LA SEMANA POLÍTICA

Sobre la Patria y la corrupción

Este es un país bordeado por la corrupción. No se puede justificar dependiendo si su origen es público o privado.
<
>
Este es un país bordeado por la corrupción. No se puede justificar dependiendo si su origen es público o privado.

Un país que zigzaguea la grieta desde sus orígenes. Kirchnerismo: fin de ciclo y ¿autocrítica? La naturalización de la corruptela pública y privada. Estado y neoliberalismo. Bertellys necesita dar precisiones sobre qué modelo de Municipio quiere.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

¿Cuántas patrias nos cobijan? La historia nacional es una mezcla de dramas y sainetes que, en muchas ocasiones, nos condujeron a la sinrazón. Demasiadas tropelías y dolores  se cometieron en estos doscientos años de historia desde la declaración de la independencia de España.

Siempre zigzagueamos la grieta desde los salvajes unitarios y los encendidos federales, pasando por el peronismo y anti-peronismo hasta llegar al kirchnerismo y anti-kirchnerismo, por hacer un reduccionismo histórico. La utilización y manipulación de la palabra Patria fue y es una constante. La patria militar, la financiera, la socialista, la sojera…y la lista sigue.

Como un Boca – River y en un juego dialéctico, se hace imprescindible la construcción  del “otro” para darle sustento a la disputa.

En esa idea del maniqueísmo permanente nos regodeamos en los extremos. Si se destacan acciones de doce años de gobiernos kirchneristas que, de hecho, las hubo, se es lapidado por la sociedad anti K y acusado de militante pago. Si es al revés, el protagonista se convierte en mercenario, vende patria y vocero de las corporaciones.

La disputa cultural que entabló, primero el mandato de Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández, sacudió el polvo y produjo un rediseño de ciertas lógicas de pensamiento. El riesgo que se corre es la simplificación, patinar sobre el vidrio mojado de las ideas y sortear las contradicciones, justamente, la columna vertebral de los diversos procesos políticos argentinos.

—-

Archivo y autocrítica   

¿Quién resiste un archivo en este país? Nadie. Los cruzados kirchneristas fueron, en su mayoría, férreos menemistas (empezando por Kirchner quien recibía al riojano en el sur con los brazos abiertos y caracterizándolo como un líder magistral) o integraron otras fuerzas políticas como el FREPASO, que formó parte del gobierno de la Alianza.

Ni hablar si nos sumergimos en el vaporoso mundo radical y los erráticos liberales a quienes puso en caja Menem.

Hoy que se escucha “pasar a la resistencia” por parte de grupos K sería interesante que se hicieran un autocrítica. Cómo y porqué se perdió la segunda vuelta a manos de un partido casi vecinalista y un líder del jet set porteño como Mauricio Macri. ¿El pueblo nunca se equivoca o depende de la circunstancia? Macri demostró en las primeras semanas de su gobierno su regocijo por una economía neoliberal y ser un pragmático en lo político.

¿Por qué se llegó a esta instancia? Hay que otear el horizonte: los últimos dos años el gobierno de CFK perdió el rumbo con una economía emparchada y un discurso radicalizado en una suerte de revolución imaginaria abundando en el culto a la personalidad. Enormes errores en el manejo de candidaturas, empezando por Aníbal Fernández en la provincia y siguiendo por la de Daniel Scioli, una suerte de “genérico” inventado por Menem. A ello hay que sumarle la corrupción que lo fue carcomiendo.

—-

Corrupción pública o privada    

En este campo, ¿hay una corrupción buena y una corrupción mala? ¿Es preferible que esté a cargo del  Estado y justificarla y no de las corporaciones porque, en realidad, este es un país corrupto desde sus cimientos, sin solución? La gran cómplice de todo este escenario es la justicia, y no de ahora. La servilleta del ministro menemista Carlos Corach con los nombres de jueces federales a los que se les entregaban los sobres todos los meses se redujo a una anécdota. Luego sería la SIDE o el operador del gobierno de turno. Los sobreprecios en la obra pública en el kirchnerismo se justificaban para hacer “caja” y así poder desarrollar la acción política.

Sin embargo, el nuevo paradigma del Estado que se gestó en un gran tramo de la era kirchnerista no se puede destruir. Debe seguir ocupando un rol central, sin corrupción, escaparle al infantilismo épico y  plantear la disputa en el terreno político en serio y llegar a una síntesis. Después de todo, se está hablando de capitalismo ¿o no?

Hay una nueva configuración del sistema político que, hace tiempo, abandonó su estructura tradicional. Después de 70 años las miradas siguen orientadas hacia el peronismo y su policromía. Como ferviente ideología del poder, se puede deglutir una traición pero nunca una derrota.

—-

Voluntarismo y excepción   

Si nos venimos para Azul, no somos ajenos a este proceso, con sus particularidades. Se ha señalado desde esta columna que a la gestión del intendente Hernán Bertellys le faltan certezas, un diseño de Municipio que necesita ser reconstruido. No se trata de dar soluciones inmediatas a los acuciantes problemas que se enfrentan cotidianamente pero el voluntarismo debe resultar una excepción y no una regla. Además, no alcanza con referirse a la herencia recibida sino que urge informar a la sociedad con total transparencia. ¿Qué se está haciendo para investigar los diversos actos de presunta corrupción de la administración anterior? ¿Qué pasó con los dineros públicos, las obras paralizadas, los fondos afectados, la cuestión del personal? ¿Cuándo se van a denunciar las irregularidades ante la justicia?

Otro ítem: ¿Con qué maquinaria cuenta hoy efectivamente este Municipio? ¿Qué pasó con las que se adquirieron en la gestión Inza? ¿Se turnan en Obras Públicas para la utilización de un solo camión? Es imprescindible conocer el patrimonio real.

Se nombró un secretario de Salud que ni siquiera es de Azul. ¿Cómo es posible que no se haya ofrecido un informe sobre el estado de situación integral en un área que quedó devastada y es crucial?

Las negociaciones paritarias con los gremios las van estirando en las fechas. Por encima que la Municipalidad no estaría en condiciones de otorgar un incremento del 35 por ciento en los sueldos de una vez, hay pasos intermedios como acordar un porcentaje y establecer un plan de encuentros para ir adecuando los porcentajes, además de avanzar en otras cuestiones que hacen a la situación laboral.

—-

Cuentas claras   

Por otro lado, y es meterse en un terreno espinoso, deben ser muy claras las tratativas  con los distintos proveedores de la Comuna, los planes de pago de deudas o con aquellos que deben prestar diversos servicios. Este Municipio no soporta más sospechas y el Concejo Deliberante no se puede hacer el distraído.

Bertellys todavía tiene el crédito de la ciudadanía, pero tiene que estar atento a la fecha de vencimiento.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    febrero 21, 2016 at 3:12 pm

    El kirchnerismo pierde laa elecciones poe su altísimo nivel de corrupción. Habiendo recibido un pais con una mega devaluación y exportaciones que rendian mucho por el valor de la soja, el dinero que recibió el Estado era como nunca se había visto. De hicieron muchas cosas buenas, pero se robó mucho. Al principio esto se toleró, pero luego comenzaron a levantatse las voces y las denuncias. Corrupción a nivel nacional, provincial y ni hablar del municipio.
    Bertellys sin apoyo político de la Nación o la Provincia está perdido, contaba con eso, sino ni se postulaba. Lo que esperamos todos es que aclare las graves denuncias contra el gobierno de Inza. Que no se encubra. Porque comienzan las sospechas de que sea más de lo mismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *