SE ENTREGARON BASTONES Y CLAVES MUSICALES

Solidaridad, integración y ecología

Se llevó a cabo ayer en la sede del Centro de Formación Integral N° 2 la entrega de este año de los artículos que trabajaron durante todo el 2017. En un emotivo acto, se realizó la entrega a los Jardines N° 916 y N° 910.

Se llevó a cabo en el Centro de Formación Integral N° 2 la segunda entrega de bastones y claves musicales.
LUCAS TEDESCO

Ayer se llevó a cabo en el Salón de actos del Centro de Formación Integral N° 2 la segunda entrega de bastones y claves musicales en el marco del proyecto que se desarrolla en forma conjunta entre esta institución con la Escuela de Educación Secundaria Técnica N° 2, Vida 2000 la red y la Coordinación de Derechos Humanos de la Municipalidad de Azul con la finalidad de promover los valores de encuentro, diversidad, convivencia, diálogo y el pluralismo cultural.

En este marco, un grupo de personas entre los que se encontraban los alumnos de estas instituciones y sus directivos escucharon atentamente las palabras de cada uno de los responsables del proyecto mientras que el trabajo estaba materializado en una mesa al frente en donde los bastones y claves musicales se podían ver.

En un primer momento, tomó la palabra el coordinador de Derechos Humanos, Ramiro Azzaro, quien dijo que esta etapa del proyecto comenzó a principio de año cuando Mario Giaimo de la Escuela Técnica “se acercó con este proyecto que hace varios años que se viene desarrollando con otras instituciones”.

En este sentido, expresa que el eje principal del proyecto “está basado en la integración de los alumnos de dos instituciones educativas entre sí y también con los alumnos en la comunidad”.

Los Jardines N° 916 y N° 910 recibieron las claves musicales realizadas por los alumnos.

Lo interesante de este proyecto no tenía que ver sólo con realizar los bastones “sino que también sirve para fomentar la solidaridad, el cooperativismo, la integración, entre otras cosas, en donde trabajaron en pos de mejorar algún aspecto de la comunidad”, por eso también explicó que “desde esta área de la comunidad nos gusta tener un alto grado de participación”.

Este es un proyecto que consistió en elaborar bastones “con materiales reciclados que provenían de escobas que ya estaban en desuso y que la madera servía para el bastón”. Luego de un gran trabajo de todas las instituciones presentes y el esfuerzo de los distintos alumnos en los talleres.

En ambas instituciones “vimos las puertas abiertas tanto de los directivos como así también del equipo interdisciplinario a quienes les agradezco todo lo que han ayudado con el acompañamiento diario a cada uno de los alumnos”.

Esta fecha de entrega también es muy importante “porque el 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos entonces vivimos hoy un día que le hace honor a esta fecha”.

El vicedirector de la Escuela Técnica N° 2 dijo que “el alma está puesta detrás en cada uno de los bastones”.

“Fue una experiencia muy linda”

Silvio Yannibelli, profesor de carpintería, fue uno de los responsables de este proyecto que trabajó con los alumnos. En un primer momento destacó que “la experiencia que hemos tenido desde el taller ha sido muy satisfactoria porque nos ha brindado un incentivo y un estímulo especial porque no sólo hemos aplicado las competencias y las técnicas operativas del taller sino que también incentiva la integración”.

El trabajo paralelo de ambas instituciones “fue muy importante para los chicos porque hubo momentos en donde aprendimos un montón técnicamente pero también de cuestiones que van más allá de lo visible y que nos forma como personas”.

Para “nosotros ha sido una experiencia muy linda y satisfactoria, lo tomamos de esta manera. Hay muchos bastones y claves musicales que nos llevaron mucho trabajo”. Una vez dicho esto se proyectó un video con imágenes del proceso de trabajo en las distintas instituciones educativas.

“Una luz de esperanza”

Por su parte el vicedirector de la Escuela Técnica “Vicente Pereda”, Mario Giaimo quien explicó que este “proyecto nace hace más de una década en una charla informal con una profesora sale la posibilidad de qué es lo que podemos hacer cuando se habla de construcción de conocimiento, de capacidades e incapacidades. Así consideramos unir las escuelas secundarias con las especiales para que cada uno con lo que sabe hacer lo pudiese llevar adelante”.

En esta oportunidad se hicieron los bastones “que están destinados a personas no privilegiadas económicamente, porque tampoco vamos a competir con el mercado local. Comenzamos a hacer una prueba piloto y funcionó”.

Este proyecto tuvo varias fases “en donde las dos escuelas interactuaban, con la ayuda de todas las personas y el alma puesta detrás en cada uno de los bastones”.

El último en hacer uso de la palabra fue el inspector de las Escuelas Técnicas, Pablo Etchechuri dijo que “esto que vemos hoy día nos deja una estela de esperanza que se puede trabajar en conjunto en proyectos solidarios y comunitarios”.

El acto finalizó con la entrega de las claves musicales a los Jardines N° 916 y N° 910 de nuestra cuidad para que puedan incluirlos en sus clases de música.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *