había hecho y la rebajó al 25 por ciento. La titular de la Ctera, Sonia Alesso, le dijo a Página/12 (ver nota aparte), que “es responsabilidad exclusiva del gobierno nacional garantizar el inicio del ciclo lectivo”, previsto para la semana próxima. En el mismo sentido se pronunció el titular de la CTA, Hugo Yasky, quien en diálogo con este diario sostuvo que “lo que está ocurriendo con la paritaria docente es un bochorno y la postura del gobierno nacional va a abrir un laberinto de conflictos en todo el país”.

Por su parte, el secretario general de UTE-Ctera, Eduardo López, coincidió en que “lo que pase de ahora en más es responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri”, a la vez que señaló la “necesidad imperiosa de que se resuelva primero la paritaria nacional, que es la que fija el piso que después permite discutir el techo salarial” en cada una de las jurisdicciones. Los dirigentes gremiales respondieron a los dichos del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien exhortó a los docentes a “ser cuidadosos” con su demanda salarial para que “las provincias puedan tener los recursos para llegar a buen puerto” (ver nota aparte).

Hugo Yasky consideró que es “un verdadero bochorno” que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, “después de un mes de reuniones haya formulado una propuesta que seguramente tiene que haber sido consultada con las máximas autoridades del gobierno nacional”. Insistió en que “es imposible creer que el ministro hiciera pública una propuesta y que con posterioridad esto fuera desconocido por el presidente” Macri “a menos de una semana del inicio del ciclo lectivo”.

Yasky resaltó que por esta situación “los docentes están hoy a fojas cero y enfrentando la pretensión de someter la paritaria al vaciamiento que significa tratar de imponer un techo del 25 por ciento que significa lisa y llanamente negarle a los educadores de la Argentina el derecho a poder discutir sus salarios”.

El titular de la CTA dijo que Bullrich “debería reconocer públicamente, a partir de este procedimiento, que no tiene autoridad para seguir al frente de la cartera educativa” porque “esa autoridad es la que le ha sido negada por las autoridades de su propio gobierno”. Luego de repetir que lo ocurrido es “un verdadero papelón”, además de ser “una muestra elocuente de la improvisación o la incapacidad de gestionar en una trama compleja como es la paritaria docente”.

Recordó, en ese sentido, que “el tramo de la negociación salarial nacional sirve para ordenar y allanar el camino para poder llegar a los acuerdos provinciales”. Por ese motivo puntualizó que “la pretensión de invertir esa lógica y poner por delante la discusión con las provincias, para después definir el acuerdo nacional, va a abrir un laberinto de conflictos que nos van a retrotraer a las épocas previas a la Ley de Financiamiento Educativo”.

Yasky precisó que en esos tiempos “regía la ley del sálvese quien pueda y por esa razón se desataban sucesivos conflictos en las distintas provincias y las autoridades nacionales miraban para otro lado y se lavaban las manos como Pilatos, mientras que la única lógica que ordenaba la política pública era el ajuste sobre los salarios docentes”.

El titular de la CTA subrayó una vez más que “si este es el escenario que propone el gobierno nacional, resulta inevitable que los gremios docentes resuelvan, ante la ausencia de una propuesta nacional, iniciar acciones para defender su derecho a una paritaria libre”. Como conclusión, advirtió que “deprimir el salario de los docentes es el camino más corto y más directo para empezar a destruir sistemáticamente la educación pública; espero que no sea esa la decisión del gobierno”.

Por su parte, Eduardo López, titular de UTE-Ctera le dijo a Página/12 que hasta ayer la única novedad es que “no hay novedades” respecto de la postura del gobierno nacional, que había ofrecido un aumento del 40 por ciento del salario básico y luego, por indicación del presidente Mauricio Macri, lo retiró.

“Lo que ocurrió es insólito porque en una paritaria, el patrón o el Estado hace una propuesta y los trabajadores la aceptan o la rechazan. Eso fue lo que ocurrió siempre durante el gobierno de Cristina (Kirchner) y con todos los gobiernos, pero en este caso, el gobierno hizo el ofrecimiento y el mismo gobierno lo rechazó”. López, en un tono de sorpresa e ironía, recalcó que lo ocurrido el viernes fue “algo que no debe tener antecedentes en el mundo”.

Este fin de semana, los dirigentes de UTE-Ctera, con los abogados del gremio, están analizando la posibilidad de hacer una presentación, ante el Ministerio de Trabajo, ante la OIT y si cabe, ante la Justicia, porque entienden que es “un grave error” lo dicho por el ministro Jorge Triaca, en el sentido de que primero tienen que cerrar los acuerdos con los gremios provinciales y luego resolver la paritaria a nivel nacional.

“Pensamos en hacer un emplazamiento al ministro Triaca para que formalice la propuesta, para que se respete la ley de paritarias de los gremios docentes, que dice claramente que primero debe resolverse la paritaria nacional, que es la que fija el piso salarial, para luego discutir en las provincias”. López precisó que “no se puede empezar por las provincias patagónicas, que tienen un básico de diez mil pesos, y luego acordar un piso para los que todavía ganan 6060 pesos”.

Insistió en que no tiene “ningún fundamento” empezar por las provincias, porque con eso se estaría desvirtuando lo que dice el artículo 10 de la Ley 26.075 (de Financiamiento Educativo), que es clara respecto de que primero debe resolverse el piso en la paritaria nacional y luego discutirse el techo” en cada una de las jurisdicciones.

El artículo 10 de la Ley 26.075, reglamentado por el decreto 457/07, determina que “el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, juntamente con el Consejo Federal de Cultura y Educación y las entidades gremiales docentes con representación nacional, acordarán un convenio marco que incluirá pautas generales referidas a: a) condiciones laborales, b) calendario educativo, c) salario mínimo docente y d) carrera docente”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *