EL PASE DEL INTENDENTE A CAMBIEMOS

“Siempre se van a tener más beneficios perteneciendo, pero el pase no fue un requisito sino una decisión mía”

El intendente Hernán Bertellys habló con este diario sobre la decisión de pasarse a las filas de Cambiemos.  “Hoy tenemos un alineamiento político y de gestión con los gobiernos nacional y provincial que nos permite agilizar la gestión”, dijo Hernán Bertellys al hablar con este diario.
<
>
“Hoy tenemos un alineamiento político y de gestión con los gobiernos nacional y provincial que nos permite agilizar la gestión”, dijo Hernán Bertellys al hablar con este diario.

Así lo expresó el intendente Hernán Bertellys al hablar con este diario luego de que el martes se oficializara su pase a Cambiemos. Sostuvo que mientras en el Frente para la Victoria siempre se sintió el “Patito Feo”, en la fuerza que encabeza Mauricio Macri “me tratan bien”. Además, basó su decisión en “una visión política” donde ve a un FpV que no llegará a las próximas elecciones y a un Cambiemos que se transformará en el espacio “más representativo del peronismo”. También habló del Concejo Deliberante, de Gloria Bidegain, de Omar Duclós y del microclima político.

El pase del intendente Hernán Bertellys a las filas de Cambiemos, anunciado por la gobernadora María Eugenia Vidal el último martes, es el tema político en lo que va del año.

En su despacho, distendido, mostrándose convencido del paso que dio, recibió a este diario el viernes por la mañana y dejó definiciones como “siempre fui el Patito Feo del FpV” y uno sube los melones arriba del carro y después se van acomodando en el camino”, en referencia a las reacciones que genera su cambio.

El jefe comunal aseguró que su pase fue decisión suya y, en ese contexto, remarcó que no fue un condicionamiento que le puso Cambiemos, aunque no obstante reconoció que pertenecer al oficialismo nacional y provincial llevará a “agilizar” las gestiones para la ciudad.

Hizo mucho hincapié en el “lugar” y “preponderancia” que le dieron dentro de ese espacio, marcando que eso nunca le sucedió dentro del Frente para la Victoria. En ese marco disparó directamente contra Gloria Bidegain, de quien dijo que lo traicionó cuando buscó que su lista no compitiera en las elecciones y aseguró que irá por la presidencia del Partido Justicialista de Azul. También habló del ex intendente Omar Duclós y del Sindicato de Trabajadores Municipales.

En lo que hace al Concejo Deliberante, donde ya no tiene un bloque que le responda directamente, entendió que “se va a ir reacomodando”.

 

“No hubo condicionamientos” 

-¿Por qué se pasó a Cambiemos?

-Primero, me pasé porque al comienzo de la gestión tomamos una situación más que crítica en la ciudad y tuvimos que salir a golpear puertas. Fuimos a la Provincia y empezamos a tener un trato igualitario. Pensábamos que íbamos a estar esperando sentado en una silla una gran cantidad de horas y que no nos iban a atender nunca, pero ocurrió absolutamente lo contrario: priorizaron la situación de Azul y empezamos a trabajar en equipo. Eso es algo que nunca habíamos podido hacer, anteriormente nunca nos atendieron de esa manera, con simpleza e igualdad. Pasado el tiempo, fuimos evolucionando, recorriendo también distintos ministerios de la Nación y, fundamentalmente, lo que estamos encontrando son compañeros peronistas que no se sentían identificados con el Frente para la Victoria. Un 70 u 80 por ciento de Cambiemos es peronista.

-¿No podía seguir trabajando desde el FpV sin incorporarse a Cambiemos?

-Yo hace mucho tiempo que no me siento del FpV…

-Pero hace sólo 6 meses que ganó la elección representando a ese espacio…

-Sí, fui elegido por el FpV pero pasaron muchas cosas. Siempre fui el Patito Feo del Frente para la Victoria. Yo, como peronista, en el FpV siempre fui resistido porque era sciolista. Lo mismo que le hicieron a Scioli, me lo hicieron a mí: trataron de bajarnos. Gloria Bidegain, a quien yo había postulado de presidenta del PJ, iba mañana, tarde y noche a tratar de bajar mi lista impidiendo que participe. Fue ella quien nos traicionó. Después, los hechos sucesivos que son noticias todos los días -desde lo de José López, pasando por Lázaro Báez y la ex presidenta declarando, estando inhibida para usar sus bienes, sabiendo las fortunas que tienen- difiere mucho de lo que un peronista como yo siente que es la justicia social, la equidad y la lucha por los que menos tienen.

-Volviendo a la pregunta anterior. Insisto: ¿no podía seguir trabajando desde su espacio o el pase fue un condicionamiento que Cambiemos le puso?

-No hubo ningún tipo de condicionamiento…

-Sin embargo el ahora ex funcionario José González Hueso, en una carta que hizo pública anunciado su renuncia al gabinete, habló de los condicionamientos que lo llevaron a usted a tomar la decisión de pasarse.

-Son palabras de él. No reconozco ningún tipo de condicionamiento. Esta es una decisión por una visión política que tengo y que he tenido anteriormente. Por eso estoy en este lugar y otros no están, porque no han tenido la visión política de lo que se viene.

-¿Y qué se viene?

-Un Frente para la Victoria que puede llegar a no participar en las próximas elecciones o participar lastimosamente y salir último cómodo. Por otro lado, veo un Frente Cambiemos que va a incorporar a una gran cantidad de peronistas -diputados, senadores, intendentes, vecinos comunes- y que se va a transformar en el espacio más representativo del peronismo, compitiendo con el massismo.

-Pero hoy las políticas que lleva adelante Cambiemos no son peronistas.

-Es verdad. En esto, como peronista, quiero decir que no estoy de acuerdo con las decisiones tan bruscas que se tomaron en este comienzo de gestión. Había que tomar decisiones para sincerar la economía, pero no así como se hizo. En eso difiero, pero en la diferencia se construye.

 

“Fue una decisión mía”    

-Hay mucha gente que no entiende su pase…

-Creo que los que dicen que no entienden son los del microclima político, que en realidad se hacen los distraídos. Los motivos son muy sencillos: tener visión política y priorizar Azul.

-Cuando usted dice “priorizar Azul” vuelvo a entender que es un requisito que le pusieron desde Cambiemos, porque si no, no le daban obras ni dinero.

-No es un requisito, pero sí es estar en comunión.

-Puede estarlo desde otro lado, manteniendo su espacio, más con ese discurso que tiene Cambiemos, que siempre habla de consensos…

-En política esas cuestiones no son tal como se dicen. Siempre va a ser mucho más favorable tener todas las puertas abiertas de par en par y poder gestionar, y que el único condicionamiento para los logros sea que nosotros andemos técnicamente más rápido o más despacio. Hoy tenemos un alineamiento político y de gestión con los gobiernos nacional y provincial que nos permite agilizar la gestión…

-Es decir que si usted no se incorporaba, no iba a ser rápido.

-No, iba a ser de otra manera. No íbamos a tener las ventajas que tenemos hoy.

-Entonces fue un requisito pasarse.

-No es un requisito.

-Pero lo está diciendo…

-No lo veo como un requisito, pero si ustedes lo ven así… A mí nadie me dijo que si no me pasaba… Yo me pasé inclusive por una cuestión hasta personal con integrantes de Cambiemos. Alex Campbell, ministro de Gobierno de la provincia, desde el primer momento que me atendió me hizo sentir importante y a Azul también. El diputado Manuel Mosca, cada vez que nos juntamos estaba involucrado con Azul y en cómo colaborar. Fue una decisión mía la de irme a un espacio donde me tratan bien, donde puedo construir, donde estoy en una línea de trabajo responsable apuntando a la justicia social, a poder llevarle servicios a la gente, a mejorar los barrios, a poder desarrollar Azul.

 

Un mes     

-¿Cuál fue el momento en el que tomó la decisión?

-Hará un mes que esta decisión está absolutamente tomada. Creo que es la decisión más acertada que puedo haber tomado en pos de la ciudad, del letargo que tiene Azul.

-¿Evauló los costos políticos?

-Sí, están evaluados y la verdad que hasta son muy beneficiosos.

-¿Por qué?

-Porque el lugar de preponderancia que me están dando dentro de este Frente, me da más protagonismo. Es decir, que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, por razones climáticas no haya podido venir el viernes y venga al otro martes, significa que hay una evaluación primero de la ciudad y después del Intendente, de la figura que están anunciando para la inclusión de este espacio. Entonces, me están dando un valor que antes nunca me lo dio ningún espacio. Todos saben que el único que siempre estaba para apoyarme era Alejandro Arlía, que hoy no está en el país y nos ha dado plena libertad de acción. Después, nadie venía a darnos una mano, al contrario, cuando venía la elección veían cómo podían hacer para sacarse de encima a Bertellys.

-Su pase está generando reacciones. El jueves renunció José González Hueso y podría haber otros alejamientos en la próxima semana.

-Todavía no tengo ninguna resonancia de que puede haber alguna otra renuncia. Sabía de antemano lo de José porque es mi amigo. Lo veníamos hablando porque él era uno de los pocos que sabía hace un mes que iba a tomar esta decisión.

 

“Todos hablan, pero el poncho no aparece…”       

-Su decisión generó fuertes críticas desde posiciones muy diferentes, por ejemplo del STMA y del ex intendente Omar Duclós, entre otros.

-La parte peronista del STMA dice que ellos tienen que ver con que nosotros hayamos llegado al municipio. Si la figura de Omar Varela estando preso en su casa suma votos, realmente estamos hablando de una comunidad enfermiza.

-¿Y el ex Intendente?

-Lo de Omar Duclós, en coincidencia con Omar Varela y el STMA, realmente es muy raro. Tener esa coiniciderncia de pensamiento, es extraño. Parece que pertenecieran al mismo espacio y que estuvieran armando una agrupación política el STMA con Varela y Duclós. Además, desde qué lugar puede hablar Duclós cuando él se paso de distintos espacios políticos y siempre por cuestiones personales, no para la comunidad, porque a la ciudad la atrasó durante los 12 años de gobierno. Además, hoy con Margarita Stolbizer está haciendo un acuerdo con Sergio Massa, a quien había denunciado hace un tiempo atrás. Todos hablan, pero el poncho no aparece….


EL CONCEJO A PARTIR DE SU DECISIÓN

-¿Evaluó cómo queda el Concejo Deliberante?

-Cómo queda hoy es una cosa y cómo se va a ir reacomodando, es otra.

-Cambiemos no va a ser oficialismo y el FpV tomó distancia.

-Ese es el primer impacto. Si se lee la política, uno sube los melones arriba del carro y después se van acomodando en el camino. Esto es lo que va a pasar. Cuando se vean los frutos, nos va a unir el trabajo en común para sacar adelante la ciudad.

-¿El Concejo va a estar a la altura?

-Sí va a estarlo porque es el cambio cultural que tenemos que hacer en la política azuleña.

-Lo concreto es que hoy no tiene ningún bloque que le responda directamente.

-Veremos dentro de un mes o dos. No necesito concejales que levanten la mano con los ojos vendados, los oídos tapados y la boca cerrada. Cada cual tiene que hacer lo que cree para mejorar Azul.

-Pedro Sottile, presidente del Concejo y gente de su entorno, dijo en el programa Punto x Punto que la que usted había tomado era una “decisión extrema” y que era parte de un “sacrificio”

-Cada cual lo puede analizar de distintas maneras. Acá lo que tiene que haber es una conciencia comunitaria. Primero está Azul y después hablemos de todo lo demás. Comparémoslo con lo que hizo Elios Eseverri en Olavarría. Acá se habló durante 10 años porqué Azul nunca pudo hacer lo que hizo Eseverri. Ahora Azul lo hizo y se va a transformar. Siempre se van a tener más beneficios perteneciendo, eso está claro, pero no fue un requisito mi pase sino una decisión mía. Como ya dije, es producto de mi visión política. Me siento cómodo trabajando con el equipo político y técnico de la Provincia de Buenos Aires y con el Gobierno Nacional.

 

“LA GENTE NO ESTÁ ENOJADA”

La calificación de “traidor” que recibió de algunos ámbitos de la política local -y zonal-, repercutió, aunque no lo haga ver claramente, en el intendente Hernán Bertellys.

En ese sentido, al hablar con este diario, indicó que “cuando se habla de traición hay que destacar qué votó la gente. En la última elección, si hubiese votado a un espacio político no lo hubiese hecho nunca por el Frente para la Victoria por la mala experiencia que tuvo con el último Intendente, que se llama José Manuel Inza. No nos olvidemos que era del FpV y era un sobretodo de plomo para cualquier candidato de esa fuerza. La gente lo que eligió fue una esperanza de gestión. Eligió la Presa La Isidora, la Avenida Urioste, las cloacas de Ceferino y Santa Elena”.

-¿Usted dice que lo eligió más allá del partido?

-La gente eligió gestión, más allá del partido. Eligió a Macri, a Vidal y a Bertellys, y hoy tienen a los tres trabajando bien alineados y con toda la potencia para que Azul salga adelante.

-¿Y por qué hay una porción importante que está tan enojada con su pase?.

-La gente no está enojada. No crucé a nadie que esté enojado. Estoy dedicado a la gestión y a lo que estoy convencido. Tengo la conciencia absolutamente tranquila y puedo mirar a la cara a cada vecino. Sé que estoy dando lo mejor de mí para dejarle un futuro a Azul.

 

EL PJ Y CAMBIEMOS

-Después de su pase, ¿cómo queda hacia dentro del PJ?

-Yo soy secretario General y voy a ir por la presidencia. No le regalo la presidencia a nadie más.

-¿Habló con las distintas líneas del PJ azuleño?

-No, porque el pase era algo que no queríamos ir anunciando hasta que no lo hiciera la gobernadora y que me diera la bienvenida a ese espacio. Esa era la cuestión, porque yo puedo tener toda la intención de sumarme a un espacio, pero si no me dan la bienvenida no puedo. En este caso tuve la bienvenida de la gobernadora y del Gobierno Nacional a través de Sebastián García De Luca, viceministro del Interior.

-¿Tuvo oportunidad de tener contacto con Ramiro Ortiz?

-Es un proceso que va a llevar un poco más de tiempo. Yo siempre tengo la mano extendida para que trabajemos por el bien común de Azul.

-Al principio de la gestión le ofreció algunos cargos en el gabinete y no aceptó. ¿Hoy le volvería a ofrecer?

-Es verdad que hubo ofrecimientos a Ortiz, a Claudio Molina y a todos los que participaron de la elección. Pero hubo mezquindad, hay que decirlo, porque ninguno aceptó. Nosotros no hubiésemos sido de esa manera.

-Pero ¿le volvería a ofrecer a Ortiz que forme parte de su equipo de gobierno?

-No sólo de Ortiz, sino a todos los espacios. En esta etapa nos hace falta seguir sumando técnicos. Es más, el vacío que queda al irse González Hueso hay que cubrirlo. Hemos evolucionado, ya que cuando comenzamos nadie se quería arrimar a trabajar porque nadie nos tenía fe. Ahora hay mucha gente que antes no nos miraba con buenos ojos que nos está mirando de otra manera. Hemos podido ir equilibrando los números y trabajado seriamente.

-La incorporación de Agustín Carús como Secretario de Hacienda ¿tiene que ver con su incorporación a Cambiemos?

-No. A Carús le ofrecimos al comienzo de la gestión pero él estaba con otras conversaciones en el ámbito nacional o provincial. Tenía otras expectativas. La mejor opción para nosotros fue haber incorporado a Adriana Guedes y armar un equipo de asesores que pudo cambiar una situación que era insostenible. La condición que puso Adriana fue que se quedaba 6 meses. Hizo un gran esfuerzo y merece que respetemos la palabra. En este caso, se da que Agustín Carús ahora está en condiciones, entonces es prácticamente hasta natural. Incluso en la campaña, yo le decía que si ganaba lo ponía en Hacienda y él me decía que si ganaba él yo iba a Eventos Popular, o no sé dónde me quería llevar. Así estamos: me tocó a mí y Carús viene a colaborar.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. pablo

    julio 10, 2016 at 9:18 pm

    El tiempo lo dira…….yo que no soy peronista, y si Azuleño,le doy el beneficio de la duda

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *