VIOLENCIA LABORAL

“Si Lorusso no está en condiciones de manejar las situaciones emocionales, tampoco está en condiciones de conducir un grupo”

 

Este concepto fue vertido en un tramo de la charla que mantuvieron ayer con EL TIEMPO los  dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado Seccional Azul José Scavuzzo, Silvia Luques y Nancy Suárez. En la oportunidad, los sindicalistas se refirieron a la situación generada en torno a la denuncia realizada por varios agentes municipales del área de Obras Públicas contra el director de Turismo y Medio Ambiente de la Comuna, Gustavo Lorusso. “Independientemente de si el funcionario está pasando por una situación de estrés o de presión, eso no lo avala ni lo justifica para actuar de la forma en que lo hizo. En la vida todos tenemos situaciones de estrés…y si actuaríamos así andaríamos a las trompadas con todo el mundo”, se expresó también. 

Los dirigentes de ATE Azul Silvia Luques, José Scavuzzo y Nancy Suárez se refirieron ayer a la situación generada en torno a la denuncia realizada por varios agentes municipales del área de Obras Públicas contra el director de Turismo y Medio Ambiente de la Comuna, Gustavo Lorusso, por ejercer violencia laboral. JOSÉ BERGER
<
>
Los dirigentes de ATE Azul Silvia Luques, José Scavuzzo y Nancy Suárez se refirieron ayer a la situación generada en torno a la denuncia realizada por varios agentes municipales del área de Obras Públicas contra el director de Turismo y Medio Ambiente de la Comuna, Gustavo Lorusso, por ejercer violencia laboral. JOSÉ BERGER

Los  dirigentes de ATE Seccional Azul José Scavuzzo, Silvia Luques y Nancy Suárez se refirieron ayer a la situación generada en torno a la denuncia realizada por varios agentes municipales del área de Obras Públicas contra el director de Turismo y Medio Ambiente de la Comuna, Gustavo Lorusso, por ejercer violencia laboral.

Una de las empleadas que envió una carta al intendente Hernán Bertellys denunciando situaciones reiteradas de violencia laboral por parte de ese funcionario es afiliada a ATE. Se trata de la arquitecta Alicia Lapenta, quien además pidió el traslado de área porque, entre otras muchas cosas, sostuvo que no hay respuestas a los proyectos presentados ni a las gestiones solicitadas, como tampoco existe un plan de trabajo en la Dirección a cargo de Lorusso. Como si eso fuera poco y entre otras cosas más, en esa carta Lapenta aseguró que “el trato que recibimos es altanero, arrogante, despectivo”.

“Esto no puede ocurrir”

En el principio de la entrevista con este matutino Scavuzzo apuntó que “más allá de que a nuestra organización le atañe la representatividad de Alicia Lapenta como afiliada, obviamente que desde ATE rechazamos la violencia laboral hacia cualquier trabajador; esté sindicalizado o no. Esto va más allá de si el empleado está en un gremio o en otro. Esto no puede ocurrir, más teniendo en cuenta el aval de quien hoy lo ha puesto en el lugar que el funcionario ocupa, que es el Intendente”.

En idéntico sentido el dirigente apuntó que “en la conferencia de prensa que dio el intendente Bertellys manifestó que pudo haber sido un exabrupto, una situación fortuita y amenazó también a los trabajadores -lo cual es preocupante y pareciera ser una línea de esta gestión- diciendo que va a rever sumarios que andan dando vueltas”.

“Si los trabajadores no se pueden quejar se les está coartando la libertad de reclamar. Son derechos de los empleados. Tenemos un convenio colectivo de trabajo celebrado en la negociación paritaria hace unos meses atrás y firmado por el Ejecutivo con todos los gremios. En su artículo 25 muy claramente establece que por cada denuncia recibida por violencia laboral al funcionario se le debe abrir un sumario para determinar cuál es la situación”, expresó también Scavuzzo.

“No me parece que el estrés sea un justificativo válido”

De igual forma, el dirigente local de ATE apuntó que “el trabajador organizado es el que tiene la fuerza. Eso hay que recordarlo siempre. Por lo tanto es muy bueno que todos sus compañeros hayan apoyado a estas trabajadoras por la situación vivida”.

En la continuidad de la charla José Scavuzzo refirió que “no se trata de un caso aislado, porque ya había ocurrido antes con dos o tres personas. Además, por todo lo que hemos ido recavando como información, lo de Gustavo Lorusso es una forma de actuar”.

Igualmente el sindicalista azuleño hizo hincapié en que “independientemente de si el funcionario está pasando por una situación de estrés o de presión, eso no lo avala ni lo justifica para hacer estas cosas. En la vida todos tenemos situaciones de estrés…y si actuaríamos así andaríamos a las trompadas con todo el mundo. Estaríamos pegándonos piñas con un hombre que se te cruza en la calle o con el almacenero que te cobra el pan un poco más caro. No me parece que el estrés sea un justificativo válido”.

“Cuando alguien tiene responsabilidades sobre otras personas debe manejar esas cuestiones. Si no está en condiciones de manejar esas situaciones emocionales, no está en condiciones de conducir un grupo”, añadió el gremialista.

“Esas prácticas de apriete con reflotar sumarios deberían ser desterradas”

En otro tramo de la charla con este diario, Scavuzzo destacó que “esas prácticas de apriete con reflotar sumarios deberían ser desterradas hasta de la cabeza. Eso de amenazar con que si hacés esto yo hago lo otro, me parece realmente que es algo que debería ser parte de un pasado que no tendría que volver”.

“Ojalá que se tomen las decisiones que se tienen que tomar para que esta situación no vuelva a ocurrir”, acotó también.

“Alicia Lapenta nunca denunció en la  Justicia esta cuestión”

Sobre el final del diálogo de ayer, Scavuzzo informó que “a nuestra compañera la está asesorando el abogado de la organización y ellos serán los encargados de determinar los pasos a seguir en este caso”.

Por último, el Secretario de Prensa de ATE dejó en claro que “Alicia Lapenta nunca denunció en la Justicia esta cuestión. Sí le envió una carta -citando algunos artículos de la ley- al Intendente Bertellys solicitando el cambio de área por la situación de violencia que venía sufriendo. Además la carta está realizada en muy buenos términos, no existen palabras agraviantes ni de presión hacia el jefe comunal”.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *