ESTRELLAS DE JUVENTUD

Silvio Pantaleón: “Tenemos que trabajar más en lo mental que en lo futbolístico”

El entrenador comprende que el mayor obstáculo que hoy día debe afrontar para lograr los buenos resultados, pasa casi exclusivamente por convencer a sus dirigidos de su potencial como equipo. Entrevistado por EL TIEMPO, el DT también se refirió a la derrota ante Alumni y a los méritos que, pese a la racha de derrotas, se vislumbran en el desempeño albirrojo.

Silvio Pantaleón, DT de Estrellas: “Lo que nos falta es aprovechar las oportunidades, tenemos poco gol. Cada vez que llegamos estamos errando mucho”.
ARCHIVO/ NACHO CORREA
<
>
Silvio Pantaleón, DT de Estrellas: “Lo que nos falta es aprovechar las oportunidades, tenemos poco gol. Cada vez que llegamos estamos errando mucho”. ARCHIVO/ NACHO CORREA

A poco de hablar con Silvio Pantaleón, se advierte notoriamente que uno de los entrenadores de la Primera de Estrellas de Juventud (sin puntos en el Clausura), mas que disconforme está preocupado (aunque puede que una cosa lleve a la otra). Y la preocupación del ex volante de Athletic admite deficiencias futbolísticas (la falta de gol) en su equipo, pero fundamentalmente se constituye por haber constatado que la gran deficiencia de este plantel pasa por el covencimiento, la autoestima.

Ante esta situación, profundizada por la ausencia de triunfos, la labor cotidiana aspira a lograr que el jugador albirrojo “se borre esa idea de la cabeza, de que Estrellas siempre pierde”, tal como Pantaleón le comentó a EL TIEMPO el miércoles por la noche, mientras se desarrollaba la práctica del plantel fidelino.

El DT habló tan claro como cuando filtraba pases verticales para algún delantero. Es un momento donde una victoria (Estrellas no gana desde el certamen pasado) se necesita sobremanera y las razones son múltiples: porque el Clausura es un torneo corto, porque el juego por momentos lo amerita y por tratarse de la manera tal vez más eficaz y pronta de proveer algo de confianza. “Creo que cuando podamos ganar, todo va a ser diferente”, destacó Pantaleón.

–Empecemos por lo más reciente. ¿Pese a la derrota, hubo aspectos positivos en tu análisis luego de jugar ante Alumni?

–Algo me dejó tranquilo y fue que lo que planeamos en la semana, medianamente se dio. Imaginate que si no hubiese sido por dos penales que tuvimos en contra, el partido estaba muy parejo, aunque Alumni, obviamente, manejó un poco más la pelota. Se les pidió a los chicos una forma de jugar y cumplieron.

Lo que nos falta es aprovechar las oportunidades, tenemos poco gol. Cada vez que llegamos estamos errando mucho. Eso es lo que no nos deja tranquilos. Jugar se jugó muy bien contra un grande, se hicieron las cosas medianamente bien…pero si no convertís, en algún momento te van a hacer un gol.

–Esa falta de gol, por lo que decís, radica en impericias individuales. ¿Cómo abordan con Castro ese tema? ¿Pasa por el convencimiento de cada uno?

–Te llevo al torneo pasado y los delanteros nuestros empezaron a hacer goles en las últimas tres fechas. Oportunidades tuvimos todos los partidos. Bueno, ahora nos está pasando lo mismo. Arrancamos con situaciones, los delanteros las tienen, pero no las podemos concretar. Tenemos un equipo que llega. Hay partidos y partidos. Con Alumni se llega poco, tenés que estar bien parado y cuando llegás no podés fallar. Contra otros equipos, en caso de River, llegamos más, pero tampoco pudimos hacer un gol.

–¿Cómo se comporta el equipo entero ante esta imposibilidad de marcar?

–¿Sabés que pasa? Ya arrancás de la cabeza con que es un torneo corto. Tenés muy pocas fechas, empezás perdiendo y encima no podés hacer goles, psicológicamente es lo que más estamos trabajando ahora. En este momento, hace media hora que estábamos charlando con los chicos porque tenemos que trabajar más en lo mental que en lo futbolístico.

–¿A qué apela ese discurso al que aludís?

–Hemos armado un equipo de 14, 15 jugadores que han recorrido varios clubes y que tienen experiencia. Están en las condiciones de cualquier equipo de competir tranquilamente. Hay que convencerlos que esa camiseta que están usando ahora es como la que defendían en sus clubes anteriores. Es un caso muy especial, cuesta siempre mantener algunas victorias seguidas. Al jugador que viene a Estrellas se le hace muy pegado eso. “Perdió Estrellas, perdió Estrellas”. Por eso estamos trabajando mucho en eso: tratar de que cada uno vea las condiciones que tiene.

“Que se borre esa idea de la cabeza”

–¿Vos creés que el jugador de Estrellas está en un momento en que siente perdedor, haga lo que haga?

–Es muy complicado. El jugador viene de años que se ha ganado poco. Y cuando ahora el equipo pierde, es como que al jugador se le viene eso a la mente. En eso trabajamos todos los días, y no es fácil. Se complica inculcarle al jugador de Estrellas que no es así, que es un club más y que a veces los resultados no acompañan, pero que hay que seguir por el mismo camino. Que se borre esa idea de la cabeza, de que Estrellas siempre pierde. El torneo pasado estuvimos a pocos puntos de clasificar y justamente nos pasó esto: veníamos ganando, clasificando y faltando cinco fechas, cuando le dijimos al plantel “son cinco finales”, no pudimos ganar una.

–¿La manera de revertir esto, de lograr la contracara anímica, es a través de triunfos?

Sí, yo creo que es así. Un triunfo nos está faltando para arrancar. Creo que cuando podamos ganar, todo va a ser diferente. No jugamos mal, no cerramos los ojos y le pegamos para arriba, tenemos una idea, los jugadores saben lo que les pedimos. Lo único que nos mete un poco de presión es que aún no pudimos ganar, y es un torne corto.

–Ante esto que vos decís, que falta confianza, convencimiento, ¿hasta dónde te juega en contra para proponer un juego ambicioso, aventurero, de pelota al pie?

–Cuando vos tenés triunfos, se puede ir sumando cosas al equipo. Decir “esto me gusta más, podemos arriesgar, jugar más lindo”. Pero cuando no se te dan los resultados, lo que buscás es aquello que mejor le favorece al momento del equipo, a la necesidad de lograr un resultado. No podés abusar de algo que a uno le gusta. A mi me gusta mucho ir para adelante y estar en el arco contrario, tener la pelota, jugar lindo, que pasen los defensores. Pero cuando no se dan los triunfos, bueno…”vos quedate, no pases siempre. Que el 5 no se vaya mucho”. Vas controlando algunas cosas, porque si te golpean de entrada, después te cuesta mucho. Y a Estrellas le cuesta mucho.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *