EL PAIS › LOS GOBERNADORES DEL PJ PEDIRAN EL INMEDIATO REINTEGRO DEL 15 POR CIENTO DE COPARTICIPACION

Sin lugar para las dilaciones

Los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño fueron convocados por el Gobierno a una reunión el próximo jueves.
Imagen: DyN.
<
>
Los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño fueron convocados por el Gobierno a una reunión el próximo jueves. Imagen: DyN.

Por encima de los matices que los diferencian, los mandatarios provinciales del PJ coinciden en exigirle a Macri que no demore la devolución de los fondos retenidos para la Anses. Así lo plantearán en la reunión con el Gobierno el próximo jueves.

 Por Nicolás Lantos
El ping pong político que disputan el gobierno nacional y los gobernadores peronistas tendrá esta semana un nuevo “chico”. Luego de que doce mandatarios provinciales rechazaran la propuesta de devolución en cuotas de los fondos coparticipables que reclaman y exigieran una “reunión urgente” con el presidente Mauricio Macri para discutir la cuestión, él retrucó convocando a las veintitrés provincias y la Ciudad de Buenos Aires para tratar institucionalmente el tema en el marco de un Consejo para el Nuevo Federalismo creado ad hoc.

En la Casa Rosada urge un acuerdo con los caciques del interior, cuyo apoyo es imprescindible para intentar hacer pasar por el Congreso los proyectos de ley que permitirían cerrar el conflicto con los fondos buitre e iniciar un nuevo ciclo de endeudamiento. El encuentro será el jueves y el anfitrión, el ministro de Interior, Vivienda y Obra Pública, Rogelio Frigerio. Dos días antes, la liga justicialista volverá a reunirse para llevar una posición unificada, aunque al interior de esa entente también resuenan los mismos problemas que complican la interna del PJ.

Mientras, Macri apuntala a la tropa propia, conformada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y los mandatarios de provincias gobernadas por el radicalismo. Al mismo tiempo, busca estrechar lazos con otros jefes provinciales que quedaron afuera la liga justicialista, como el chubutense Mario Das Neves, el rionegrino Alberto Weretilneck, el puntando Alberto Rodríguez Saá y el cordobés Juan Schiaretti.

Pero lo quiero ya

Los doce gobernadores del PJ que solicitaron la reunión (a la sazón, once gobernadores y gobernadoras del PJ más Claudia Ledesma, que encabeza su propio bloque de legisladores del Frente Cívico por Santiago del Estero en ambas Cámaras del Congreso) no tienen aún una posición común para llevar el jueves. Los ruidos de rotas cadenas en la interna justicialista, cada vez más lejos de una resolución de consenso, hacen eco en la entente, que se divide entre mandatarios dispuestos a canjear sin más fondos coparticipables y promesas de buena voluntad por apoyo parlamentario y los que proponen imponerle más controles y condiciones al Ejecutivo en el tema buitres.

“Tenemos la llave del Congreso”, se entusiasma uno de ellos, que cree que “Macri no puede avanzar ni un centímetro sin el apoyo de las provincias” ni “puede darse el lujo de que su plan para resolver el problema de los holdouts sea rechazado”. Por eso, sostiene que se debe plantear un tope a la deuda autorizada y una comisión bicameral que controle el destino de esos fondos, entre otras medidas. Del otro lado, algunos mandatarios provinciales más urgidos por las finanzas no verían con malos ojos saltearse la letra chica y pasar directamente al momento de poner la firma.

En lo que sí coinciden todos es en que para empezar a negociar el gobierno nacional debe poner sobre la mesa “de forma inmediata” el 15 por ciento de los recursos coparticipables que retenía a través de la Anses hasta que el año pasado la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional la práctica en los casos de Santa Fe, Córdoba y San Luis. La última oferta al respecto, a fines de febrero y tras un acuerdo con el Frente Renovador que encabeza Sergio Massa (y que no tiene ningún mandatario provincial en sus filas), era de una devolución en cuotas a lo largo de cinco años, algo que en el peronismo consideran inaceptable.

Diplomacia presidencial

En el Gobierno hay optimismo respecto a la posibilidad de aprobar el paquete de leyes sin hacerle modificaciones sustanciales. El porotómetro, medido por el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, y por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, da un quórum cómodo entre los diputados, con el apoyo del Frente Renovador, todo el interbloque Cambiemos y el Bloque Justicialista de legisladores que rompieron con el FpV –PJ, además de algunas bancadas pequeñas que responden a fuerzas provinciales–. En el Senado el escenario podría ser bastante más estrecho, si las negociaciones con la liga de gobernadores no prosperan en tiempo y forma. Por eso, Macri decidió hacerse cargo personalmente de algunas gestiones.

La semana pasada visitó dos provincias patagónicas gobernadas por figuras que quedaron afuera de la entente justicialista. En Chubut estuvo reunido con Mario Das Neves y en Río Negro, con Alberto Weretilneck. Aunque la presencia de ambos en el Congreso es exigua, en el gobierno nacional sueñan con que comiencen a conformar un polo, junto a cordobeses y puntanos, que pueda servir como una referencia alternativa al armado de mandatarios pejotista. Si bien el Presidente no tiene previsto hasta ahora participar el jueves del encuentro con los 24 gobernadores, acomodará su agenda para no estar lejos de la Casa Rosada y, si la cuestión se empantana, tomar las riendas de la negocación personalmente.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *