Sociedad

Sociedad

El homenaje de Azul al General San Martín

18 de agosto de 2019

Por Eduardo Agüero Mielhuerry



José Francisco de San Martín y Matorras? (Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata; 25 de febrero de 1778-Boulogne-sur-Mer, 17 de agosto de 1850)? fue un militar y político cuyas campañas revolucionarias fueron decisivas para las independencias de Argentina, Chile y Perú.



En abril de 1784, cuando tenía seis años, llegó con su familia a la ciudad española de Cádiz ?previa estadía en Buenos Aires? y se radicó luego en la ciudad de Málaga. Comenzó sus estudios en el Real Seminario de Nobles de Madrid y en la Escuela de Temporalidades de Málaga en 1786. Ingresó posteriormente al ejército español e hizo su carrera militar en el Regimiento de Murcia.? Combatió en el norte de África, luego contra la dominación napoleónica de España y participó en las batallas de Bailén y La Albuera.?



Con 34 años, en 1812, tras haber alcanzado el grado de teniente coronel, y luego de una escala en Londres, retornó a Buenos Aires, donde se puso al servicio de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.? Se le encomendó la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo (que hoy lleva su nombre), que tuvo su bautismo de fuego en el combate de San Lorenzo. ? Más tarde se le encargó la jefatura del Ejército del Norte, en reemplazo del general Manuel Belgrano.? Allí concibió su plan continental, comprendiendo que el triunfo patriota en la guerra de la independencia hispanoamericana solo se lograría con la eliminación de todos los núcleos realistas que eran los centros de poder leales a mantener el sistema colonial en América.?



Nombrado gobernador de Cuyo, con sede en la ciudad de Mendoza, puso en marcha su proyecto.? Tras organizar al Ejército de los Andes, cruzó la cordillera del mismo nombre y lideró la liberación de Chile, en las batallas de Chacabuco y Maipú. Luego, utilizando una flota organizada y financiada por Chile,? y tras recibir instrucciones del Senado de Chile,? atacó al centro del poder español en Sudamérica, la ciudad de Lima, y declaró la independencia del Perú en 1821. Finalizó su carrera de las armas luego de producida la Entrevista de Guayaquil con Simón Bolívar, en 1822, donde le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú.?



Partió hacia Europa, donde murió el 17 de agosto de 1850.



En Argentina se lo reconoce como el “Padre de la Patria”? y el “Libertador”,? y se lo valora como el principal héroe y prócer del panteón nacional. En Perú también se lo recuerda como el “Fundador de la Libertad del Perú”, el “Fundador de la República”, el “Generalísimo de las Armas” y el “Protector” del país.? El Ejército de Chile le reconoce el grado de capitán general.



Casi de Sala, pero al final de Salamone…



Después de una década de existencia, en 1935, se demolió la antes celebrada “Pirámide de Julio” emplazada en el centro de la Plaza Colón de nuestra ciudad para darle paso a un nuevo proyecto.



Con la aprobación del Concejo Deliberante, se encargó la estatua ecuestre del General José de San Martín, que sería fundida en los Talleres del Arsenal de Guerra “Esteban De Luca”.



Inmediatamente, en 1936, se le encomendó el nuevo diseño de la Plaza Colón al paisajista Ángel Sala (Angelo Francesco Giovanni Sala, nació el 27 de octubre de 1877 en Gerenzano, Provincia de Varese, Italia; falleció en Azul, el 8 de junio de 1952), quien fuera para ese entonces el gran hacedor del Parque Municipal y resultara nombrado -al año siguiente- Director Técnico de Ramblas y Paseos Municipales.



Sin embargo, los vientos de cambio soplarían a favor de otro hombre, también de origen italiano, que por entonces comenzaba a ganar gran reconocimiento en el ámbito de la obra pública bonaerense…



En 1937 también durante la intendencia del doctor Agustín J. Carús se incluyó la “modernización” absoluta de la Plaza Colón en el paquete de obras a ejecutar por el ingeniero y arquitecto Francisco Salamone.



Antes de comenzar la obra el proyecto fue expuesto en las vidrieras de la tienda “Gath & Chaves”.



La nueva Plaza



El costo total de la remodelación ascendió a 112.000 pesos Moneda Nacional, de los cuales 12.000 correspondieron a la estatua que es una copia en bronce de la existente en la plaza San Martín de la ciudad Buenos Aires. Cabe señalar que la misma fue traída a Azul en ferrocarril a fines de octubre de 1938. Aquí debió permanecer algunos días embalada en bultos que pesaban entre 4 y 6 toneladas sobre un vagón de la estación hasta que la “Usina del Pueblo” puso a disposición del Intendente las herramientas y decenas de hombres necesarios para transportarla hasta la plaza en el centro de la ciudad.



El monumento 



La obra emplazada en Azul es una reproducción del monumento inaugurado el 13 de julio de 1862 en la ciudad de Buenos Aires. Este último, a su vez, es una réplica del que mandara a construir el gobierno nacional de Chile en 1859, como el primer homenaje en el mundo al heroico militar argentino. En efecto, en el país trasandino se le había encargado al escultor francés, especialista en caballos, Louis Joseph Daumas, la realización de un monumento ecuestre conmemorativo al Libertador que se emplazaría en la ciudad de Santiago de Chile.



Aunque la obra fue terminada por Daumas en 1860, su inauguración recién se realizaría el 5 de abril de 1863. Apresurado y pretendiendo anticiparse a su par chileno, el gobierno argentino le encomendó al mismo Daumas una réplica de la estatua la cual pronto se emplazó en el Barrio de Retiro de Buenos Aires.



La obra porteña tuvo un par de modificaciones: la cola del caballo no se apoya en el plinto y San Martín fue representado indicando el camino a sus soldados, tal como lo había caracterizado Théodore Gericault en un retrato litográfico de 1819.



En todos los monumentos del país, San Martín es orientado con vistas a occidente, hacia la Cordillera de los Andes, a excepción de la de Santa Fe y la de Río Tercero. En la primera de ellas, dícese porque Aldao, reconocido librepensador, prefirió que el General apuntara hacia el levante, cumpliendo así con la simbología masónica. Por su parte, en el caso de Río Tercero, San Martín apunta hacia el sudeste. Esta decisión provino de la advertencia del sacerdote Ernesto Compañy Cánaves, quien indicó que en caso de cumplir con la norma general (que el Libertador señalara el macizo andino), el corcel le enseñaría su briosa cola a la iglesia catedral, algo de por sí muy irrespetuoso por parte del equino.



Aquí en Azul se dio una discusión idéntica.



Tras debatir arduamente si el monumento debía darle la espalda a la Municipalidad o a la Iglesia, ganó la opción “lógica” de que señale al Oeste, la estatua fue ensamblada sobre el pedestal central durante varios días de trabajo.



Ya casi estaban terminando su labor cuando notaron que dentro de las piezas que habían enviado desde los talleres del Arsenal de Guerra de Buenos Aires faltaba la cola del caballo. Hubo que mandarla a fundir de inmediato…



Los “San Martín” de Daumas



En el país, al día de la fecha (según el recuento realizado por el bahiense Nicolás Gutiérrez para su artículo “La estatua ecuestre de San Martín”), se realizaron un total de 57 copias y 13 ejemplares que fueron obsequiados a países extranjeros. De las 23 provincias (exceptuando Capital Federal), 22 de ellas cuentan con al menos una copia de la estatua creada por Daumas:



- Buenos Aires: Bahía Blanca (1910), Chascomús (1912), Bragado (1938), Azul (1939), Junín (1940), Avellaneda (1948), Tres Arroyos (1952), Punta Alta (1952), Rojas (1953), Chacabuco (1954), Olavarría (1958), Berazategui (1966), Mar del Plata (1972), San Nicolás de los Arroyos (1979) y Don Torcuato (1998).



- Catamarca: San Fernando del Valle de Catamarca (1915).



- Chaco: Resistencia (1945) y Presidencia Roque Sáenz Peña (1950).



- Chubut: Comodoro Rivadavia (1941).



- Córdoba: Córdoba capital (1916), Alta Gracia (1968), Río Cuarto (1931), Bell Ville (1938), Río Tercero (1956), Monte Maíz (1952), San Francisco (1962) y Villa María (1967).



- Corrientes: Corrientes (1905).



- Entre Ríos: Paraná (1910), Concepción del Uruguay (1910), Concordia



(1910), Gualeguay (1910), Gualeguaychú (1910), Victoria (1910) y Colón (1929).



- Formosa: Formosa (1913).



- Jujuy: San Salvador de Jujuy (1915).



- La Pampa: Santa Rosa (1942) y General Pico (1958).



- La Rioja: La Rioja (1915).



- Mendoza: Mendoza (1904), San Rafael (1928) y San Martín (1940).



- Misiones: Posadas (1935).



- Neuquén: Neuquén (1954).



- Río Negro: Viedma (1971).



- Salta: Salta (1905).



- San Juan: San Juan (1916).



- San Luis: San Luis (1916) y Villa Mercedes (1945).



- Santa Cruz: Río Gallegos (1954).



- Santa Fe: Santa Fe (1902), Rafaela (1950), Venado Tuerto (1951) y Casilda (1953).



- Santiago del Estero: Santiago del Estero (1911).



- Tucumán: San Miguel de Tucumán (1910).



En el exterior, la estatua ecuestre de San Martín de Daumas se encuentra emplazada en los siguientes países -exceptuando la de Santiago de Chile-:



- Bélgica: Bruselas (1975).



- Brasil: Río de Janeiro (1972).



- Bolivia: La Paz (1962).



- Colombia: Bogotá (1941).



- España: Madrid (1961) y Cádiz (1975).



- Estados Unidos: Washington DC. (1925) y Nueva York (1951).



- Francia: Paris (1960).



- México: México DF (1973).



- Paraguay: Asunción (1988).



- Perú: Pisco (1954).



- República Dominicana: Santo Domingo (1978).



Cuestión de nombres… 



La colocación en el centro de la plaza de la estatua ecuestre del Padre de la Patria tornaba inadecuado el nombre de “Colón”. Por tal motivo, días antes de la inauguración oficial, el intendente interino Luis Hugo Mauri, había elevado al Concejo Deliberante un Proyecto de Ordenanza que propiciaba el nombre del General San Martín. El mismo fue acompañado del siguiente mensaje:



“Azul, 9 de octubre de 1939.



Honorable Concejo Deliberante: Ostentando nuestra plaza principal el monumento erigido al General Don José de San Martín, con lo cual, las autoridades han interpretado sentimientos patrióticos dando forma material al homenaje de los argentinos, siempre latente, de imperecedero recuerdo y de profunda gratitud hacia el Gran Capitán, recio soldado de la Libertad de América, insigne ciudadano y abnegado patriota; y debiendo inaugurarse esta estatua el día 12 del corriente, corresponde adoptar la nomenclatura de la plaza a la circunstancia del monumento que la engalana y al homenaje que involucra.



Es por ello que tengo el agrado de dirigirme a V. Honorabilidad sometiendo a su consideración el correspondiente proyecto de ordenanza, por el cual, se denominaría Plaza General San Martín a nuestra plaza principal.



Saludo a V. Honorabilidad con mi más alta consideración.”



A pesar de que todos los concejales estaban de acuerdo con lo planteado por el Jefe Comunal, no se realizó la reunión extraordinaria que se necesitaba para sancionarla.



Cuando se concretó la inauguración oficial de la Plaza, el 12 de octubre de 1939, el intendente Agustín J. Carús debió denominarla “San Martín” ad referéndum del Concejo Deliberante.



Finalmente, en la Sesión Extraordinaria del 22 de noviembre de 1939, presidida por Adalgerio Battigelli, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la nueva denominación de la Plaza, la cual quedó establecida mediante la Ordenanza N° 334 de dicha fecha.





En el corazón de nuestra ciudad, desde 1939, se alza el monumento ecuestre del General José de San Martín como permanente homenaje del pueblo de Azul al “Padre de la Patria”.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ENTRE LOS FIRMANTES SE ENCONTRABA HERNÁN BERTELLYS

Provincia rechazó pedido de intendentes para liberar más actividades

29/05/2020

La solicitud había sido impulsada por varios jefes comunales, entre los que se encontraba el alcalde local. También formaron parte del reclamo los mandatarios de de Olavarría, Tandil, Ayacucho, Balcarce, Lobería, Rauch y San Cayetano, todos integrantes del frente Cambiemos. leer mas

VER TODOS LOS VEHÍCULOS

Datos extraidos de   Autos de Hoy

Encontrá tu Vehículo

Concesionarias Oficiales y Multimarcas