El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR

Azul 23º

Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El Diario de Azul

Temas de Interés: #ELVALORDEESTUDIAR
13-10-2019

MAURICIO DAYUB

“Tenía que perder ese equilibrio y arriesgarme a seguir a mi corazón”

Así lo expresó el multifacético artista que estuvo el pasado jueves en el Teatro Español con la obra “El Equilibrista”. Después de un impactante show, EL TIEMPO dialogó con Dayub en una charla amena y cálida en la cual habló de su profesión y hasta de su vida personal.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Juan Dayub después del espectáculo habló con este diario sobre particularidades de su pasar por esta vida. ANGIE DÍAZ JACQUOT

Por Juan José Zurro.

El jueves pasado en el Teatro Español el actor Mauricio Dayub presentó su obra “El Equilibrista” en el marco del Festival Cervantino en nuestra ciudad. Una vez finalizada la función charló con Diario El Tiempo. Hizo un repaso por sus proyectos, por su actualidad, se refirió a su vida profesional y personal.

Un aplauso prolongado se escucha por parte del público cuando Dayub saluda al terminar la función. Minutos después, en el hall del Teatro, se saca fotos con muchas personas que lo esperaron para saludarlo. Al presentarme, cordialmente, con una sonrisa y en voz baja me dice “termino acá y me haces las preguntas que quieras”.

Y así fue, cuando saludó al último espectador en el hall, me hizo señas y lo acompañé a la sala. Nos sentamos en la última fila del sector izquierdo y dimos comienza a la nota.

-¿Cómo fue el camino de este equilibrista para perder un poco el equilibrio y llegar a ser este artista tan reconocido?

-Fue durante los 18 y 20 años. Comencé a escuchar que me elogiaban mucho por ser alguien muy equilibrado, muy moderado, muy educado y yo me di cuenta que si seguía así prácticamente iba a vivir para recibir ese elogio, pero mi vida no se iba a parecer en nada a lo que a mí me gustaba, a lo que yo sentía. Yo estudiaba una carrera que no me gustaba, vivía en una ciudad que no me gustaba (nació en Paraná pero se fue a la ciudad de Santa Fe a estudiar contabilidad) pero lo hacía para conformar a los demás, a mis padres, a mi familia. Y un día me di cuenta que tenía que perder ese equilibrio y arriesgarme a seguir a mi corazón. Llegué a la facultad me acuerdo y escribí en mis apuntes “hoy es mi último día en la Facultad, no pienso volver nunca más, voy a hacer lo que yo quiero: ser actor” y salí de ahí, revolucionado, porque tenía que abandonar todo, decepcionar a mis padres, decirles que me tenía que dedicar a algo que no tenía ninguna posibilidad. Tanto fue así que cuando fui a pedir el analítico en la facultad de mis materias aprobadas no me los querían dar, yo quería un certificado de mis materias aprobadas por si tenía que buscar un trabajo que me sirviera como antecedente de algo y no me los querían dar. Pedí hablar con la jefa y la jefa era la esposa del crítico de teatro de Santa Fe, donde yo vivía. No me lo quería dar porque decía: “¿Por qué se va a ir?”, “¿Por qué va dejar?”, “¿De qué va a vivir en Buenos Aires?”, “Le conviene recibirse!”. Y yo me di cuenta que no quería ser un contador que haga teatro, yo quería ser actor tiempo completo y de todos los rubros: me gustaba el cine, me gustaba la tv, me gustaba el teatro.

-¿Cuándo hizo clic tu cabeza?

-En ese momento yo creo que lo que más me hizo clic fue lo mal que me iba en la Facultad. El tiempo que le hacía perder a mis compañeros: ellos terminaban los ejercicios y a mí me faltaban quince minutos, lo poco que los acompañaba en la pasión por las Ciencias Económicas, sentirme tan afuera me ayudó a tomar la decisión. Pero varios años después, ya en Buenos Aires, me hizo un clic la misma convicción de que había elegido el camino correcto: estaba en la escena de una obra que se llamaba “Compañero del alma” sobre la vida de Miguel Hernández, yo hacía de Miguel Hernández, y en un momento Miguel Hernández se va en tren a Madrid. La escena era sólo con un banquito que era el asiento del tren y yo con el cuerpo hacia todo el movimiento del tren, la gente me decía que veía pasar la ventanilla, la luz, el ruido del tren. Y haciendo esa escena yo sentí que la gente me seguía y que todo lo que yo transmitía llegaba a la platea. Ese día dije “entre el público y yo habrá romance”.

-Los dardos llegan, como dijiste alguna vez…

-Exactamente, los dardos del teatro…esos que uno tira a oscuras cuando está ensayando. Y eso lo recuerdo muy claramente. Salí de esa función feliz porque sentía que me iba a dedicar a esto y algo iba a pasar. Tenía 28 años.

-Hablando un poco de la sensación que se genera en el ida y vuelta con el público. ¿Qué te genera cuando creas conciencia y haces reír al mismo tiempo? Lo digo por Toc-toc y todo lo que la obra generó con el síndrome de Tourette…

-Yo siempre sentí que el teatro no podía cambiar la vida de los demás, pero si tal vez podía ayudar a tomar alguna decisión. Yo cuando iba al teatro antes, me quedaba resonando dos o tres semanas en la cabeza, y muchas veces me ayudó a decidir cosas que tenía ahí en dudas. Cuando el teatro produce algo más que entretener, divertir, se transforma en otra cosa. Y cuando uno logra con la obra trasladar una información por ejemplo como en el caso del Tourette que Toc-toc pasó de ser un fenómeno teatral a ser un fenómeno social y que muchos que no conocían el síndrome empezaron a saber que tenían que hacer frente a alguien que lo tenía.

-¿Fuiste reconocido como padrino de la Asociación Argentina para el Síndrome de Tourette?

-Sí, yo sentí que podía ayudar a que seamos menos ignorantes. Los que no padecemos el síndrome le dificultamos la vida al que lo padece. El paciente además de padecer el síndrome, nos padece a nosotros. Porque me contaban los chicos que lo que más les costaba era viajar en subte, ir a trabajar, porque si hacían un ruido o movían el cuerpo los demás se apartaban, se molestaban. Y ahí me pareció que había algo para hacer y cuando el teatro logra eso se torna como sagrado. Empieza o cumple otra función en la vida.

-¿Cómo separas la pasión por el teatro con tantas funciones con la pasión por la familia?

-Ah! ¡Esa es una pregunta como si vivieras en mi cabeza! (risas) Yo siempre creo que es muy difícil amar a alguien si uno ya ama a otra cosa. Yo amo al teatro, tengo esta vocación irrefrenable porque mi cabeza no descansa ni los lunes que es el día que descansa el teatro. Y mi mujer (la actriz y ex modelo Paula Siero), se tuvo que acostumbrar a que yo tenga siempre ese amor en la cabeza, porque lo tengo, es inevitable. Luchamos un poco al comienzo, al principio cuando nos conocimos y después ella se fue acostumbrando. Lo bueno es que me da muchas cosas el teatro y eso lo podemos compartir con ella y con mi hijo…pero es difícil.

-Hablando un poco de los hijos, tu hijo tiene casi la misma edad que mi hija. ¿Cómo te manejas con los juegos en cuanto a lo virtual?

-¿Sabes cuál es el problema? Que a mí no me gusta jugar a eso porque no conozco. Entonces él (Rafael) me invita todos los días a jugar y yo juego 20 minutos y me voy, lo dejo jugando solo. Pero lo llevo a jugar a otras cosas para equipararlo. Lo llevo a jugar a las cosas que jugaba yo: al monopatín, a la pelota, mi hermano le regalo unas bolitas que le dio el almacenero que le comprábamos cuando éramos chicos, entones lo llevo a jugar a la bolita. Le enseño a andar en patineta, ahora el me enseña a mí. Lo subo arriba de la cinta. Trato de que haga las cosas con las que yo sí me siento identificado. Entonces sí, puedo jugar con pasión. Me cuesta mucho jugar a lo que no sé, a lo que no fue parte de mi infancia y mentirle que me gusta matar androides y zombies (risas). No me gusta y entonces es un problema.

-¿Qué proyectos tenes para el futuro?

-Tengo varias cosas, una película que ruede seguramente en diciembre que la va a dirigir Carlos Sorín. Tengo que dirigir una obra en marzo con dos actores muy importantes. Voy a festejar 100 funciones del Equilibrista en el Teatro El Nacional que tiene más de 1000 localidades en calle Corrientes y queda a media cuadra del obelisco. El 16 de diciembre debuto en Mar del Plata con El Equilibrista y lo haré al mismo tiempo en Buenos Aires. Y la gira por todo el país, elegí lunes y martes en Capital Federal y los fines de semana hago gira por todo el país en más de 10 localidades.

-Y se viene la serie de Maradona donde haces del suegro, Coco Villafañe…

-Si, ahí ya casi termine de rodar….me olvido de algunas fechas pero ahora tengo que grabar un par de escenas que me quedan en México, las del Mundial ´86 pero la mayor parte ya la rodé, ya la terminé.

-¿Qué locura no?, participar de este proyecto. Leí que lo conociste a Diego y hasta jugaste un partido a beneficio con él…

-Me acuerdo que ese partido que decís fue la noche del jarrón, yo lo conocí a Diego porque venían las grabaciones de Amigovios que les gustaba mucho a las hijas. El rol que me toca en la serie es chico, lo interesante es la serie. La voy a mirar como un espectador más porque la vida de él es fascinante: de todos esos primeros años de persona común a ídolo, de tanta gente, de tanta pasión, para la serie es un argumento increíble.


Alarsol Mobile


Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


Tentaciones Desktop
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
AUTOMOTORES GUAMINÍ
LA CASAS DE LA BOMBA DE AGUA
DEEP DIGITAL
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 12 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 10 de Noviembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 09 de Noviembre de 2019
Physis
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Efemérides de Hoy

Pasó un 12 de Noviembre

2017

El joven tirador Lucas Mazzei es campeón categoría Mini del XII Campeonato Nacional de Miras Abiertas

2014

Bajo la denominación “Cooperativa de trabajo Sudamtex Azul Ltda.”, comienzan a funcionar las empresas textiles ubicadas en el PIDA II

2004

Fallece Antonio Horacio Pauluzzi

1984

Por última vez se lo ve al joven azuleño Daniel Alberto Mirabella en la esquina de Cangallo y Gallo de la Capital Federal. Al momento conduce un camión de la empresa Transportes Carlitos S.A.

1963

Vecinos de Ariel presentan a las autoridades municipales una enérgica protesta por el mal estado del camino –de algo más de una legua- que une a la estación con la ruta provincial Nº 51.

1960

Recibe su carta constitutiva y se funda el Club de Leones de Azul. Es su primer presidente el doctor Enrique Alfonso Luppi Laspina. Deja de funcionar en octubre de 1998, bajo la presidencia del señor Alfredo Boero.

1953

El presbítero José Giunta asume como nuevo párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Chillar, en reemplazo del presbítero José A. Carballo, fallecido el 30 de agosto del presente año.

1949

En asamblea extraordinaria, el Centro Tradicionalista de Azul, que preside el doctor Benito S. Ondarra, pasa a denominarse “Fortín del Azul”. El presidente de la asamblea el doctor Bartolomé J. Ronco.

1920

Fallece en La Plata Luis Aldaz

Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DEPORTES PC
DEPORTES MOBILE
OSDE MOBILE