Suman 74 los distritos del interior que cuentan con basurales a cielo abierto


Así surge de un estudio elaborado por la Defensoría del Pueblo bonaerense. El relevamiento fue realizado en municipios donde no funciona el Ceamse y advierte que en estos predios, de superficies de una media de 90.000 metros cuadrados cada uno, no existe un patrón de tratamiento para los residuos. “El riesgo que provocan cobra relevancia si se tiene en cuenta que se encuentran, en promedio, a 2 kilómetros de la zona urbana más próxima, a 3 kilómetros de la escuela más cercana y a 4 kilómetros de los palacios municipales”, detallaron desde el organismo.
Un estudio hecho por la Defensoría del Pueblo bonaerense reveló que 74 municipios del interior bonaerense cuentan con basurales a cielo abierto con superficies similares a dos estadios de River, situación que genera “impacto negativo en el ambiente, en la economía y en la salud de las personas”.
El relevamiento fue realizado en municipios donde no funciona el Ceamse y advierte que en estos predios, de superficies de una media de 90.000 metros cuadrados cada uno, no existe un patrón de tratamiento para los residuos. “El riesgo que provocan cobra relevancia si se tiene en cuenta que se encuentran, en promedio, a 2 kilómetros de la zona urbana más próxima, a 3 kilómetros de la escuela más cercana y a 4 kilómetros de los palacios municipales”, detallaron desde el organismo.
Entre los distritos que cuentan con esta problemática se destacan algunos altamente poblados, como Bahía Blanca y General Pueyrredón (Mar del Plata), y otros pequeños, como Salliqueló y Tapalqué. Una problemática común en la mayoría de ellos es que se producen quemas, situación que genera mayor gravedad cuando se encuentran cercamos a asentamientos urbanos.
 
En Mar del Plata, relleno sanitario   
De los registrados, el predio más grande es el de Mar del Plata con 96 hectáreas. En esa ciudad, de 618 mil habitantes, se producen alrededor de 623 toneladas de residuos por día y aunque la zona urbana más cercana se encuentra a más de 5 kilómetros, 300 personas asisten al lugar a juntar cartón y desperdicios de comida.
De cualquier manera, sobre el caso de la ciudad balnearia, el informe destaca que “se trata de un predio de disposición final mediante relleno sanitario, que cuenta con aislamiento del suelo y tratamiento de líquidos”.
En cambio, en 25 de Mayo el basural se encuentra lindero al cementerio, a menos de cinco cuadras de la zona urbana y a solo ocho de una escuela, situación que se agrava por las “quemas periódicas” de residuos que allí se realizan.
Aunque a mayor distancia de lugares habitados, casos similares por la incineración se registran en 9 de Julio, Alberti, Ayacucho, Coronel Dorrego, Necochea, Balcarce, Benito Juárez, Bragado, Chascomús, Chivilcoy y Arrecifes. En este último distrito, si bien la zona urbana más cercana se encuentra casi a 2 kilómetros, las quemas complican “la visibilidad de los conductores que transitan sobre la Ruta 51”.
 
El problema de las quemas  
“Uno de los datos más alarmantes es que en 7 de cada 10 basurales a cielo abierto se producen quemas. Esto demuestra que no hay un cambio en el paradigma de considerar al residuo como un recurso”, aseguró el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.
En tanto, en distritos como Pehuajó y Capitán Sarmiento, si bien los basurales se encuentran a menos de un kilómetro de zonas urbanas, no se realizan quemas de residuos. E incluso, otros que no recurren a la incineración como Bolívar, Daireaux, Laprida, Pergamino y Lobos, tienen además planes o plantas de tratamiento especiales. El único de los distritos analizados que cuenta con una planta de reciclaje es Salliqueló.
 
Otros conflictos   
Una problemática distinta es la que presenta el predio de Tres Arroyos ya que se encuentra cerca de dos cursos de agua importantes. Asimismo, según el informe de defensoría, de los 74 basurales a cielo abierto del interior son cinco los que se encuentran a menos de un kilómetro de una escuela: Daireaux, Bolívar, General Alvear, Miramar y 25 de Mayo.
El estudio se complementará con una etapa de participación ciudadana, donde los vecinos de los distintos municipios podrán acercar a la Defensoría todo tipo de información, a través de una plataforma interactiva, donde podrán volcar sus denuncias por medio de fotos y videos, que permitirán elaborar un mapa definitivo y actualizado.
Según Lorenzino, “hoy la Provincia cuenta con recursos, como los recuperados por el Fondo del Conurbano, que abren la posibilidad de redirigir partidas para sanear esta deuda histórica con los bonaerenses”. “Se genera más de un millón de toneladas por año que van a parar a estos basurales a cielo abierto, por lo que eliminarlos tiene que ser una prioridad para el gobierno”, exigió.
Fuente: Agencia DIB 

EL SANEAMIENTO DE “ECOAZUL”


En Azul, en octubre pasado, comenzó el saneamiento del basural “EcoAzul”. Los trabajos están a cargo de la empresa Transporte Malvinas, a quien se le adjudicó la obra por parte del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). El predio de aproximadamente 19 hectáreas y más de 15 años de existencia será normalizado con aportes de la Provincia a la administración del intendente Hernán Bertellys.
Los últimos veranos, la ciudad fue noticia por reiterados incendios del basural, producto de actos de vandalismo, de las altas temperaturas y de los gases que genera la descomposición de los desechos.
Azul es uno de los municipios que presentó el plan de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos y obtuvo la aprobación de la Provincia. En función de la necesidad de sanear el predio, para cuidar a la comunidad, el municipio se ha comprometido a gestionar sus residuos de manera tal que no se vuelva a generar un nuevo basural, para lo que dispondrá en una celda transitoria, y mientras tanto la Provincia y la Nación están buscando soluciones superadoras para el mediano y largo plazo.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *