VETERANOS DE GUERRA DE MALVINAS

Soberanía, dignidad y orgullo: las banderas que no se arrían

Ayer el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas “Callvú Leovú” de nuestra ciudad arribó al 15º aniversario de su creación. Con sede propia desde 2011 en Arenales 717, imparte desde allí su irrenunciable tarea a concientizar sobre la importancia de lo que significa ser una Nación con plena soberanía sobre su territorio continental e insular. Para ello recibe a delegaciones escolares, a quienes se les explica la trascendencia que para el País tiene recuperar las Islas Malvinas. Próximo salón de usos múltiples y museo.

Desde 2011 el Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” cuenta con sede social propia, en Arenales 717. Allí, en una segunda etapa se construirá un salón multiuso. JOSÉ BERGER Son asiduas las visitas de delegaciones escolares al Centro, dejando en el lugar trabajos referentes a las Islas Malvinas. JOSÉ BERGER Desde 2011 el Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” cuenta con sede social propia, en Arenales 717. Allí, en una segunda etapa se construirá un salón multiuso. JOSÉ BERGER
<
>
Desde 2011 el Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” cuenta con sede social propia, en Arenales 717. Allí, en una segunda etapa se construirá un salón multiuso. JOSÉ BERGER

¿Cómo encuadrar a un veterano de Malvinas en una definición de diccionario?. Es más, ¿la hay?. ¿Se puede fríamente describir a un veterano de Malvinas como si fuera un objeto material?. ¿Se puede definir un sentimiento sin sentirlo?.

Solo el veterano de guerra de Malvinas sabe lo que es ser veterano de guerra de Malvinas. Y cualquiera sea su postura, es la única definición que se debe respetar.

Los centros de veteranos de guerra de Malvinas están conformados por sus propios actores. Entonces, ¿Cómo encuadrar un centro de veteranos? ¿Se lo puede comparar y tratar como a cualquier otra entidad de bien público, sea deportiva, cultural u ONG?  Definitivamente no.

Los Centros de Veteranos de Guerra no juegan ningún campeonato, no organizan bailes ni se dedican a realizar colectas, salvo catástrofes naturales que lo ameriten.

Los Centros de Veteranos de Guerra trabajan por defender y sostener nuestra soberanía, la misma que defendieron a riesgo de su propia vida en Malvinas.

Porque están convencidos que defender la soberanía de un país es defender los derechos – todos los derechos- de cada uno de sus integrantes, pues sin soberanía no hay Patria. Y llevan esa tarea adelante con las banderas de la dignidad y el orgullo de haber defendido suelo argentino, apostando a que finalmente el mensaje se haga carne en el pueblo todo.

Décimo quinto aniversario 

Desde hace 15 años –su cumplieron ayer- Azul cuenta oficialmente con el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas “Callvú Leovú”, nombre que remonta a identificar y  proteger la savia de nuestro inicio como fuerte y caserío primero, pueblo luego y ciudad ahora.

Sin embargo, la noble tarea emprendida por los veteranos de guerra en nuestra ciudad desde antes de aquel 11 de junio de 2002, y hasta hoy mismo, nunca estuvo libre de escollos, cada uno superados con mucho esfuerzo. Eso no les impide –por el contrario los empuja cada vez con más fuerza- a continuar transitando el camino que los lleve a que sean reconocidos en plenitud, sin bajar los brazos, con el legítimo orgullo y privilegio de saber de que un compañero muerto enterrado en Malvinas no es otra cosa que la garantía más firme de que ese territorio fue, es y será parte soberana de nuestra Patria.

Precisamente, al conmemorarse el 2 de abril de 1983 el primer año del desembarco argentino en las islas, en la Plaza Alsina se inaugura el Monumento a los Caídos en la Gesta del Atlántico Sur, en homenaje y permanente reconocimiento del pueblo de Azul a sus héroes de Malvinas.

Inexplicable olvido a la gesta malvinera 

Nunca más claras en 12004 las palabras del entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner, al referirse a los veteranos de guerra de Malvinas en los siguientes términos: “El olvido permanente al que fueron sometidos y al que fue sometida la causa de Malvinas con aquella famosa teoría que decía que había que desmalvinizar el corazón de la Patria, cuando si se hubiera tenido identidad nacional y la calidad de saber lo que es el ser nacional se hubiera tomado con toda fuerza el sentido de la Guerra de Malvinas y de quienes fueron a servir a un gobierno nacional determinado, sino que fueron a servir a esa causa tan noble que es la causa de la soberanía nacional de la Patria”.

Salón multiuso y museo  

En una segunda etapa de obra, los veteranos del “Callvu Leovú” tienen como objetivo la construcción de un amplio salón, que sirva a los fines de recibir delegaciones estudiantiles, y también organizar un museo malvinense, para lo cual ya cuentan con diversos elementos, donados por los propios veteranos, y variada cartografía sobre las Islas Malvinas.

Para la concreción de dicha obra, según nos relatará el actual presidente del Centro Juan Schroh, se cuenta con el firme compromiso del gobierno municipal, que ya está proyectando la misma.

Un día para reflexionar  

Sea para ustedes entonces veteranos de guerra de Malvinas el momento del respetuoso recuerdo para sus compañeros que quedaron por siempre en esa tierra argentina  defendiendo lo que siempre será nuestro pese a que flamee circunstancialmente otra bandera, y también de regocijo personal por ser partícipes, primero empuñando un arma e incluso derramando su propia sangre y luego a través de la creación del Centro, en defender ese valor fundamental de la Patria, que es la soberanía. Queda para el resto de la sociedad rendir permanente homenaje a nuestros héroes de Malvinas. 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *