COLUMNA

Sin trabajo, con hambre y represión

Queremos expresar todo nuestro repudio a la represión llevada a cabo en Pepsico contra los 600 trabajadores despedidos, la mayoría mujeres, jefas de hogar que fueron brutalmente golpeadas por la policía por defender sus fuentes de trabajo. Hacemos cargo de esta situación a los gobiernos de Macri y de Vidal que dispusieron que la represión se efectivice por defender los intereses de una multinacional que despide trabajadores y factura miles de millones de pesos en Argentina y el mundo.

Sabemos que el derecho al trabajo es un derecho esencial para el desarrollo de otros derechos humanos y que constituye una parte inseparable e inherente de la dignidad humana; toda persona tiene derecho a trabajar para poder vivir con dignidad. Los trabajadores despedidos se enteraron de su situación de la noche a la mañana, un 20 de junio, por un cartel pegado en la puerta de la fábrica de Vicente López que anunciaba el “cese de operaciones y que los liberaba de brindar servicios”.

¿Puede existir un acto tan deshumanizador con el otro? Todo esto viene acompañado de las políticas de ajuste de este gobierno para pocos, que le permite a una multinacional importar sus productos en lugar de fabricarlos acá, llevando la economía a una fuerte caída de la actividad industrial con una apertura a la importación indiscriminada y en consecuencia un crecimiento del desempleo que solamente golpea a las mayorías populares.

¿Por qué desmienten sus posiciones políticas? Porque necesitan concentrar el poder. Se dieron el lujo de implementar la bestialidad y a los despedidos, quienes están dispuestos a resistir los vaciamientos empresariales y no tienen otro recurso que llamar la atención sobre su desesperanza, el estado simplemente les muestra lo que les espera, hoy y mañana. Basta con los vetos de la gobernadora Vidal a las expropiaciones de los predios en que se desarrollan experiencias de fábricas recuperadas.

Con este gobierno estamos cada vez más desprotegidos, vulnerables ante la precarización, la desocupación, el hambre y frente a todo tipo de violencias. Solidaridad de Patria Grande con todos los trabajadores. ¡Ningún puesto de trabajo menos! ¡Ninguna trabajadora menos!

Patria Grande Azul

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *