Situación muy preocupante para Azul

La única verdad es la realidad. Y la realidad de Azul es muy preocupante, ya que sin la problemática laboral existente el presidente del Centro de Almaceneros sostuvo que las ventas están en disminución, principalmente en el rubro alimenticio. ¿A qué se debe eso? A que el poder adquisitivo de la gente, con los precios incrementándose diariamente, esta decayendo.

Si un trabajador que percibe un sueldo mensual disminuye la compra de productos alimenticios ¿qué se puede esperar que consuma un desempleado?

Este es el momento para ver esta realidad sin preocuparse en mirar atrás. Hay que tratar de superarlo. Lo sucedido ya fue, y no se gana nada diciendo que la culpa la tiene fulano o zutano. De los errores cometidos tienen que ser experiencias para no volver a cometerlos. Y los azuleños cometimos muchos.

Se sabe que hay despidos en Cerámica San Lorenzo de 120 personas, se está evaluando la situación de aproximadamente 80 trabajadores en Fanazul, el Frigorífico demora meses en abonar sueldos, Molino San Martín ha despedido personal, y en la Municipalidad, según se dice, es necesario prescindir de 500 trabajadores.

Si todo esto se concreta serían aproximadamente cerca de mil familias que dejan de percibir un ingreso mensual, originando una situación delicada en la actividad comercial de la ciudad. Estas familias son seres humanos y no objeto económico, que lo que desean es mantener la dignidad que les brinda el trabajo.

En el caso de Cerámica San Lorenzo es un grupo económico que posee plantas en distintos puntos del país y del exterior y, según expresaron los trabajadores, están haciendo una reestructuración donde una de las plantas existentes en esta ciudad la piensan cerrar e intensificar la producción en otra u otras que no están en Azul.

Según versiones que circularon, sin confirmar, los directivos notaron que la planta de Azul con la misma cantidad de personal y los mismos elementos técnicos está produciendo aproximadamente un 50% menos que otras plantas que posee la empresa. Económicamente les conviene cerrar la planta de Azul y aumentar la producción en las otras plantas que tienen diseminadas en el país y en el exterior.

Sea el motivo que sea, si esto se produce, Azul sufrirá un golpe económico muy fuerte.

En el caso de Fanazul y la Municipalidad parecería que existe exceso de personal y para que cierren los números hay que achicar la planta de empleados, sean contratados y permanentes. Para que sea justa esta medida drástica, que se dice podría mejorar los ingresos del personal que continuaría estando, es necesario hacer una evaluación seria y técnica sin aceptar presiones de nadie ni amiguismos. Y una vez tomada la resolución informar, como lo pidió el Concejo Deliberante, la nómina total de personal y en que sector se desempeñan.

Azul necesita imperiosamente mayor cantidad de fuentes de trabajo, pero hasta que ello suceda es necesario cuidar las que se tiene. Para ello es imprescindible crear un comité de crisis formado por el sector empresario, el sector laboral y la Municipalidad. Este comité debería tener la responsabilidad de que las empresas pudieran mantener las fuentes de trabajo y, si es posible, acrecentarlas. Y alentar la creación de nuevos emprendimientos económicos para que generen puestos de trabajo que serían ocupados por el personal que perdió el suyo.

Las medidas de fuerza es un paliativo que no soluciona nada. La problemática es grave y se necesita acciones concretas que encaren y remedien la problemática existente. En esa dirección, con diálogo y voluntad se puede atravesar este momento.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. diego guzman

    marzo 10, 2016 at 12:02 am

    Increiblee la nota es preocupante y siendo azuleno quiero radicarme pero dada la falta de empleo tengo q ir a otra ciudad ,como tanta gente!!!!Ojala pronto mejore esta situacion y q pronto progrese en todo sentido para el bienestar de todos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *