Sigue el acampe en la puerta de la fábrica y también frente al Congreso

Ayer, mientras un grupo de trabajadores y dirigentes de ATE participaron del acampe que esa organización sindical está llevando adelante frente al Congreso Nacional, reafirmando la lucha por la reapertura de la fábrica, otro grupo se mantuvo en la puerta de la planta de explosivos resistiendo que continúen desmantelándola. 

Ayer, en el acampe que está realizando ante frente al Congreso de la Nación, trabajadores y dirigentes de ATE expusieron la situación de FANAZUL. GENTILEZA ATE


El conflicto por el cierre de FANAZUL y el desmantelamiento de la fábrica que está haciendo el gobierno nacional por estas horas, estuvo ayer presente en el acampe que frente al Congreso de la Nación está realizando la Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- con los trabajadores despedidos de los distintos ámbitos del Estado.
Allí, la secretaria General de la Seccional Azul de ese gremio, Vanina Zurita, junto a los trabajadores y delegados de la fábrica Marcelo Laporte, Juan Cacace y Pablo Mesa -acompañados a su vez por dirigentes nacionales, regionales y seccionales- reafirmaron la lucha que están llevando adelante para la reapertura de la fábrica de explosivos.
Paralelamente, en las puertas de FANAZUL trabajadores y referentes de ese gremio se mantenían en el lugar ante el vaciamiento de la planta. Uno de los que allí estuvo junto a los trabajadores es el dirigente de la conducción nacional de ATE Orestes Galeano, quien indicó “uno empieza a pensar que lo único que puede haber detrás de esto es algún negocio que desconocemos o internas políticas que ya se están disputando la sucesión de Mauricio Macri”.
Otro frente que se mantenía es el acampe en el veredón municipal, aunque con menos presencia la “casa” que armaron y las banderas colgadas en el palacio comunal persisten como un constante recordatorio de la situación.

Los trabajadores seguían ayer en la fábrica, tratando de resistir el desmantelamiento.


“Temeraria”
En diálogo telefónico con este diario, ayer por la tarde cuando aún permanecía en el acampe, Vanina Zurita comentó que “en el marco de la jornada que estamos llevando adelante esta semana frente al Congreso, los distintos sectores del Estado tuvimos un espacio para poder contar cada una de las realidades”.
Así, por la mañana encabezaron una conferencia de prensa “tratando de reinstalar el conflicto de Fabricaciones Militares, porque despidos hay por todos lados, pero la forma en la que vienen avanzando con nuestra fábrica es temeraria.
Advirtió que “en el mientras tanto, los compañeros siguen bloqueando los accesos a la fábrica y nuestra organización armando un esquema de presencia en el resto de seccionales de la provincia de Buenos Aires y también en las seccionales donde está Fabricaciones Militares”.
La dirigente añadió que “queremos ser escuchados por el gobierno”.
Consultada si ayer pudieron tomar contacto con algún funcionario nacional o si algún legislador se acercó hasta el acampe, sostuvo que no y advirtió que “tampoco lo hizo nadie del nivel local. No pareció ni siquiera la solidaridad del Ejecutivo municipal en la resistencia que están llevando adelante en las puertas de la fábrica.
Una nota del personal jerárquico
El vocal del Consejo Directivo Nacional de ATE, Orestes “Beto” Galeano, está desde el miércoles por la tarde resistiendo en las afueras de la fábrica junto a los trabajadores que en asamblea decidieron permanecer allí para impedir que sigan llevándose elementos de FANAZUL.
Ayer, comentó al hablar con este diario que la jornada estuvo tranquila, aunque esperaban de un momento a otro la llegada de otro camión, pero hasta la tarde noche no había arribado a la planta.
No obstante, el dirigente señaló que “sabemos que han empaquetado algunas cosas del laboratorio, que suponemos son las que van a pretender llevarse”.
Si bien por la tarde no había mucha presencia policial, estimaba que los efectivos llegarían junto con el camión. En ese marco, hasta la noche se mantenían con los autos cruzados en la entrada de la fábrica para impedir la circulación.
La novedad que comunicó fue que un grupo del personal jerárquico de FANAZUL se acercó ayer a hablar con ellos “y nos comentó que presentaron una nota al director pidiendo que solamente se lleven la materia prima y que la maquinaria no sea llevada de Azul”.
En ese sentido, marcó que “hasta ahora no habían tenido ningún gesto concreto de oposición a este proceso. Ahora lo tuvieron”.
“Es una decisión más política que económica”
Luego, Galeano hizo un análisis de la situación y apuntó que “a cualquier persona con sentido común le cuesta entender esta decisión que es más política que económica. Mucho más después de la presentación que hicieron los trabajadores con una propuesta autosustentable, incluso renunciando a muchos puestos de trabajo, en la que la fábrica dejaría de dar pérdidas. Aún así no hay ninguna respuesta positiva”.
No obstante, dijo que una fábrica militar debe en función de la defensa nacional “y el eje principal no debe ser si es sustentable o no desde el punto de vista económico”.
En ese contexto advirtió que uno empieza a pensar que lo único que puede haber detrás de esto es algún negocio que desconocemos, obviamente que no es nada claro, o internas políticas que ya se están disputando la sucesión de Mauricio Macri.
Añadió que “esto hasta ahora ha sido una decisión que tomó el Ministerio de Defensa con el apoyo de la Jefatura de Gabinete”.
“Sólo matices”
En otro tramo, sobre el momento en el que se da el desmantelamiento de la planta, cuando aún hay alguna gestión abierta, Galeano entendió que “llama la atención que hace dos semanas que fue presentada la propuesta y todavía no ha habido ninguna reunión ni tampoco fecha. Pareciera que, si bien al principio hubo una intención de la vicepresidenta de la Nación de interesarse positivamente, hasta ahora todo indicaría que ha dejado de ser así y no sabemos las razones.
Comentó que no es el único sector en el que sucedió esto, ya que los trabajadores de la mina de Río Turbio presentaron una propuesta para no cobrar más adicionales que no estén dentro del convenio, lo que produciría un ahorro de 400 millones de pesos anuales. “Con tal de superar el conflicto y que se mantengan los puestos de trabajo, propusieron esto. Y aún así, no ha habido ninguna respuesta concreta”, señaló.
Así, el dirigente de ATE sostuvo que al gobierno de Macri “son sólo matices los que lo diferencian de los años ’90, porque había muchas más empresas en el Estado, más gente trabajando. En aquel momento Menem decía que teníamos relaciones carnales con Estados Unidos y ahora resulta que somos amantes de España (así lo dijo días atrás Macri, durante la visita del presidente de España Mariano Rajoy). Claramente en ambos casos es una degradación a la Nación. Somos pueblos iguales, de ninguna manera somos amantes de nadie en el sentido que ha sido dicho”.
Por último, sostuvo que seguirán en las puertas de FANAZUL resistiendo los embates del gobierno.
“EL DESMANTELAMIENTO DE FANAZUL ENCIERRA UN NEGOCIO” 
Ayer, en la carpa instalada frente al Congreso Nacional, además de los trabajadores de FANAZUL y dirigentes sindicales, hablaron sobre la situación de la fábrica de explosivos el secretario general de ATE Nacional, Hugo Godoy, quien destacó que “venimos a informar la bárbara agresión que el gobierno de Mauricio Macri está haciendo al desguazar el Estado. En este caso particular se ha cerrado FANAZUL, lo que representa un impacto sobre el 20 por ciento de lo producido por Fabricaciones Militares a nivel nacional y, fundamentalmente, para la economía regional y la industria minera”.
Además, resaltó que “hemos recurrido a la justicia, a la iglesia -donde intervino el obispo de Azul-, a la vicepresidencia de la nación, a la jefatura de gabinete. De ninguno de los ámbitos tuvimos respuesta y desde Defensa se ordenó el desmantelamiento de la fábrica. Frente a ello los trabajadores tomaron la decisión de instalarse en las puertas con un campamento, el cual cuenta con el respaldo del gremio a nivel nacional y cuenta con el acompañamiento de distintas seccionales”.
Por su parte, Oscar de Isasi, secretario general de ATE Provincia de Buenos Aires, indicó que en “gran parte la minería de la región depende de la fábrica de Azul. Incluso la Armada Argentina firmó que es el lugar indicado para destruir material bélico obsoleto, por su mano de obra calificada. A su vez, Cerro Largo, el sitio con mayor concentración de dolomita que es clave para la construcción de rutas, necesita explosivos. Además, el gobierno dice que la obra vial es fundamental para su gestión, por ende FANAZUL plantea soluciones no sólo para los trabajadores sino para el interés provincial y nacional. Por eso sostenemos que tiene que estar abierta y debe tener inversión”.
Por otra parte, indicó que “desde ATE provincia denunciamos que el desmantelamiento de FANAZUL encierra un negocio que no quieren decirle a la sociedad”.
 
 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Carlos

    14 de abril de 2018 at 6:00 am

    Jaa,jaa¡¡¡¡,hasta la invalida se les rie en la cara,ja,ja¡¡¡Los fabriqueros son humoristas gratis,ja,ja¡¡¡

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *