UN TESTIMONIO

“Si mi hijo tomó una mala decisión, deberá pagar por eso y yo lo acepto”

Verónica Colman, hermana del ex concejal Diego Colman, sostiene que su hijo sólo cometió uno de los dos robos que le imputan. Por esos hechos, actualmente el joven está privado de la libertad.
<
>
Verónica Colman, hermana del ex concejal Diego Colman, sostiene que su hijo sólo cometió uno de los dos robos que le imputan. Por esos hechos, actualmente el joven está privado de la libertad.

Verónica Colman es la madre de Maximiliano Pérez, el joven que está detenido acusado de cometer días atrás dos robos, uno en un maxikiosco y otro en una despensa. “Sigo reiterando que estamos sufriendo mucho y, como familia, pedimos disculpas por esto que pasó. Pero no se puede ensuciar a toda una familia por un error que cometió un hijo, un error que le puede pasar a cualquiera”, declaró.

Aquello que fue pedido como un derecho a réplica se convirtió, ayer a la tarde en la Redacción de este diario, en el testimonio sincero y dolido de una mujer que es madre.

Una madre que admite que si su hijo se equivocó deberá pagar ante la sociedad por ese error que cometió. La misma que anuncia que no piensa renunciar a seguir acompañándolo mientras esté privado de la libertad. La que sabe, además, que deberá seguir luchando para apartar a su hijo del verdadero flagelo que lo afecta y se relaciona con el consumo de drogas.

En lo que fue más un monólogo que una entrevista, esa misma mujer aclaró que no venía a pedir que las víctimas de esos dos robos a mano armada en comercios ocurridos días atrás y que ahora se les imputan a su hijo de 25 años  retiraran las denuncias.

Esa mujer cree también que su hijo merece una nueva oportunidad, mientras por el momento está detenido, después de que el pasado jueves una de las víctimas de esos robos lo identificara positivamente como el autor del ilícito en una rueda de reconocimiento que se hizo en sede policial. Justo un día después a que el joven había sido excarcelado, una situación que se tradujo en que anteayer volviera a ser arrestado.

Verónica Colman, una enfermera y empleada del peaje que tiene 40 años y es madre de cuatro hijos, quiso responder ayer a lo que Marisa Bogado -dueña de la despensa que fuera escenario de uno de los robos ocurridos el pasado jueves 12 de este mes- había expresado en este diario.

La comerciante, en declaraciones publicadas en la edición de EL TIEMPO del viernes último, había dicho: “Recibí amenazas de parte de la madre de este chico. El hermano de ella es político, es Diego Colman. Se piensan que con la política pueden llegar a parar todo esto. Pero yo no tengo miedo. Y es lo que le dije a la madre de este chico, que me había mandado un mensaje por WhatsApp diciendo que no era su hijo el que me había robado a mí”. 

Según Colman, en ningún momento ella amenazó a la comerciante. Además, todavía sostiene que su hijo Maximiliano Leonel Pérez no fue el autor del asalto en la despensa de Cáneva y Amado Diab, más allá del reconocimiento positivo que del joven hiciera en sede policial Bogado.

Y también negó que la actividad que desarrolla su hermano Diego Colman, concejal hasta diciembre del año pasado, haya tenido algo que ver con lo que está siendo toda esta situación que lo tiene a su hijo actualmente detenido y acusado de dos robos a mano armada: el ya referido en la despensa y otro que, aquel mismo jueves 12 de mayo pasado, se produjo en un maxikiosco que está en Avenida 25 de Mayo y Calle 4.

 

“Pido disculpas a la sociedad”

 “En primer lugar, lo que yo quiero es proteger la constitución familiar. De hecho, yo soy mamá de Maximiliano Pérez. Me hago responsable de los actos y de cada una de las cosas que ha hecho mi hijo. Y pido disculpas a la sociedad por estas acciones”, declaró ayer Verónica Colman con relación a la conducta del mayor de sus cuatro hijos, el único varón.

“Maximiliano es padre de familia, tiene una esposa y desde hace un tiempo está desocupado. Hace un año y medio se quedó sin trabajo y nosotros, como familia, hemos seguido pagando el alquiler de la casa donde vive. Hemos velado para que tenga todos los servicios, para que sus hijos estén bien y no les falte nada. No quiero justificar con esto sus acciones. Después entró en el ámbito de las drogas y nosotros identificamos el problema. Lo acompañamos, trabajamos como familia, estuvimos al lado de él y al lado de su esposa, lo contuvimos. Pero evidentemente, tampoco alcanzó”, contó al trazar un perfil del joven que ahora está detenido.

Pérez y un hermano suyo de 18 años que no es hijo de Colman, habían sido aprehendidos el pasado jueves 12, después de un robo a mano armada en un maxikiosco de 25 de Mayo y Calle 4.

En horas del mediodía de ese mismo jueves se produjo el otro ilícito, el que tuvo como víctima a la comerciante Marisa Bogado y por el que ahora también está detenido el hijo mayor de la hermana del ex concejal Diego Colman.

“Maximiliano reconoció el robo al kiosco”, señaló la mujer con relación a ese hecho que el joven cometió acompañado por su hermano de 18 años, que también está detenido desde el pasado viernes.

“Nosotros nos acercamos como familia, pedimos disculpas. La gente del maxikiosco no puede decir que nosotros no nos acercamos, porque lo hicimos y pedimos disculpas por todo lo que él había ocasionado”.

“Realmente, aceptamos las cuestiones legales, los tiempos, la detención. Velamos porque él estuviera bien, seguimos acompañándolo y conteniéndolo. Siempre haciéndonos cargo de esta situación, siempre como familia. Nosotros nunca lo abandonamos porque entendemos que es un chico que cometió un error y que esto que pasó le puede pasar al hijo de cualquier persona, por lo que de ninguna manera podemos abandonarlo como familia”, declaró también ayer Verónica Colman.

“Y vuelvo a insistir en esto: entiendo profundamente el dolor de esa gente porque es horrible vivir esa situación”, señaló en alusión a quienes resultaron las víctimas de estos ilícitos que todavía siguen siendo materia de investigación desde una fiscalía local.

Más adelante, admitió que por estos días tanto ella como el resto de su familia están viviendo una “situación espantosa”, originada en lo que sucede cuando “un hijo se equivoca”.

“Pero aún así, insisto, no lo vamos a abandonar”, dijo mientras el joven permanece por el momento detenido en la sede de la comisaría primera local.

 

Situaciones que “se mezclaron”

A criterio de Verónica Colman, en todo este caso “se mezclaron situaciones”, dijo ayer a modo de réplica a lo que había declarado la comerciante asaltada en la despensa que está en Cáneva y la ex calle Santa Fe.

“Yo tengo un hermano dedicado a la política que el año pasado dejó su puesto de concejal. Gracias a Dios ha tenido un período de gestión correcto. Él se ha ido bien. Durante los cuatro años de trabajo, lo hemos acompañado como familia, sin hacer política. Y hemos trabajado con él en acción social. Y así, hemos ayudado a mucha gente. La ciudad nos conoce por esa gestión”, contó.

“En el caso de Maximiliano, Diego no estaba ni enterado porque él no estaba en el país. Justo se tomó vacaciones en esa época y estaba en Cuba, por lo que no estaba enterado de esa situación”.

“Se mezcló la política con la justicia. Y eso fue irreal. Los tiempos que manejaron la jueza y la fiscal fueron los tiempos reales de la justicia, basados en los derechos que cada detenido tiene. Como Maximiliano y el hermano no contaban con antecedentes penales y al entrevistarse con nosotros la jueza entendió que somos una familia contenedora, que hemos trabajado al lado de él, ella creyó que otorgándole una excarcelación, que es un derecho que tiene cualquier detenido, Maximiliano iba a estar contenido”.

“Obviamente, esto generó después una furia por parte de los damnificados que yo la entiendo y realmente la comprendo porque me pongo en el lugar de ellos”, agregó Verónica Colman.

Maximiliano y su hermano Lucas habían sido excarcelados por la jueza de Garantías Mariana Irianni el miércoles que pasó, procesados ambos por el asalto en el maxikiosco.

Al día siguiente se hizo la rueda de identificación de personas donde Bogado, la dueña de la despensa de Cáneva y Diab, reconoció al hijo de Verónica Colman como el autor también de ese robo.

Un día después, es decir el viernes pasado, las excarcelaciones de ambos hermanos fueron revocadas por la titular del Juzgado de Garantías número 1.

Además de ese nuevo robo a mano armada que se le imputa ahora a Maximiliano Pérez, él y su hermano -según dijeron fuentes judiciales a EL TIEMPO- habían vulnerado una de las pautas de conducta que les impusieron para volver a quedar en libertad por el asalto al maxikiosco, hecho que quedara registrado a través de las cámaras de seguridad del local situado en 25 de Mayo y Calle 4.

“Lo peor de todo es que se dijeron muchas mentiras. Se lo involucró a mi hermano Diego, a la política con la justicia. Nosotros jamás hicimos amenazas a nadie. Aparentemente, esta chica -dijo Verónica Colman al  referirse a lo declarado por Marisa Bogado- dice que fue amenazada por Whatsapp. Y todo hoy es comprobable. Se pueden identificar los teléfonos, hacerles seguimientos”.

También negó que su hijo y el hermano de éste hayan amenazado al propietario del maxikiosco. “Eso también es irreal. Ellos se asustaron tanto después de todo lo que pasó y vivieron, que tenían pánico de acercarse a las puertas de sus casas. Tenían mucho miedo por todo lo que les había pasado. Inclusive la jueza, en el momento de hablar con ellos, les dijo que les iba a conceder la excarcelación. Pero les advirtió también que si salían a la puerta y tan sólo se peleaban con un vecino iban a terminar los dos en Sierra Chica. Esa fue la expresión que la jueza utilizó, como una manera de decirles que tomaran conciencia de la magnitud de lo que habían hecho y de lo que podía suceder a futuro con ambos”.

Si bien su hijo quedó acusado formalmente del robo en la despensa cuando fue detenido el pasado viernes, recordó que esa situación era desde días antes “una versión de pasillo” que ya venia circulando.

“Mi hijo me contó que un oficial, de quien no tiene sentido decir su apellido, le dijo a él que iba a quedar pegado por el otro hecho. Cuando yo lo visité en la comisaría, eso me lo contó él, que me decía que lo querían inculpar en algo que no hizo”.

“Yo sigo sosteniendo que él no hizo ese otro robo. Creo en la mirada y en la versión de mi hijo. Yo le pedí que fuera sincero y que, de corazón, me dijera la verdad. A esa hora él estaba en la casa de otro hermano mío que se llama Javier. Mi hermano asegura que mi hijo estaba en su casa”.

Colman era consciente ayer, con cada una de las declaraciones que iba haciendo, que la gente que ahora está leyendo esta nota iba a pensar que ella sostenía sus dichos por el hecho de ser la madre del joven que está detenido.

“Pero mientras tanto, sigo sosteniendo que como mamá yo voy a luchar no sólo por la libertad de mi hijo, sino para que también, si hizo algo mal, se haga responsable como ciudadano y pague por eso que hizo. Vuelvo a pedir disculpas a toda la comunidad. Si él tomó una mala decisión, deberá pagar por eso y lo acepto”.

En otra parte de su relato, Verónica Colman se refirió al problema de adicción a las drogas que afecta a su hijo y a la lucha que ella está llevando adelante para revertir esa situación: “No me voy a dar por vencida. Yo le voy a ganar a esto. En realidad, hoy vengo al diario a decirle a la gente, a todas las mamás que están pasando por la misma situación que yo, que sigan adelante y que no se rindan, por lo que espero que mi testimonio sirva”.

“Sigo reiterando que estamos sufriendo mucho y, como familia, pedimos disculpas por esto que pasó. Pero no se puede ensuciar a toda una familia por un error que cometió un hijo, un error que le puede pasar a cualquiera”, dijo finalmente.

El dato

Maximiliano Pérez había sido trasladado ayer desde la comisaría primera a Tribunales. En la UFI 1, fiscalía a cargo de la Dra. Neli Rosas, el joven fue indagado por el robo en la despensa de Cáneva y Amado Diab, audiencia durante la cual se negó a declarar. El Dr. Marcelo Sobrino, su defensor Oficial, volvió a solicitar después de esa indagatoria que lo excarcelen.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *