Sin acuerdo, los gremios analizan medidas de fuerza

Ayer se realizó la tercera reunión paritaria municipal. El Ejecutivo propuso un aumento salarial para el primer semestre del 9 por ciento en dos tramos -5 de enero a marzo y 4 de abril a junio-. Los sindicatos rechazaron la oferta y volvieron a solicitar entre el 14 y el 15 por ciento. Sin acuerdo, las partes quedaron liberadas y serán los trabajadores en asamblea los que decidan cuáles son los pasos a seguir si la administración de Hernán Bertellys sigue sin mover los números.
Posibles medidas de fuerza se presentan en el ámbito municipal ante la falta de acuerdo entre el Departamento Ejecutivo y los gremios por el porcentaje de incremento salarial para este año.
En la paritaria de ayer -con cuarto intermedio incluido- el Ejecutivo ofreció un 9 por ciento en dos tramos: 5 por ciento de enero a marzo y 4 de abril a junio, con el compromiso de revisar el primer semestre y compensar el porcentaje otorgado si quedó por debajo del índice inflacionario.
Los tres gremios rechazaron la propuesta por considerarla insuficiente, liberaron las partes y se declararon en estado de alerta y movilización. En estos días harán asambleas para decidir los pasos a seguir, que seguramente, si la situación no cambia, desembocará en medidas de fuerza. Es que los números que propone el Ejecutivo quedan lejos de los que manejan los sindicatos.
El STMA, por ejemplo, pide el 14 por ciento de enero a junio, aceptando que sea en dos tramos. El SOEMPA, por su parte solicita el 15 en dos tramos, mientras que ATE también pidió el 15, pero sin desdoblamiento.
Los al menos 5 puntos de diferencia entre lo que ofrece el Ejecutivo y lo que requieren las organizaciones sindicales, dificulta un acercamiento cuando ambas partes se mantienen firmes en sus posiciones.
La oferta del Ejecutivo    
La reunión paritaria comenzó pasadas las 11. Por el Ejecutivo estuvieron presentes el responsable de la Unidad de Asesoramiento y Coordinación Técnico Administrativo, Fabián Caro; el secretario de Hacienda y Administración, Agustín Carús; el subsecretario de Legal y Técnica, Roberto Dávila; el director de Legal y Técnica, Facundo Achaga y el coordinador de Asuntos Administrativos, Paolo Lamouré.
Por el STMA estuvieron Luciano Varela, Pedro Benedicto y Abel Giménez; mientras que por ATE se hizo presente Eduardo Bercovich y por el SOEMPA Ruben Rodríguez.
En el primer tramo del encuentro, fue Carús quien presentó la nueva propuesta “superadora de la anterior” -que había sido un 4 por ciento de enero a marzo y otro 4 de abril a junio-. Esta vez, la oferta fue un 5 por ciento de enero a marzo y un 4 por ciento de abril a junio, con el compromiso de volver a reunirse en julio para lo que sería el segundo semestre.
Según expuso el funcionario a cargo de las finanzas de la comuna, “es el esfuerzo máximo que puede realizar el Departamento Ejecutivo y se enmarca en la ley de responsabilidad fiscal” que en enero de este año aprobó por mayoría el Concejo Deliberante.
En el mismo sentido, Caro manifestó que para cumplir con la oferta que realizaron, deberán hacer readecuaciones presupuestarias en distintas áreas del municipio.
Los tres gremios rechazaron la propuesta por considerarla insuficiente y estar lejos de lo que cada organización solicita como incremento salarial para el primer semestre del año. Fue así, que desde el STMA pidieron un cuarto intermedio para que fuera el intendente Hernán Bertellys el que se expida respecto a lo que ese gremio requirió.
Después del cuarto intermedio   
Y el cuarto intermedio no sirvió para mucho. Después de las 3 de la tarde volvieron a reunirse y el municipio mantuvo la misma propuesta que había hecho antes de aceptar el cuarto intermedio. Carús dijo que lo que se sumaba era la intención de “corregir las distorsiones que pudieran existir para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo”, es decir que si en el primer semestre la inflación va más allá del 9 por ciento propuesto, se revisaría.
Caro, por su parte, insistió en que el 9 por ciento en dos tramos es la mejor oferta que podían hacer “sin poner en riesgo el equilibrio fiscal municipal”.
Los tres sindicatos volvieron a rechazar la propuesta y se declararon en estado de alerta y movilización, a la espera de realizar las asambleas con sus afiliados para determinar los pasos a seguir.
No obstante a que las partes quedaron liberadas, no se descarta que el Ejecutivo pudiese volver a convocarlos si es que quiere evitar un conflicto, esta vez, con la totalidad de los sindicatos con representación en la comuna.
“LOS NÚMEROS ESTÁN LEJOS” 

Luciano Varela, secretario Adjunto del STMA.


El secretario Adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul, a cargo de la Secretaría General, Luciano Varela, consignó que “nos declaramos en estado de alerta, asamblea permanente y movilización que por el momento va a comenzar con una reunión de delegados y el cuerpo de la comisión directiva el jueves, donde obviamente quedaremos a disposición de la asamblea cuáles son los pasos a seguir de ahí en adelante”.
Así, hoy los delegados y los integrantes de la comisión del gremio recorrerán todos los sectores de trabajo informado lo que fue la reunión de ayer y de ahí saldrá el mandato sobre qué hacer.
Entre el 9 por ciento en dos tramos y el 14 que pide el sindicato, los números parecen no acercarse, pese a que el dirigente señaló que “hoy creíamos que con el cuarto intermedio que propusimos se iba a destrabar la situación. Pero la realidad es que lo único que logramos entre una reunión y otra fue que el Ejecutivo se comprometiera a que si cuando se reabre la paritaria en junio quedamos por debajo de la inflación, se va a equiparar”.
Sobre esto advirtió que “la intención de esa revisión no está mal, pero los números están lejos”.
Volviendo al cuarto intermedio, Varela apuntó que “queríamos que el Intendente intervenga y que nos traigan una devolución de nuestra propuesta, porque estábamos siempre discutiendo sobre la de ellos. Además, nunca nos dijeron que el 14 por ciento que pedimos fuera inviable. Obviamente, tampoco vinieron con esa respuesta y siguieron discutiendo sobre la propuesta de ellos”.
Si bien subrayó que las partes quedaron liberadas y las negociaciones en ese ámbito cerradas, no descartó que si el Ejecutivo vuelve a convocarlos, concurran.
“Jamás vamos a cerrar el diálogo. Si nos llama, vamos a estar presentes. Si la oferta es superadora y nos alcanza, la vamos a aceptar”, dijo por último.
“UNA PAYASADA”

Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de ATE.


Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado, indicó ayer luego de la paritaria que “fue una payasada porque se hizo un cuarto intermedio y cuando volvimos a la reunión ofrecieron lo mismo que hacía unas horas habían ofrecido”.
En lo que hace a la oferta en sí, advirtió que “subieron 1 punto respecto a la anterior paritaria, lo que sigue siendo totalmente insuficiente. Hay que ver que quieren dar el 5 por ciento por tres meses pero la inflación ya lleva casi ese porcentaje, así que cuando lleguemos a abril vamos a estar debajo de la inflación. La verdad es que estamos muy lejos todavía”.
El dirigente marcó que la posición del Ejecutivo “los va a llevar a tener un conflicto con los tres gremios” y máxime cuando “liberamos las partes y la negociación se terminó”.
En ese sentido, indicó que en los próximos días realizarán una asamblea de trabajadores para evaluar cómo siguen de acá en más y estimó que “seguramente se venga una medida de fuerza en el corto plazo”.
“EL PANORAMA ESTÁ DADO PARA MEDIDAS DE FUERZA”

Rubén Rodríguez, secretario Adjunto del SOEMPA.


En representación del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales estuvo Rubén Rodríguez, quien dijo de la reunión de ayer que “la oferta fue rechazada porque después del cuarto intermedio vinieron con lo mismo, salvo la posibilidad de compensar en julio alguna variación inflacionaria. Pero la propuesta es insuficiente”.
En ese sentido, informó que hoy al mediodía realizarán una asamblea de trabajadores para determinar cómo siguen.
Luego hizo referencia al pedido que el gremio hace de una suba salarial del 15 por ciento en dos tramos, “porque creemos que es lo que la municipalidad puede otorgar en esta primera etapa, y a su vez es lo que los trabajadores necesitan para poder solventar esta situación financiera que nos está apretando fuera de lo habitual. Pero hoy estamos muy lejos con el Ejecutivo”.
Asimismo, sostuvo que “sin lugar a dudas el panorama hoy está planteado para que haya medidas de fuerza. Analizaremos todo, porque esto es largo. Sin dudas los días que se le avecinan a la gestión de Bertellys no son los mejores porque nunca fue tan dilatado y tan trabajoso conseguir un aumento para los trabajadores municipales”.
Por último, dijo se mantienen en estado de alerta y movilización y que seguirán los pasos que decida la asamblea “con el compromiso del gremio de afrontar la lucha que sea necesaria para revertir esta situación a la que nos quiere llevar el gobierno de Cambiemos”.
 
 
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *